Nacional > DIPUTADOS

Blancos se comprometen a aprobar ley de financiamiento de partidos en próxima legislatura

Se creará una comisión especial para discutir y aprobar un proyecto de ley sobre el asunto en seis meses

Tiempo de lectura: -'

18 de diciembre de 2019 a las 05:01

Las bancadas de Diputados de los diferentes políticos votaron en la tarde de este martes una moción donde se comprometieron, luego de una propuesta del Partido Nacional, a crear una comisión especial con un plazo de 180 días -a partir de febrero del año próximo- para "dar aprobación a un proyecto de regulación de financiamiento de los partidos políticos" tomando como base el proyecto aplazado en esta legislatura. 

En el documento firmado por legisladores de todos los partidos presentes, se establece el compromiso de que la normativa final contenga una "regulación de los topes de aportes de candidatos" y permita "minutos de publicidad gratuita", además de desarrollar "mejores controles y sanciones mas estrictas sobre el financiamiento de los partidos" y programar una "limitación del financiamiento empresarial".

La moción se logró luego de una tarde de negociaciones. El quinto punto del orden del día de la sesión extraordinaria de la tarde era la discusión del financiamiento de los partidos políticos. Ya caía la tarde sobre el Palacio Legislativo cuando la bancada del Frente Amplio, apenas comenzada esa sesión especial, pidió para tratar como urgente ese punto. Y no tuvo mayores problemas: por 50 votos en 74, logró dar comienzo a la discusión.

El primero en tomar la palabra fue el diputado nacionalista Gustavo Penadés, quien después de expresar que lamentaba mucho la votación que se acababa de realizar, comenzó a hablar de una propuesta que la bancada del Partido Nacional (PN) se había comprometido a llevar adelante. 

"Queremos hacer una propuesta en la cámara en nombre del PN para que pueda ser analizada por todos los partidos políticos que hoy se encuentran en sala. Reconocemos la trascendencia que tiene la aprobación de una nueva ley de financiación de partidos políticos. El Uruguay ya tiene una que es perfectible, que es mejorable, que necesita ser modificada. En eso coincidimos todos. Pero entendemos que no es ni esta la oportunidad, ni este el momento político, ni este el proyecto en el que debiéramos de trabajar", comenzó diciendo.

Luego, en su oratoria, presentó el compromiso nacionalista -que luego resultaría exitoso- de aprobar esta ley en los primeros seis meses de la próxima legislatura.

En un principio, no tuvo el visto bueno de la bancada frenteamplista. El representante oficialista Felipe Carballo tomó la palabra luego del herrerista y se negó a aceptar la oferta de los blancos.

"Nosotros conocemos esta propuesta que el diputado del Partido Nacional acaba de realizar. La estuvimos analizando en el ámbito de nuestra bancada y obviamente que este no es un proyecto nuevo, es un proyecto que ingresó a esta Cámara hace mucho tiempo, que viene con los votos desde el Senado de todos los partidos y obviamente que en este año hemos tenido la dificultad de poder avanzar", dijo.

Uno de los principales obstáculos que tuvo el oficialismo para aprobar esta ley tiene nombre y apellido: Darío Pérez. A fines del año pasado el diputado frenteamplista retiró de la sala y dejó a su partido con solo 49 votos. En esta oportunidad, en cambio, dejó a un suplente en su lugar. 

El discurso del dirigente de la lista 711 continuó: "Pero la bancada del FA está en condiciones en el día de hoy de avanzar en el tratamiento y en la aprobación de este proyecto. (...) Hemos definido en nuestra bancada continuar con el tratamiento de este tema en el día de hoy".

En eso, Fernando Amado, que ganó su banca como dirigente del Partido Colorado pero que en las últimas elecciones nacionales hizo alianzas con el Frente Amplio y que en la tarde de este martes le había dado mayorías al oficialismo para aprobar la ley de alcohol, pidió la palabra. El político, que tenía reparos sobre la ley y que hasta el momento no tenía definido su voto, arrojó sobre el micrófono una típica frase parlamentaria que le dió respiro a los nacionalistas: "quiero pedir un cuarto intermedio de 10 minutos".

En ese lapso de negociación -que terminó extendiéndose a 50 minutos-, Amado jugó un rol articulador. Fue a hablar con el diputado Alejandro Sánchez (MPP) y otros representantes frenteamplistas porque entendía que la propuesta de Penadés era sensata y que aprobar algo ahora que iba a ser modificado en pocos meses, con la asunción de la nueva legislatura donde cambiará la correlación de fuerzas, no tenía sentido.

En un momento, Sánchez se fue de sala y, cuando volvió, tenía un papel en la mano. Junto con Amado y otros legisladores, se acercaron a dónde estaban sentados los nacionalistas y le mostraron el documento. Minutos después, esa hoja tenía la firma del diputado del MPP, la del exdirigente colorado y la de Penadés además de las de Carballo, la de los colorados Ope Pasquet y Tabaré Viera, el independiente Iván Posada y el representante del Partido de la Gente, Daniel Peña.

La secretaria de la presidenta de la Cámara leyó el texto: era la moción que aprobaba la oferta de los blancos. Las 79 manos que estaban presentes levantaron la mano y se levantó la sesión. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...