Fútbol Internacional > Liverpool campeón

Así vivió el embajador británico la derrota de su Tottenham en la final de Champions

Ian Duddy miró el partido en un bar junto a hinchas uruguayos y lo resumió con una frase diplomática

Tiempo de lectura: -'

01 de junio de 2019 a las 20:54

Veinticinco segundos duró la expectativa de un grupo de hinchas de Tottenham que se juntaron en un bar de la zona de Pocitos, en Montevideo, para ver la final de la Champions League entre su equipo y Liverpool. Entre ellos estaba el embajador británico en Montevideo, Ian Duddy, que es un reconocido fanático del club de Londres y que organizó la juntada.

“Estoy solo un poquito nervioso”, dijo Duddy al ser consultado por Referí unos 10 minutos antes del inicio del partido, como buscando calmar su ansiedad. Luego recorrió distintas mesas del bar y cuando faltaban un par de minutos para el arranque del encuentro se acercó al grupo más numeroso de hinchas con cara cómplice. “Ahora sí un poco más nervioso”, comentó entre risas.

El diplomático miró el partido junto a un grupo de uruguayos seguidores de Tottenham e hinchas de Villa Española en Montevideo y a otras tres jóvenes que participaron de un sorteo organizado por el embajador en redes sociales. También fue acompañado por funcionarios y allegados a la embajada británica, mientras del otro lado del bar un grupo de hinchas de Liverpool esperaba con bastante más cautela.

Ni bien empezó el partido el juez pitó el penal para Liverpool y vino el gol de Mohamed Salah. Quienes estaban al otro lado del bar lo gritaron y marcaron la cancha. Los rojos eran los favoritos tras haber caído en la final del año pasado ante Real Madrid y luego de eliminar en las semifinales de la presente edición al Barcelona de Lionel Messi y Luis Suárez.

Para los hinchas de Tottenham después del penal todo fue remar, sufrimiento y nervios. El embajador cambió varias veces de lugar pero siempre compartió cerveza con los integrantes de las distintas mesas.

“Obviamente para mí no fue penal. Tomar una decisión así a los dos minutos de partido es muy fuerte”, dijo Duddy a Referí en alusión a la jugada donde el juez cobró la pena máxima por la pelota que dio entre la mano y la axila del mediocampista del Tottenham Moussa Sissoko.

Las dudas del penal

“¿Tienen seguro contra incendio acá? Porque se quema todo”, repitió varias veces en tono de broma después del penal uno de los aficionados uruguayos, que vestía una remera del golero francés Hugo Lloris.

Otro de los hinchas, que tenía una remera de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota con los colores de Villa Española, insistió todo el primer tiempo en que la jugada del arranque del encuentro  no fue penal sino que “fue sobaco”. La Real Academia Española define “sobaco” como la “concavidad que forma el arranque del brazo con el cuerpo”.

Expectantes, del otro lado del bar los hinchas de Liverpool permanecieron callados y así llegó el entretiempo.

Duddy, en tanto, reconoció que la presión de los rojos complicó a su equipo pero dijo que esperaba la entrada de Lucas Moura, encargado de clasificar a los londinenses a la final con un triplete ante Ajax en la semifinal.

El gol que no llegó

Al inicio del segundo tiempo el embajador permaneció sentado solo durante cinco minutos. Después se paró y empezó a recorrer el bar. La expectativa de los fanáticos de los Spurs creció cuando entró Lucas Moura sobre el minuto 66.

Por ese entonces el dominio de la pelota era casi total para Tottenham, aunque cada veloz contragolpe de Liverpool en los pies de Mané parecía tan punzante que cortaba el aire y generaba varios suspiros.

A los 68 minutos un tiro del atacante que pasó a centímetros del palo de Hugo Lloris generó un “uhhh” de los hinchas del Liverpool, que fue replicado con un “shhh” de los uruguayos seguidores de Tottenham.

El equipo de Londres tuvo varias veces el gol pero no concretó, hasta que a los 87 minutos Divock Origi liquidó el partido con el segundo tanto para Liverpool. “Será el próximo año”, lamentó de inmediato Duddy en diálogo con los otros hinchas.

Los seguidores de Liverpool, que estaban del otro lado del bar, se animaron a cantar.

“La clave es que jugaron con el corazón. Se corrigieron los errores del año pasado y pudimos ganar la copa”, dijo a Referí Callum Steel, un joven nacido en Liverpool que vive en Montevideo junto a su novia uruguaya.

Consultado por Referí, el embajador Duddy describió el partido y parte de su bronca con una frase diplomática cuando ya caía la tarde en Montevideo. “Tuvimos muchas chances pero nos faltó el gol, y al final esa es la clave. Al menos la copa se queda en Inglaterra”, concluyó. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...