Nacional > SAINT BOIS

Bianca, una niña afectada por el error del Mulsiferol

Los padres denunciaron a las autoridades de ASSE; ayer fue la audiencia

Álvaro Smith y Macarena Melo son los padres de Bianca

Tiempo de lectura: -'

23 de septiembre de 2017 a las 05:00

Álvaro Smith y Macarena Melo demandaron a las autoridades de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) en la Justicia penal. Hace tres meses, su hija Bianca consumió el fármaco Mulsiferol en dosis de adultos luego de que en la farmacia del Hospital Saint Bois le dieran el medicamento equivocado. La bebé –que ahora tiene cuatro meses– no presentó síntomas en el momento, pero un análisis determinó que tenía hipercalcemia, es decir, exceso de calcio en sangre por el error en el suministro del fármaco. El Mulsiferol es vitamina D y se utiliza para fijar el mineral en los huesos, pero en grandes cantidades puede dejar residuos de calcio tanto en la sangre como en los riñones.

El caso de Bianca no fue el único, pero sus padres fueron los primeros en tomar acciones legales contra los jerarcas. Por ese motivo, este viernes fue la primera audiencia en la Justicia penal y el matrimonio Smith fue a declarar, porque la familia quiere encontrar a los responsables de la equivocación.

El pediatra de la niña no le indicó Mulsiferol sino Viosterol, la vitamina D pediátrica. Cuando fueron a buscar el medicamento a la farmacia del centro les dieron la presentación de adultos y el matrimonio pensó que había cambiado el nombre del medicamento. "Tenemos seis hijos y ya habíamos usado Viosterol antes. Uno confía en lo que le dan y piensa que es lo que está bien", dijo Smith a El Observador.

Entonces empezaron a seguir las indicaciones del médico. Bianca tomó ocho gotas diarias del fármaco por 25 días, como les había indicado el profesional. No había síntomas, lo único que los padres notaban era que la niña estaba "un poco más inquieta" que antes. "A mí me llamó la atención que el medicamento no tenía cuentagotas, como el que me acordaba de mi otra hija, pero pensamos que había cambiado la presentación. ¿Quién va a dudar de lo que le entregan en la farmacia?", consideró.


Hasta que recibieron la llamada de ASSE. El 28 de junio les dijeron que irían a controlar a su hija a su casa, pero no le explicaron qué pasaba. Smith cortó el teléfono y volvió a llamar, porque no le "caía la ficha" de qué estaba mal con Bianca. Entonces le contaron que la niña había tomado un fármaco para adultos, pero las explicaciones siempre fueron escasas hasta que llegaron los médicos.

Una vez en su casa, los pediatras consideraron que Bianca necesitaba más estudios y la trasladaron al Hospital Pereira Rossell. En la ambulancia no solo viajaba el matrimonio con su hija, había tres madres más que habían sido contactadas por el organismo. Smith recordó que la emergencia del centro pediátrico estaba "colapsada" cuando llegaron, porque un equipo especial revisaba a los 109 niños que habían tomado el medicamento equivocado.

Al hombre le molestó que le hicieran firmar papeles antes de que estudiaran a su hija. Primero firmó un documento en el que reconocía que ya habían retirado el medicamento y luego tuvo que firmar otro en el que decía que su hija estaba "en buen estado". Sin embargo, a las cuatro horas los análisis demostraron que Bianca tenía hipercalcemia y ASSE ya se había hecho de los dos papeles. "Cuando la vi, le dije a Susana (Muñiz) que me había molestado que me hicieran firmar antes", afirmó.

Hoy Bianca está mejor. Sus niveles de calcio descendieron a 10,4 cuando dejó de tomar el Mulsiferol, pero los últimos estudios mostraron que había subido a 10,7. De todos modos, la niña se encuentra en los valores normales y por ahora no tuvo secuelas después del error. Sin embargo, tanto la familia como los médicos están a la espera de qué pasa con la bebé, porque no hay antecedentes en ninguna parte del mundo de un error con este medicamento y no sabén cómo sigue la recuperación.

La audiencia

La gran ausente en la audiencia de este viernes fue la presidenta de ASSE, Susana Muñiz. La jerarca tenía una inauguración en una policlínica en La Pedrera (Rocha) y por eso le pidió permiso al juez José Gómez para declarar en otra oportunidad.

A Smith le molestó que Muñiz no fuera al juzgado. El hombre contó que la jerarca estuvo presente luego de que se encontrara el error y se contactó con la familia, pero le pareció un "mal gesto" que Muñiz priorizara el evento en La Pedrera. "Me cayó mal que no fuera al juzgado. Hubiese sido mejor que mandara a otra persona en su lugar a la inauguración y fuera a declarar", consideró.

En representación del organismo fue el gerente general de ASSE, Richard Millán, que también había sido citado a declarar. Además concurrieron el director del Hospital Saint Bois, Eduardo Ferrazzini, la química farmacéutica del centro y el gerente de marketing del laboratorio que comercializa el producto.


Millán dijo a la prensa que todavía hay una investigación administrativa en curso para determinar quiénes son los responsables por el error. Por el momento solo fue separada del cargo la química de la farmacia del Hospital Saint Bois, a quien también le retuvieron el sueldo. El gerente sostuvo que se comprometió con el juez a presentar los resultados de la investigación interna una vez que termine el plazo.

Si bien Millán afirmó que no recibieron demandas de más familias, los padres de otros niños afectados por el error también pidieron asesoramiento legal y denunciarán a las autoridades en los próximos días. En ese sentido, el jerarca afirmó que tanto él como Muñiz se presentarán a declarar "con toda la responsabilidad" que les corresponde y aclararán lo que ocurrió en el Hospital Saint Bois.

La familia Smith, en tanto, espera que la investigación judicial permita encontrar a los responsables de suministrar el medicamento equivocado. "Ahora hay que esperar a ver si se archiva el expediente o si alguien va preso por lo que pasó", señaló el hombre.

Más familias preparan demandas contra ASSE

Hubo 233 niños que recibieron Mulsiferol en dosis de adultos en el Hospital Saint Bois a finales de junio. De ellos, 109 efectivamente lo consumieron y 26 presentaron hipercalcemia, es decir, exceso de calcio en la sangre. Solo cinco tuvieron nefrocalcinosis, que ocurre cuando hay restos del mineral en los riñones, y Emma fue uno de ellos.

La abuela de la niña, Sandra González, dijo a El Observador que la bebé se encuentra mejor y contó que estuvo 32 días internada en el Hospital Pereira Rossell. El error en el suministro de la medicación determinó que Emma tuviera problemas de crecimiento porque le cuesta mucho aumentar de peso.

La familia ya pidió asesoramiento legal y piensa demandar a las autoridades de la Administración de Servicios de Salud (ASSE) en los próximos días. Esperan que la Justicia encuentre a los responsables de la equivocación, ya que no saben qué consecuencias tendrá el error en la niña en el futuro.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...