Economía y Empresas > DEBATE ECONÓMICO

Agua para su molino y (algún ruido) con los números de la economía

Lacalle Pou y Daniel Martínez manejaron cifras generales de la economía pero sin entrar en un debate acalorado sobre los datos

Tiempo de lectura: -'

01 de octubre de 2019 a las 23:31

En el bloque económico los candidatos Luis Lacalle Pou (Partido Nacional) y Daniel Martínez (Frente Amplio) -como era previsible- divulgaron números a favor de sus intereses electorales y con un contenido escueto, que se enfocó más en lo conceptual. 

Martínez destacó la mejora del salario real del 60% desde 2004, caída de la pobreza del 40% al 9%, la distribución más equitativa de la riqueza de América Latina de los últimos años, o el cambio de la matriz que permitió exportar energía en lugar de importar, como ocurría hace una década . 

Lacalle Pou por su parte dejó en evidencia la promesa no cumplida de la última administración de gobierno encabezada por Tabaré Vázquez y Danilo Astori de no subir impuestos, los desvíos e incumplimientos en las meta de déficit fiscal, inflación y deuda bruta que se plantearon como objetivo en la Ley de Presupuesto de 2015. También citó los números récord de concurso de empresas que se dieron en 2017 y 2018. El primer año con 117 casos, fue el número más abultado desde la crisis de 2002, según los datos que divulgó en su momento la Liga de Defensa Comercial (Lideco).

En materia de las cifras del mercado laboral cada candidato hizo jugar los números de forma que llevaran agua para su molino. El candidato oficialista admitió la pérdida de 50 mil puestos de trabajo en los últimos años, pero replicó que desde 2006 se crearon 300 mil nuevos empleos. 

En tanto, Lacalle Pou achacó con un aumento constante de la tasa de desocupación en el último tiempo. Los últimos datos oficiales del INE confirman esa aseveración. La estimación de la tasa de desempleo del período mayo-julio muestran una tasa de desocupación del 9,2%, 1,3 puntos por arriba de igual período del año pasado. En número absolutos, en el último trimestre se destruyeron unos 17 mil puestos de trabajo. 

Pequeños ruidos 

“Entre Ancap (...), más Pluna, más la regasificadora. Allí en ese despilfarro se va lo que los uruguayos pagan de IRPF al año”, lanzó el candidato Lacalle Pou cuando cuestionó el manejo de los recursos públicos durante los gobiernos del Frente Amplio. 

La capitalización de Ancap en 2016 fue por US$ 622 millones, más un préstamo puente por U$ 250 millones través de la CAF que gestionó el MEF le implicó una erogación al Estado por US$ 872 millones. Fijar un número definitivo a las pérdidas del negocio de la regasificadora es complejo por los juicios que aún enfrenta Gas Sayago. En su momento se estimó una pérdida por unos US$ 155 millones por ese negocio, aunque el Estado recuperó una garantía por incumplimiento de contrato por US$ 100 millones de la firma GNLS (el consorcio conformado por GDF-Suez y Marubeni).  

Finalmente las pérdidas de Pluna, el rojo más abultado fue la deuda por US$ 137 millones que el Estado debió asumir por la liquidación de la aerolínea de bandera porque era garante de un préstamo con el banco canadiense Scotiabank. Si bien luego se vendieron los aviones de Pluna, el Estado quedó en la cola de los acreedores y no pudo recuperar dinero.

En 2018, la DGI recaudó por IRPF $ 70.453 millones (unos US$ 2.174 millones al tipo de cambio cierre de ese año). Si se considera solo la recaudación de la categoría II (al trabajo) el ingreso por ese impuesto fue de $ 60.877 millones (unos US$ 1.879 millones). Por tanto, sumando los números rojos de estos tres negocio ( unos US$ 1.164 millones) no se estaría llegando a un equivalente o a un aproximado al impuesto que manejó como referencia Lacalle Pou. 

Por otro lado, Martínez buscó relucir su perfil como gestor de los recursos públicos en su gestión como intendente de Montevideo. “En la Intendencia de Montevideo recibimos un déficit alto y terminamos con un superávit del primer año de 7% y luego otros dos años de superávit” y con un “plan de obras que está revolucionando la infraestructura de Montevideo”.

“Cuando aumentan los recursos es más simple gobernar y el antecedente inmediato de Daniel Martínez es que ha aumentado los recursos de la Intendencia de Montevideo, cuando se jacta de un déficit; el déficit lo han pago con más recursos los uruguayos con multas, transferencias del gobierno central y patentes, entre otras cosas”, arremetió Lacalle Pou a su turno. 

De 2016 a 2018 la recaudación de la IMM por multas de tránsito prácticamente se duplicó al pasar de US$ 14 millones por año a US$ 25 millones. El año pasado, en tanto, se aplicó una bonificación en la tasa general municipal que implicó una renuncia fiscal de US$ 10 millones.

En cambio, sí hubo más transferencias desde el gobierno central. En 2018 totalizaron $ 2.252 millones, mientras que un año antes habían sumado $ 1.941 millones. En el acumulado a agosto de este año ya van $ 1.700 millones. 

La Intendencia de Montevideo recaudó US$ 701,5 millones en 2018, según se desprende de su último balance de ejecución presupuestal, por encima de los US$ 691 millones de 2017.


 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...