Cargando...

Nacional > Guardia Costera

Buque estadounidense llega a Uruguay a participar en tareas contra pesca ilegal

La Armada rechazó que realice patrullas y controles en aguas uruguayas; piden permiso para que llegue un Hércules a capacitar a la Fuerza Aérea

Tiempo de lectura: -'

19 de enero de 2021 a las 05:03

El buque más moderno de la Guardia Costera de Estados Unidos llegará en los próximos días a Uruguay en el marco de una misión inaugural en la que realizará una serie de actividades en los puertos de Guyana, Argentina y Brasil contra la pesca ilegal. 

Se trata del U.S. Coast Guard Cutter (USGC) Stone, entregado al gobierno estadounidense en noviembre de 2020 y que partió del puerto de Pascagoula, en Mississippi, en vísperas de Navidad. Es capaz de transportar a 120 tripulantes, alcanzar una velocidad de 28 nudos y mantenerse en altamar durante 60 días.

El buque estará aproximadamente seis días, entre el jueves 21 y el miércoles 27, y fue autorizado por el Parlamento a “visitar” el puerto de Montevideo, la bahía de Maldonado en Punta del Este y aguas territoriales uruguayas. 

Las acciones serán bastante menores a las que había previsto el gobierno estadounidense. 

Según supo El Observador a partir de fuentes militares, la Armada rechazó que el buque realice patrullas y controles de pesca ilegal en aguas jurisdiccionales uruguayas, algo que había sido solicitado por la embajada de Estados Unidos en una nota verbal enviada a la Cancillería el 17 de noviembre.

El guardacostas tuvo autorización para realizar patrullas conjuntas en Brasil, donde hizo escala en los puertos de Río de Janeiro y Salvador.

Las fuentes señalaron que el rechazo del gobierno uruguayo enfrió la posibilidad de que Estados Unidos le done a la Armada tres lanchas guardacostas (Clase Marine Protector). 

En principio, la marina estadounidense ofreció venderlas a unos US$ 10 millones en total, pero la compra no estaba entre las prioridades de la Armada, que considera más urgente adquirir “barcos grandes”, según dijo en su momento a El Observador el comandante en jefe, Jorge Wilson. “Sirven para reemplazar una gama de los buques que necesitamos, pero si vamos a comprar, vamos a lo más costoso”.

En el ambiente militar hay expectativa por saber si el nuevo gobierno de Joe Biden mantiene a la pesca ilegal como una de las principales amenazas al sur del Océano Atlántico. Este lunes, el embajador en Montevideo, Kenneth George, se reunió con el presidente Luis Lacalle Pou a modo de despedida de su misión diplomática.

“Se trata de un buque nuevo y la visita es parte de las pruebas de navegación y controlar el desempeño del mismo. El principal objetivo de esta visita será generar instancias de cooperación regional para abordar el problema de la pesca ilegal”, señaló el gobierno al solicitar la aprobación del Parlamento.

El gobierno aclaró que la tripulación no tendrá permitido desembarcar y mezclarse con la población local, y que ninguna persona tendrá autorización para abordar al buque si no ha restringido sus movimientos durante 14 días previos y si no cuenta con un resultado negativo al test de diagnóstico de covid-19. “Cabe señalar que el personal que por razones de necesidad deba bajar a tierra deberá cumplir con todos los requisitos sanitarios establecidos en la reglamentación nacional”, agrega la exposición de motivos del proyecto de ley aprobado a fines de diciembre.

Capacitación a la Fuerza Aérea

Más allá de la llegada del guardacostas, el Parlamento definirá este miércoles en sesión extraordinaria de cada una de las cámaras si autoriza la llegada de un avión Hércules y 25 efectivos pertenecientes a la Fuerza Aérea de Estados Unidos para realizar actividades de “capacitación e intercambio” con la Fuerza Aérea Uruguaya en el ámbito de “operaciones de búsqueda y rescate” que incluyen “capacitación teórica y práctica” así como integración de fuerzas en tierra en “escenarios combinados de rescate”.

La solicitud aclara que la aeronave “ingresaría sin armas ni municiones” al igual que el personal militar y civil transportado. 

El presidente Luis Lacalle Pou consideró que la misión será “de gran aporte” principalmente en operaciones de carácter humanitario. “Este tipo de experiencias son de difícil adquisición y es lo que se pretende lograr con este intercambio”, agregó en la solicitud en la que señaló también que la actividad es “una oportunidad óptima” para “aumentar capacidades” y “estrechar lazos de cooperación” entre ambas fuerzas aéreas.

Las actividades previstas se desarrollarán entre el 13 y el 21 de marzo, y se prevé la segunda quincena de abril como fecha alternativa en caso que la actividad deba aplazarse por “razones de fuerza mayor”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...