Mundo > Cambio de mandos

Bolsonaro en cumbre de Mercorsur: "No podemos aceptar retrocesos ideológicos"

La vicepresidenta uruguaya, Lucía Topolansky, abordó la crisis boliviana y plantó que no se podía actuar como "si el Mercosur fuera un paraíso" 

Tiempo de lectura: -'

05 de diciembre de 2019 a las 15:21

El presidente brasileño, anfitrión y en ejercicio de la presidencia del Mercosur, abrió la reunión de presidentes y jefes de Estado que se celebra este jueves en en la Villa de los Viñedos de Bento Goncalves, en Rio Grande del Sur,  leyendo un breve texto en el que en el marco de "la agenda de reformas" que avanza su país otorgó "un papel central" al bloque de integración regional.

En esa perspectiva, Jair Bolsonaro apuntó que no se podía perder tiempo para darle vitalidad al organismo "ni podemos aceptar retrocesos ideológicos", un mensaje con destinatario: el presidente electo de Argentina que el próximo martes sustituirá en la Casa Rosa a Mauricio Macri, y con el cual el mandatario brasileño ha tenido cruces polémicos.

Bolsonaro afirmó que Brasil se estaba abriendo al mundo y en ese sentido esperaba algo similar del bloque, comenzando por reducir su estructura y el Arancel Externo Común, un asunto espinoso en el que encontrará resistencia de la Argentina de Alberto Fernández y quizás de algún otro socio, como Uruguay, que si bien estará cercano en la idea política pondrá matices en las políticas comerciales, como ya lo adelantó el presidente electo Luis Lacalle Pou.

El mandatario brasileño cerró su intervención reclamando "más que nunca" una posición a favor de la democracia. Luego entregó la presidencia pro tempore del Mercosur al "hermano paraguayo" Mario Abdo Benítez.

El presidente de Paraguay agradeció a su par brasileño el apoyo a la "democracia", en relación a la crisis política de agosto pasado que puso en jaque el gobierno de Abdo.

Macri, que se despide de la presidencia argentina y por lo tanto del Mercosur, coincidió con Bolsonaro al advertir que "no se podía abandonar" lo avanzado en el Mercosur, según recogió Folha de Sao Paulo. 

El tema de la sucesión presidencial en Bolivia fue abordado por los mandatarios y la voz discordante la llevó la vicepresidenta uruguaya, Lucía Topolansky, en representación del presidente de Tabaré Vázquez, reiteró que en ese país hubo un "quiebre institucional" y que no se podías actuar como si el Mercosur fuera un paraíso porque no lo es.

"Estamos en un contexto regional preocupante, donde muchos países están enfrentando conflictos institucionales, con violaciones de los derechos humanos y pérdidas de vidas", sostuvo Topolansky.

Macri, por su parte, valoró el papel de la presidenta interina boliviana Jeanine Añez "que busca la paz democrática" y la canciller boliviana del gobierno que sucedió al renunciante Evo Morales, Karen Longaric, negó que en su país se hubiera producido un golpe de Estado.

Topolansky concluyó su intervención refiriéndose al resultado electoral en Uruguay donde "ganó quienes se opusieron a nosotros" y que en la próxima reunión de Mercosur "quien estará aquí será un uruguayo, porque en mi país todos somos uruguayos".


 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...