Nacional > REFORMA

ANEP estrenará 2019 con nuevas carreras de Magisterio y Profesorado

Las nuevas carreras contarán con sistema de créditos igual a Udelar

Tiempo de lectura: -'

18 de junio de 2018 a las 08:00

Con la mira puesta en alcanzar el nivel universitario, el Consejo de Formación en Educación (CFE) de la ANEP estrenará en 2019 nuevos planes de estudios para sus carreras de Magisterio y Profesorado, los cuales tendrán un sistema de crédito igual al de la Universidad de la República (Udelar).

"Como no sabemos cuándo vamos a tener el título universitario, nosotros estamos en la tesitura de que necesitamos un nivel universitario en la práctica y para eso estamos trabajando", dijo a El Observador la directora del CFE, Ana Lopater.

Si bien la creación de la Universidad de la Educación es una de las prioridades legislativas del Frente Amplio, el tratamiento del proyecto de ley que a fines del año pasado el Ministerio de Educación envió al Parlamento para ser aprobado durante esta administración viene demasiado lento. El proyecto se encuentra a estudio de la comisión de Educación del Senado, donde los representantes del Partido Nacional y del Partido Colorado ya plantearon sus discrepancias respecto al modelo de cogobierno.

Paralelamente a lo que ocurre en el ámbito legislativo, el CFE hace dos años viene trabajando en la reforma de sus carreras docentes, no solo con el objetivo de alcanzar un nivel universitario sino también de otorgarles mayor flexibilidad para adaptarse a las necesidades de los estudiantes y así incrementar el número de egresados docentes.

Lea también: Universidad de la Educación obliga al FA a acordar con la oposición para no perder otra de sus prioridades

En un principio el objetivo era llegar a estrenar el nuevo plan de estudios de Magisterio en 2018, pero eso no fue posible. Por el contrario, este año sí se comenzó a aplicar el nuevo plan en la carrera de Maestro / Profesor Técnico, es decir, aquellos docentes que estudian para dar clases en la UTU.

"Empezamos con Maestro Técnico porque estaban dispuestos a empezar. Si bien todas las carreras querían reformar el plan, Profesorado y Magisterio nos pedían más tiempo", expresó Lopater. "Como Maestro Técnico ya venía con una serie de transformaciones desde 2012, ya estaban más preparados", agregó.

Sistema de créditos

La directora del CFE expresó que más allá de que cada carrera va a tener cambios ajustados a su currículo, existen algunos acuerdos generales que son válidos para todas las carreras. En este sentido, adelantó que la reforma implicará comenzar a tomar al crédito como unidad de medida del trabajo de los estudiantes.

Explicó que el sistema de créditos a utilizarse será el mismo que tiene la Udelar, donde un crédito equivale a 15 horas no solo de clase, sino también de estudio o de trabajos orientados por docentes. Para obtener el título docente en cualquiera de las carreras del CFE el estudiante deberá alcanzar 370 créditos.

Lopater subrayó que la ventaja de este nuevo sistema es que al ser el mismo que utiliza la Udelar permitirá reconocer a los estudiantes los trayectos realizados en dicha institución y viceversa.

Este sistema ya comenzó a regir para Maestro Técnico. En tanto, la carrera de Maestro en Primera Infancia lo tuvo desde sus inicios, dado que se inauguró el año pasado. Ahora resta la creditización en Magisterio y Profesorado.

Lea también: Gobierno anunció que no habrá ajuste salarial docente en 2020

Otro acuerdo general que tomó el CFE en torno a la reforma curricular de sus carreras es que estas dejarán de tener un núcleo común. De hecho ese espacio comenzará a llamarse núcleo equivalente porque cada carrera tendrá las variaciones necesarias al perfil del educador que se está formando.

Por otro lado, todas las carreras tendrán un porcentaje (20%) de asignaturas elegibles. Algunas de ellas las podrán cursar dentro de las optativas que ofrece el CFE y otras, en alguna otra institución, como por ejemplo, la Udelar. La jerarca manifestó que también se podrán elegir materias en alguna institución privada, pero para ello el estudiante deberá fundamentar la pertinencia.

Magisterio

En la actualidad la carrera de Magisterio está pensada para que se estudie en cuatro años, pero las cifras oficiales demuestran que solo uno de cada diez estudiantes se recibe en el plazo establecido. En promedio, los estudiantes demoran unos seis años o más para recibirse. Esto genera preocupación en las autoridades, ya que se contrapone con las necesidades del sistema educativo, donde la escasez de los maestros es un problema año tras año.

De hecho, en 2016 –último año del que hay números publicados- se recibieron 763 maestros, cuando el sistema genera todos los años 1.000 vacantes. A estas se suman los cargos nuevos que se están generando por la extensión de la educación de primera infancia.

Estudios realizados por el propio CFE demuestran que la diversificación de asignaturas con sus consiguientes evaluaciones y entregas, así como la alta carga horaria que suponen las prácticas docentes son algunos de los factores que influyen en el bajo número de egresados. Hoy además de las 36 horas semanales de clase, los estudiantes de Magisterio deben realizar prácticas de todo un turno (cuatro horas) en una escuela.

Al respecto, Lopater manifestó que la discusión sobre la didáctica práctica (prácticas) todavía no está saldada en Magisterio ni en Profesorado. No obstante, señaló que el nuevo sistema de créditos, al "no reducirse solamente al tiempo en que el estudiante está sentado en un silla en clase", implicará una disminución de la carga horaria de clase. De esta manera, el horario de asignaturas y prácticas no quedará tan ajustado.


Formación docente: un pilar de la reforma de Eduy21

La formación docente es una de las principales áreas estratégicas de transformación que propone la reforma educativa de Eduy21. El movimiento ciudadano - liderado por el exsubsecretario de Educación, Fernando Filgueira, entre otros, – postula la creación de un sistema universitario de formación docente, donde haya diversidad de prestatarios (no solo la Universidad de la Educación) y múltiples ofertas de grado y postgrado, regulados por el Estado. En este marco, se plantea la jerarquización de la profesión docente, con énfasis en la formación en servicio y gestión de centros educativos.

A su vez, Eduy21 plantea la creación de un nuevo estatuto docente, donde la antigüedad ya no será el único factor de ascenso en la carrera docente, sino que pesará también la evaluación anual y su formación. Además, se buscará cambiar el actual sistema de elección de horas, con el objetivo de que los docentes puedan dedicarse a un solo centro educativo (profesor cargo) y permanecer en él por más de un año. En este régimen, el director podrá contratar a los docentes que desee y el docente tendrá horas que no sean de aula para poder coordinar y estudiar.

Por último, propone la creación de un estatuto de centro educativo, que le otorgue autonomía para que el director pueda llevar a cabo el proyecto educativo que considere conveniente, siempre alineado con el marco curricular común.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...