12 de junio 2024
Dólar
Compra 37,90 Venta 40,30
1 de febrero 2023 - 11:38hs

El exjefe de seguridad presidencial, Alejandro Astesiano, utilizó el sistema de cámaras de videovigilancia del Ministerio del Interior para documentar los movimientos del presidente del PIT-CNT, Marcelo Abdala, el día de su accidente en Punta Carretas y envió las imágenes al Ministerio del Interior, informó La Diaria y constató El Observador.

El exjefe de seguridad compartió con el director ejecutivo de la Policía, Jorge Berriel, el material gráfico con el recorrido del auto de Marcelo Abdala antes del choque y le envió un audio al secretario privado de Lacalle Pou, Nicolás Martínez: “Hay que matarlo a este hijo de puta”.

Más noticias

Esta información se desprende de los chats y los audios entre Astesiano y Berriel, y Astesiano y Martínez a los que accedió El Observador y que forman parte de la carpeta fiscal, aunque todavía no fue analizado por Gabriela Fossati, a cargo de la investigación.

Abdala chocó el 4 de febrero de 2022 en el barrio Punta Carretas y el test de alcohol le dio positivo.

Tras recibir la información de parte del comisario Héctor Ferreira, en ese entonces subdirector nacional de la Policía, Astesiano le informó a Martínez de lo que estaba sucediendo. Le envió algunas imágenes y escribió: “Borracho esta prensa en el lugar del accidente" (sic).

“¿Qué hacés Fibra? ¿Esto fue ahora? ¿Chocó este mamado?”, le respondió el secretario privado del presidente al custodio a través de un audio.

“Sí ahora estoy q le hagan aspirometria ya” (sic), respondió por texto Astesiano.

“Ok”, le dijo Martínez. Y agregó: “X ahora nada en prensa” (sic).

A los pocos minutos Astesiano le volvió a hablar por audio:

“Nico, tengo todo armado por el general (no se entiende lo que dice). Tengo dos policías de tránsito ahí también”.

Y en otro mensaje de voz le dijo: “Las cámaras no me dejan ver mucho, viste. Pero estoy con todo eso ahora. Ya estoy pidiendo resultado de espirometría y todo”.

Y finalmente le anunció: “Nico, 1,53 le está dando la espirometría. Ahora dispuso el jefe de policía que vaya el coordinador hasta ahí y el jefe de zona al lugar ¿ta? 1,53 la espirometría”.

Acto seguido le reenvió las imágenes que le había mandado Ferreira: fotos del auto, la libreta de conducir de Abdala, el resultado de la espirometría, entre otros documentos vinculados al hecho.

“Está en el horno”, le escribió Martínez. “Además se dio a la fuga, lo agarraron a dos cuadras”.

Y Astesiano le dice en audio: “Nico ya es tiempo nosotros de matarlo. Hay que matarlo, bo. Que se pongan las pilas: hay que matarlo a este hijo de puta”.

Y cierra: “Estoy a la orden, Nico”.

Martínez no le volvió a contestar.

Al día siguiente, el 5 de febrero, Astesiano se comunicó con Berriel, a quien le envió imágenes obtenidas de las cámaras de vigilancia que utiliza el Ministerio del Interior y a las que él tenía acceso tanto en Torre Ejecutiva como en la residencia de Suárez y Reyes por su condición de jefe de la seguridad presidencial.

El Observador ya había informado que Astesiano usaba las cámaras para cuestiones que nada tenían que ver con la función o el rol que cumplía.

“La que va caminando es de la mañana temprano y la que está el video borroso es a las 4 y pico de la tarde. Pasa que el sol jode la cámara”, le comentó en un audio al director ejecutivo de la Policía tras mandarle cuatro imágenes con todos los movimientos previos  del presidente del PIT-CNT durante el día del accidente.

Temas:

Alejandro Astesiano Marcelo Abdala El ministerio ediciones Caso Astesiano

Seguí leyendo

Las más leídas

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos