Nacional > PARLAMENTO

Bomberos denuncian destacamentos “vacíos” por falta de personal y camiones “atados con alambre”

Los trabajadores contaron ante el Parlamento que hay cuarteles "ruinosos" como el de Melilla que "se inunda cada vez que llueve"

Tiempo de lectura: -'

15 de noviembre de 2018 a las 15:20

La falta de personal, las condiciones de trabajo, los problemas en la flota de vehículos y destacamentos de Bomberos en "estado ruinoso" fueron algunas de las situaciones denunciadas por un delegación de Sindicato de Funcionarios Policiales de Montevideo que asistió este miércoles a la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados para plantear su preocupación por las carencias que enfrentan.

El delegado de los funcionarios, John Seballe, dijo ante los legisladores que la atención a la población por parte de los bomberos es “pésima” y que esto se debe a una “cuestión muy grave” como es la falta de personal. Según cálculos del sindicato, faltan “alrededor de mil trabajadores” para poder brindar una atención “adecuada y profesional”. El dirigente Ricardo González agregó que los funcionarios están haciendo entre 240 y 260 horas mensuales, mientras la normativa del Ministerio del Interior indica que deben trabajar 192 horas.

La abogada del gremio, Flavia Nardone, contó que hay bomberos “que se duermen en sus puestos de trabajo debido a la cantidad de horas que trabajan y que por el cansancio el cuerpo no les resiste”, según consta en la versión taquigráfica de la sesión.

Seballe puso como ejemplo de la falta de personal, la situación que se vive en el destacamento del puerto de Montevideo, que también abarca a la Ciudad Vieja. Allí hay dos bomberos de guardia: un chofer y un combatiente. “El combatiente es el que atiende los siniestros, como incendios y demás (…) mientras que el chofer además de conducir, alcanza el agua y los materiales”, explicó y recordó que décadas atrás la dotación de un camión de bomberos era de nueve personas, mientras que ahora son dos.

“Realmente es muy complejo desarrollar la tarea con solo dos personas. Los compañeros que han tenido que atender solos un siniestro han tenido problemas, porque se intoxican. Es probable que algún día tengamos un problema mayor, grave, por no contar con la cantidad necesaria de personal”, expresó, antes de contar que la recarga de trabajo se les estaba haciendo “muy pesada” y que tenían un “gran índice de compañeros que terminan internados en diferentes hospitales psiquiátricos. A veces, están por un tiempo; a veces, meses. En otros casos, han llegado al suicidio”, dijo.

En el caso del puerto, cuando los trabajadores salen a la Ciudad Vieja “el destacamento queda abierto y en manos del que pueda entrar”, reveló Seballe.

Pero esta falta de personal no se restringe únicamente a la capital. En el interior, es común que sean los vecinos quienes atiendan el teléfono y custodien los destacamentos cuando los bomberos salen a atender alguna urgencia, contaron los trabajadores.

Situación edilicia y camiones “atados con alambre”

Los trabajadores también denunciaron las “condiciones ruinosas” en que se encuentran los destacamentos y contaron que el de Melilla se “inunda cada vez que llueve”. De hecho, debido a la cantidad de lluvia de este martes, los “bomberos se tuvieron que trasladar a un hangar” en el aeródromo ya que con la “granizada de los últimos tiempos, el techo, que es de fibrocemento, quedó agujereado” y “estar allí es como estar a la intemperie" porque "está lleno de humedad y hongos”. 

“Continuamente, pedimos rubros al director nacional de Bomberos para construir. En la gran mayoría de los casos, los bomberos harían los trabajos, porque ya no pueden vivir en esa situación. Sin desmerecer a nadie, hoy, estar en algunos de los destacamentos de bomberos es como estar en zonas marginales, por el deterioro que tienen las subunidades”, agregó Seballe.

El dirigente Ricardo González también se refirió a los camiones que utilizan para participar de los operativos y dijo que había “coches bomba atados con alambre” y otros que se “quedan sin usar porque no se puede conseguir o arreglar una perilla”.

“En los destacamentos se pueden ver tres o cuatro vehículos y pensar que están en buenas condiciones, pero en realidad se los utiliza como depósitos, porque esos vehículos no pueden salir a la calle”, agregó.

En tanto, Seballe señaló que “la mayoría de los coches con que hoy cuenta Bomberos no están habilitados para circular en ciudad ni en ruta. Podemos llegar a estar detrás de rejas como consecuencia de conducir un vehículo que no está habilitado para trabajar. Sentimos que estamos arriba de un polvorín”, sentenció ante la atenta escucha de los legisladores.

El diputado del Partido Colorado, Fitzgerald Cantero, dijo a El Observador que la situación planteada por los trabajadores “es preocupante”. En su opinión hay una “situación compleja que expone a los trabajadores y a la población en general". "Es realmente lamentable, no puedo entender cómo con la cantidad de dinero que se le ha dado en los diferentes presupuestos al Ministerio del Interior, tengamos una situación así en Bomberos”, dijo.

Tras escuchar a los trabajadores, el presidente de la Comisión, Luis Puig, solicitó enviar la versión taquigráfica de la sesión al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, y solicitar la convocatoria de la dirección de Bomberos junto a las autoridades del Ministerio del Interior “porque hay algunas situaciones que deben ser resueltas en forma rápida”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...