Nacional > PARLAMENTO

ANTEL defendió en el Parlamento contrataciones excepcionales para el Arena

Las autoridades del ente explicaron en el Parlamento uno a uno las inversiones del proyecto que se inaugurará en setiembre

Tiempo de lectura: -'

04 de abril de 2018 a las 16:05

El ANTEL Arena, un proyecto que la empresa de telecomunicaciones comenzó a desarrollar en 2013, será inaugurado en setiembre de este año y tendrá un costo final aproximado de US$ 82 millones, según explicó el directorio de la empresa este miércoles ante la comisión de Industria de Diputados.

El representante nacionalista Nicolás Olivera había solicitado la comparecencia de los directores del ente, junto a la ministra de Industria Carolina Cosse, para que respondieran acerca de las reiteradas observaciones realizadas por el Tribunal de Cuentas a las contrataciones directas del ente.

La última observación había sido por la contratación de Berkes Construcciones, para las obras viales y de parquizado. El gerente general de ANTEL, Javier Emicuri, señaló que esa contratación, como muchas otras observadas por el tribunal, está amparada por el artículo 33 del Tocaf, literal C, que prevé casos de excepción en los que el Estado puede saltearse la licitación.

ANTEL recurre al numeral 22 de ese artículo, que permite la contratación directa para "servicios que se encuentren de hecho o de derecho en regímenes de libre competencia".


En diálogo con El Observador, Emicuri dijo que eso "no implica que ANTEL elija a dedo, sino que implica un proceso riguroso y competitivo para seleccionar la empresa". En la comparecencia ante el Parlamento las autoridades del ente explicaron el proceso llevado adelante por ANTEL para cada contratación por excepción.

"Hacemos un Data Room, convocando a todas las posibles empresas interesadas. Después, a las que presentan interés se les entrega información técnica para que hagan una propuesta. Las empresas entregan la propuesta técnica, que es analizada por nuestros técnicos, y una vez que vemos que esto cumple los requisitos recién ahí pasamos a una instancia económica donde el oferente de menor precio resulta adjudicatario", contó Emicuri.

Según el gerente, "en todo este proceso participaron más de 80 empresas y ninguna empresa se sintió afectada". Además, dijo que ANTEL "obtuvo precios que son extremadamente competitivos y convenientes para el Estado".

Olivera, sin embargo, opinó que "quien determina la legalidad o no de las contrataciones es el Tribunal de Cuentas, como dicta la Constitución, y el tribunal dice que son observadas por no cumplir la normativa".

El Tribunal de Cuentas observó desde un principio la obra del ANTEL Arena, objetando que contravenía el artículo 190 de la Constitución, que establece que "los Entes Autónomos y los Servicios Descentralizados no podrán realizar negocios extraños al giro que preceptivamente les asignen las leyes, ni disponer de sus recursos para fines ajenos a sus actividades normales".

En contrataciones particulares, el tribunal también ha objetado que ANTEL recurra al artículo 33 del Tocaf no como excepción, sino como norma.

Costos del proyecto

Por otra parte, el Directorio también informó acerca de los "números prácticamente finales" del proyecto, con los costos que acabará insumiendo cada área, totalizando alrededor de US$ 82 millones.

Más de la mitad de ese monto está destinado a la obra civil, que tiene un costo de US$ 44 millones y solo falta el 20% para terminarla. Por otra parte, la preparación del terreno previo a la obra, incluyendo la reubicación de las canchas de fútbol, costó US$ 3 millones.

El acondicionamiento del edificio (electricidad, aire acondicionado, e ingeniería del edificio) costó US$ 12 millones, mientras que la tecnología y el equipamiento (incluyendo las butacas retráctiles, las luces y el scoreboard, entre otros) insumió otros US$ 8,5 millones. A eso se le suman US$ 4 millones de recursos humanos, seguros, asesoramiento, y US$ 10,5 millones en el acondicionamiento del espacio exterior (parking, espacios verdes, juegos deportivos, circulación y entrada al arena).

Según Emicuri, la estimación del costo de la obra civil fue "bastante certera", ya que se había calculado un monto de US$ 40 millones. "Obviamente después hay otros costos", agregó el gerente, y dijo que hubo decisiones de inversión que se tomaron después de comenzado el proyecto.

Olivera también tiene sus reparos en este sentido. Según señaló, la empresa había dicho que el costo final sería de US$ 40 millones. Para el diputado nacionalista, el argumento de que ese número refería solo a la obra civil y no al total "es una picardía".

En octubre de 2015, el presidente de ANTEL, Andrés Tolosa, ya había dicho en El Observador TV que el costo final ascendería a aproximadamente US$ 80 millones. "El proyecto de obra civil es algo más de US$ 50 millones, luego hay que agregarle otros elementos que suman US$ 20 millones, por lo que va a estar en torno a los US$ 70 millones o un poco más", declaró en ese entonces.

Comentarios