Polideportivo > HISTORIAS SOBRE CÉSPED

Andrea Fazzio, las manos sagradas del hockey uruguayo

Contadora de profesión, madre de tres hijas y arquera de Old Girls, lleva 36 años jugando al hockey donde ganó un Sudamericano y un bronce panamericano con Las Cimarronas atajando penales decisivos

Tiempo de lectura: -'

20 de octubre de 2020 a las 05:01

"A veces en la locura diaria no me daba cuenta de qué me aporta cada cosa en la vida, pero con el hockey me di cuenta que es algo que me hace feliz. Es mucho más que un deporte, es pertenecer a un grupo, es luchar por un objetivo, es sacrificarse para poder crear un recuerdo de aquel partido o aquel campeonato. Cuando uno se entrega y da todo de sí, la recompensa es mucho más grande de lo que te puedas imaginar". Las palabras pertenecen a Andrea Fazzio, golera eterna de Old Girls y golera de las primeras dos grandes conquistas del hockey sobre césped uruguayo. Contadora, esposa, madre de tres hijos y apasionada desde hace 36 años del deporte.

Corría el año 1997 cuando la convocaron por primera vez para defender el arco de Uruguay. Fue por el Panamericano junior, en Santiago. Ese mismo año la citaron para la selección mayor con la que debutó en el Sudamericano de 1998, también en Chile. A partir de entonces fue protagonista de una generación que escribió una historia gloriosa desde la nada. 

"Yo empecé jugando el pasto y viví el cambio de superficie a césped sintético, antes había offside que ahora no hay, después pasé de jugar en dos tiempos de 35 minutos a cuatro de 15', solo por nombrar algunos cambios. Hoy el hockey es mucho más rápido y mucho más físico, se puede decir que se profesionalizó muchísimo más", cuenta a Referí.

Fazzio empezó a jugar al hockey con siete años en The British Schools y a los 10 agarró el arco para nunca más abandonarlo. La génesis de la pasión está en la esencia del deporte: "Sentirme parte de un equipo me atrajo completamente". Probó también otras actividades: ballet, tenis, natación y hasta yachting. Pero el palo y la bocha pudieron más.  

Todo era aprendizaje y diversión hasta que en aquel 1997 defendió a Uruguay y se erizó por primera vez al cantar el himno nacional junto a sus compañeras vestidas de celeste. "Ahí empecé una búsqueda para potenciarme al máximo, dejando todo para poder sentirme orgullosa de ello". 

Con Jorge Norvay vivió el primer gran proceso de selecciones que desembocó en la conquista del Sudamericano de Chile 2000, en el cuarto puesto de la Copa América de Jamaica 2001 y en el primer premundial de la historia para Las Cimarronas, Francia 2002. 

Después llegó el argentino Ariel Holan, actual entrenador de Universidad Católica de Chile en fútbol, y obtuvo otro logro histórico: la medalla de bronce de los Juegos Panamericanos de Santo Domingo 2003. 

Bronce en Santo Domingo 2003

Las dos conquistas tuvieron un denominador común: penales ante Chile y atajadas determinantes de Fazzio. 

"Me paraba en la línea del arco sabiendo que había un equipo que contaba conmigo. No eran momentos de dudas, no había tiempo para amargarse por un penal no atajado. En los penales de Santo Domingo, mis cinco compañeras metieron todos y yo atajé uno. Increíblemente a la misma jugadora de Chile que le había atajado en el Sudamericano del 2000. No hay palabras para describir las miles de sensaciones y el placer de haber cumplido", expresa con nostalgia.

"Cuando llegó Holan ya éramos un grupo de Locas que dábamos todo. Él nos guió para potenciarnos en lo que éramos buenas, nos apasionó, creímos en su trabajo y nos hizo dar más. Nos trasformó en un equipo competitivo. Lo que logró con Uruguay debutando en hockey en Juegos Panamericanos y obteniendo medalla de bronce era algo completamente impensado. Fue una etapa de mucho sacrificio y entrega, que nos unió como equipo, y nos hizo volar lo más alto que pudimos. Hoy, 17 años después, sigo recordando esa etapa con muchísima emoción, acordándome de la sinergia que logramos como equipo. Fue mágico", explica a Referí.

En la Copa América de Barbados 2005

Fazzio también conquistó el bronce del Sudamericano de Santiago 2003, el de los Juegos Odesur de Buenos Aires 2006, alcanzó el cuarto puesto en la Copa América de Barbados 2004 y disputó los Juegos Panamericanos de Río 2007 con un séptimo puesto. 

Bronce en los Odesur 2006

No pudo disputar el Sudamericano 2008 en Uruguay por un conflicto que estalló entre las jugadoras y las autoridades de la Federación Uruguaya de Hockey Sobre Césped. 

"Ese fue un año triste para el hockey uruguayo y la verdad que me costó pasar la página. Pero fue un año feliz para mi esposo y para mí porque quedé embarazada de mi primera hija. Años después, estando Bettiana Ceretta de técnica de la selección mayor, pude ser parte del cuerpo técnico para aportar y disfrutarlo desde otro lado", revela.

"Ser jugadora de selección y tener que pagarte todo de tu bolsillo era parte de todo. Se entrenaba mucho y muy temprano para compaginar el deporte con horarios de estudios y trabajos, y también se buscaba la financiación. Yo lo tomaba como un plus para llegar más fuerte, como equipo, a las competencias. Chile ya hacía giras por Europa y en cambio nosotras tuvimos una época que ni cancha de hockey sintético teníamos en Uruguay. El sacrificio seguro era mayor y en ese momento que entrabas a la cancha, a jugar contra ellas, una se ponía a pensar en todo lo que había dejado, en todo lo que se había esforzado y eso siempre te hacía dar todo, y un poquito más también".

Desde los 18 años es dueña del arco de Old Girls, club con el que ganó los campeonatos uruguayos de 1998, 2003, 2008 y 2015. "Old Girls para mí es mi segunda casa", explica para que quede claro el concepto de sentido de pertenencia. 

Con sus tres hijas

Es madre de Guillermina (11 años), Valentina (9) y Clementina (7), esposa, contadora y licenciada en administración, socia de una empresa de importación y distribución de productos médicos, profesora de hockey en el Colegio Punta Carretas e integrante de la directiva de Old Boys Club & Old Girls Club. Es un mito viviente de este deporte en Uruguay. 

Festejo del 2015 con una de sus hijas

Y así y todo, llena de responsabilidades en el día a día y con una historia deportiva gloriosa a cuestas, tiene tiempo los fines de semana para seguir cuidando el arco de las azulgranas. 

Los 14 guadañazos
1- Un consejo que le dejó Holan: "Creer en uno mismo, que el equipo lo es todo y que el partido empieza 0-0 y está en nosotras escribir la historia. ¡Y sí que la escribimos!"
2- Una socia adentro de la cancha: "Alessandra Raso y Valentina Filippelli". 

Con Piru Pérez del Castillo y Ale Rasso

3- Una socia de tercer tiempo: "Bachi (Rossana) Paselle y Piru (María Noel) Pérez del Castillo".
 

Con Bachi Paselle

4- Una promesa del hockey uruguayo: "Mariu Vidal".
5- La mejor atajada: "Siempre me quedo con esas salvadas en una definición por penales que te dan un campeonato o una medalla".

Determinante para el título del Uruguayo 2015

6- ¿La mejor película deportiva?: "Invictus". 
7- Frase que la representa: "No trates de ser el mejor, sino que tu equipo sea el mejor".  
8- El peor bochazo: "Uno de mi amiga Bettiana Ceretta, gran tiradora de cortos, en una práctica me partió el casco y terminé con un corte en la oreja". 
9- Un plato que prepara: "La cocina no es lo mío".
10- Una ídola: "Cada jugadora que se ponga la celeste es mi ídola y soy la fan número uno de la selección". 
11- Otro deporte: "Todos. Amo el deporte". 
12- El mejor logro deportivo: "En la selección la medalla de bronce de los Juegos Panamericanos de 2003 y a nivel local, con Old Girls el campeonato del 2015".
13- Una decepción: "No haber podido debutar en la selección sala este año, por la suspensión del Panamericano a causa de la pandemia".
14- Un sueño por cumplir: "Nunca quiero dejar de soñar". 

Old Girls y Old Ivy son punteros

Se disputó el domingo la segunda fecha del Torneo Clausura en el que Old Girls y Old Ivy quedaron como punteros al ganar los seis puntos disputados. 

Old Girls goleó 3-0 a Biguá con goles de Cecilia Casarotti, Celina Musetti y Milagros Algorta. 

Old Ivy sorprendió a Náutico por 2-1 con goles de Belén Barreiro y Maite García contra uno de Emilia Arias. 

Old Christians está tercero al empatarle de atrás 2-2 a Carrasco Polo que en 7 minutos ya le ganaba 2 a 0. Sol Amadeo y Sofía Mora -ganadora el lunes del premio Charrúa en hockey sobre césped- marcaron para las polacas (campeonas del Apertura) pero Paloma Lagos y Paula Carvalho decretaron la igualdad. 

Por último, Woodlands derrotó a Yacht 3-1 con doblete de Constanza Barrandeguy y uno de Janine Stanley. Agustina Nieto marcó para Yacht que perdió sus dos primeros partidos.  

EquipoPTSPJPGPEPPGFGC
Old Girls6220051
Old Ivy 6220042
Old Christians4221043
Woodlands3210143
Carrasco Polo2202033
Náutico1201123
Old Sampa0100112
Biguá0100103
Yacht0200225

Tabla de goleadoras 

Teresa Viana (Carrasco Polo) 11
Belén Barreiro (Old Ivy) 9
Camila Piazza (Carrasco Polo) 7
Sofía Mora (Carrasco Polo) y Josefina Curci (Old Christians) 6
Agustina Taborda (Náutico), Constanza Barrandeguy (Woodlands) y Agustina Nieto (Yacht) 5
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...