Nacional > Seguridad

Apedrearon la camioneta de la Escuela Roosevelt en la zona misma donde había sido asaltada

Las autoridades del instituto consideran que fue una represalia

Tiempo de lectura: -'

06 de junio de 2019 a las 10:48

Los vidrios de una de las camionetas de la Escuela Roosevelt quedaron hechos añicos el lunes 3. Ese día, varias personas lanzaron piedras al vehículo cuando estaba en la zona de Hipódromo de Maroñas, días después de que hubiera sido asaltada. Las autoridades del instituto creen que fue un acto de represalia. 

Siete días antes, en el mismo lugar, dos hombres habían interceptado y disparado cinco veces contra una de sus camionetas. Una de las balas había entrado por el parabrisas y atravesado ambos brazos del chofer mientras conducía, intentando escapar de los delincuentes. Además, viajaban una auxiliar y cinco niños que estaban siendo trasladados hasta sus casas luego de la jornada escolar, informó entonces a El Observador Enrique Singlet, el titular del consejo directivo honorario de la institución. 

El caso conmocionó a la población y el patrullaje policial en la zona aumentó desde entonces. Por tanto, las autoridades de la escuela consideran que la apedreada fue en respuesta a esto. Además, días después del asalto se reunieron con el jefe de Policía de Montevideo, Ricardo Pérez, quien los aconsejó sobre cómo incrementar las medidas de seguridad para poder trasladar sin sobresaltos a los menores. Uno de los consejos que Pérez les dio fue que pusieran láminas de seguridad a los vidrios de la camioneta, contó Singlet. 

Sin embargo, el caso no terminó allí: este martes, otro de los vehículos de la Escuela Roosevelt fue baleado. En el trayecto de ida a la escuela, también en el Hipódromo de Maroñas, la camioneta recorría la calle Módena, mientras se producía una balacera entre delincuentes y el dueño del almacén al que habían entrado a robar. "Esta vez, no tuvo nada que ver. Fue una situación de inseguridad que escapó de nosotros", sostuvo Singlet. 

Sin embargo, el personal de transporte —conductores y auxiliares— de la escuela quedó conmocionado, en particular una de las asistentes: ella estuvo en el asalto, la apedreada y cuando el vehículo recibió la bala perdida. Los funcionarios resolvieron no ir a trabajar este jueves y en la escuela ya están pensando cómo abordar la inseguridad en instancias específicas, adelantó el director honorario. A la vez, indicó que también el personal se reunirá con el jefe de Policía de Montevideo. 

Singlet destacó la respuesta que recibieron las autoridades de la escuela tras la balacera. Gracias a las donaciones que les dio una empresa pudieron reparar las cubiertas dañadas y los vidrios rotos, que habían quedado así por las maniobras que el conductor tuvo que hacer y por las balas. 

La escuela Roosevelt tiene gastos mensuales de $ 2,7 millones, contó el director honorario. Quienes integran el consejo directivo no perciben dinero y los ingresos para enfrentar los costos vienen de diversas fuentes: un convenio con el INAU (Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay), ayuda de empresas privadas, el aporte voluntario de las familias de los alumnos y una cuota fija que pagan cerca de 700 socios. Ancap dona combustible, una empresa se encarga de mantener la piscina sin costo y, además, realizan actividades para recaudar dinero.  

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...