Cargando...

Fútbol > TORNEO INTERMEDIO

Así se vivió el clásico en el Campeón del Siglo entre insultos, hinchas y lío en la cancha

Peñarol y Nacional protagonizaron una nueva edición del duelo que fue de menos a más en la cancha y en la tribuna, pese a que era a puertas cerradas

Tiempo de lectura: -'

14 de diciembre de 2020 a las 05:04

Con un Peñarol sin chances en el Intermedio y un Nacional ya clasificado a la final del torneo y con la cabeza metida en los cuartos de final de la Copa Libertadores, el clásico del domingo por la última fecha de la fase regular del certamen tenía, en lo previo, poco en juego.

El principal atractivo era que se jugaba en el Campeón del Siglo, donde los aurinegros no iban a querer perder y donde los tricolores intentarían llevarse un triunfo de visitante en el segundo encuentro entre los grandes del fútbol uruguayo jugado en el escenario mirasol.

A diferencia de la pobre imagen del clásico de la niebla por el Apertura, el domingo el duelo tuvo goles, polémicas y fue vibrante de menos a más, en la cancha y en la tribuna.

Los hinchas y la avioneta

A pesar de que el clásico se jugó a puertas cerradas, hubo hinchas en una tribuna del Campeón del Siglo y también una gastada que vino desde el aire.

Cuando los jugadores de Peñarol salieron a calentar al campo de juego, un grupo de 15 hinchas apareció en la cabecera carbonera y comenzó a alentar a los futbolistas.

"A la gallina le tenemos que ganar, a estos putos les tenemos que ganar", fue el primer cántico que entonaron. Insólito. Luego, se escuchó un grito de "traidor" en lo que pareció ser un mensaje para Ignacio Lores, el exmirasol que hoy juega en Nacional.

Después, los hinchas, que lucían chalecos amarillos y que estaban a cargo de las banderas que decoraron las tribunas, tuvieron gritos de aliento para los jugadores, a los que despidieron con aplausos cuando fueron al vestuario.

Luego, desplegaron un trapo nuevo con la imagen de una locomotora y el año 1891.

Federico Abadie, administrador general del Campeón del Siglo, reveló a VTV que los "colaboradores" llegaron al estadio a la hora 10 para comenzar a colgar las banderas, que estaban debidamente "censados" y que una vez decorado el estadio de iban, salvo un grupo de cuatro que se iban a apostar en la Henderson para cuidar que no se cayera ninguna bandera y para luego proceder a retirarlas.

Mientras los jugadores de los dos equipos calentaban, también apareció una avioneta con un cartel que decía: "2 finales en 4 días. Tu papá".

La aeronave con el mensaje en alusión a las finales ganadas por Nacional el año pasado dio varias vueltas y luego se fue.

Así, con ese clima, fue la previa del clásico, que tuvo música aurinegra por los altoparlantes y un saludo a la distancia del presidente electo Ignacio Ruglio a los dirigentes de Nacional que están en la platea Henderson.

Ruglio también declaró en VTV que temprano en la mañana fue a saludar a los que llamó "hinchas" en el Campeón del Siglo para luego trasladarse a Los Aromos para reunirse con Mario Saralegui y saludar a los funcionarios del club.

Todas las voces

Peñarol sorprendió al salir a la cancha con unas remeras en homenaje a Diego Armando Maradona, el ídolo argentino y reconocido manya, a quien se recordó en un minuto de silencio encabezado por el fallecimiento del expresidente Tabaré Vázquez y del exdirigente Eduardo Rocca Couture.

El partido comenzó con las primeras indicaciones. “Más atentos”, les gritó Jorge Giordano a sus jugadores, mientras que en la siguiente jugada, en el primer corner de Peñarol, Mario Saralegui tomó agua sin prestarle atención al centro de su equipo.

En esos primeros minutos también se percibían las voces desde el campo de juego, como el “dámela” de Gabriel Neves a Ayrton Cougo en una salida.

Cuando había algún reclamo o grito desde el sector de los allegados de Nacional, se escuchaba un “shhh” para silenciarlo desde el lado de Peñarol.

A los 20 minutos volvió a aparecer la avioneta con el cartel. “¿La ley de derribo no se puede aplicar?”, preguntó un carbonero. En esa última pasada, la aeronave fue fotografiada por los efectivos de Policía que estaban en la platea.

Nacional se acercaba más y tenía la pelota, por lo que los hinchas de Peñarol que estaban junto a las banderas hicieron sentir su enojo. “¡Corran! No caminen. Deciles algo, Mariolo”, expresaron, pidiéndole al DT que incentivara a sus futbolistas.

Luego, vinieron los goles aurinegros y el sector mirasol explotó en ambos festejos, como lo hizo el de Nacional cuando descontó Neves y les dio la ilusión de volver a estar en partido.

El inicio del segundo tiempo tuvo el rápido empate de Nacional tras el saque para reanudar el partido y con el empate la tensión fue creciendo a medida que pasaban los minutos.

“¿Qué te dije?”, le rezongó Saralegui a Facundo Torres luego de definir mal en una pelota en la que el entrenador le pedía que la pasara al medio.

Giordano, por su parte, arengaba a sus jugadores con un “vamo', vamo'”, mientras que desde la platea tricolores gritaban “vamos que no tienen nada”.

A los pocos minutos llegó el primer reclamo por mano en el área locataria. “Fue penal Giménez”, gritaron los bolsos.

Final caliente

El viento se hacía cada vez más fuerte en el Campeón del Siglo y las banderas sonaban al ser sacudidas. Además, una nube negra empezó a tapar el cielo y se largó la lluvia.

Nuevamente los tricolores reclamaron otra mano en el área que el juez no vio.

Y cuando pasaban los 60 minutos, el sector de los albos estalló al unísono, como si todos hubieran recibido un mensaje en el que alguien que veía el partido por TV les confirmaba que habían sido penales ambas situaciones.

“¡Dos penales te comiste! ¿Dónde se vio?”, se escuchó entre los tantos gritos que formaron parte del reclamo más fuerte del sector visitante en el partido. Varios de los dirigentes permanecieron bajo la lluvia mascando bronca por la actuación arbitral.

Con un clima cada vez más caliente, el partido siguió y Saralegui mandó a la cancha al argentino Ariel Nahuelpán para su debut oficial, quien fue recibido con un “vamos pelado” desde la tribuna.

A los 81’ los carboneros se tomaron la cabeza al ver cómo se perdieron un gol en un contragolpe que el David Terans pudo definir, pero terminó cediendo la pelota al argentino, a quien se le fue larga. En esa jugada también le reclamaron a Giménez que debió mostrarle la segunda amarilla a Alfonso Trezza.

Luego, Peñarol tuvo un penal que hizo calentar aún más a los tricolores y que el Canario Álvarez no pudo concretar porque Sergio Rochet tapó su tiro. Pero en el rebote, Nahuelpán llegó primero y la empujo de zurda para poner el 3-2 y marcar un gol que ya se metió en la historia aurinegra y de los clásicos.

Toda esa escena fue acompañada por un arcoíris que se hizo presente detrás del arco tricolor, cuando los nubarrones ya habían pasado pero en la cancha seguía la tormenta.

Giordano mandó a Papelito Fernández y tuvo una gran ocasión que Kevin Dawson le tapó de forma notable, lo que se gritó como un gol.

De esa jugada salió una contra con Torres, quien al acercarse al área fue bajado por Neves. El volante tricolor vio la roja, sin reclamar nada. Desde el sector tricolor hubo aplausos para su jugador y desde la zona aurinegra algunos se acercaron a la zona del túnel para increpar al jugador.

Eso no cayó nada bien en los albos, lo que generó que algunos allegados salieran de su zona rumbo a la que estaban los aurinegros, lo que llevó a que intervinieran efectivos de seguridad de ambos clubes y de la guardia privada.

El partido no dio para más y finalizó con triunfo carbonero. Pero los ánimos estaban muy calientes y hubo empujones dentro de la cancha. En la platea, los manyas festejaban el primer triunfo ante su tradicional rival en el Campeón del Siglo, mientras que los bolsos se quedaron esperando hasta que se fuera Giménez para hacerle saber, una vez más, su descontento por sus fallos.

El clásico, que parecía que tenía poco en juego por la condición en que llegaban ambos equipos en el Intermedio, dejó en claro que estos partidos siempre hay motivos para dejar todo en la cancha y en las tribunas.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...