Economía y Empresas > COLONIA

"Cambió la mirada del porteño": Carmelo espera inversiones tras la pandemia y estos son los precios en barrios privados

El destino turístico de Colonia tuvo un auge de desarrollos inmobiliarios en entre 2009 y 2012; la crisis desatada por el coronavirus detuvo algunos proyectos

El barrio privado Médanos de Punta Gorda, en Carmelo, Colonia

Tiempo de lectura: -'

11 de abril de 2021 a las 05:00

Cuando la empresaria argentina Alejandra Covello era veinteañera, viajaba en barco desde Buenos Aires hasta Carmelo, para pasar dos o tres días como turista del lado uruguayo. Hace diez años volvió a ese destino de Colonia, pero en otro rol: abrió allí la segunda sucursal en Uruguay de la inmobiliaria argentina Covello Propiedades, con el proyecto del complejo Arroyo Carmelo en carpeta.

Al volver al lugar 20 años después, encontró que todo estaba igual. Se sintió a gusto y notó que Carmelo tenía potencial para ser explotado desde lo comercial. Pero la empresaria tuvo su primer traspié: hace cinco años, tras la muerte del inversor de Arroyo Carmelo, las obras se frenaron. Y en este 2021 la firma busca reflotar el proyecto: “Estamos volviendo a la carga de inversores argentinos para continuarlo”, contó Covello a El Observador.

En Carmelo se combina la tranquilidad del campo y la cercanía con Buenos Aires, y esa mezcla hace atractivo al destino para argentinos de clase media-alta que tienen allí su segunda vivienda, una tendencia que de a poco empieza a cambiar. Cada vez son más quienes se mudan a ese lugar para residencia permanente, aunque este hábito aún no se consolida. Según Covello, la mayoría de los que deciden mudarse a Uruguay, eligen vivir en Montevideo y Punta del Este.

El puente giratorio sobre el Arroyo de las Vacas en Carmelo, Colonia

El crecimiento inmobiliario de Carmelo coincide con el desarrollo de toda la costa uruguaya. Entre 2009 y 2012 hubo un auge en las inversiones, que empezó a mermar –aunque se mantuvo en buenos niveles– a partir de 2013, dijo a El Observador el operador inmobiliario de la zona Gabriel Conde, quien fue presidente de la Cámara Inmobiliaria Uruguaya entre 2010 y 2017.

Para analizar el mercado inmobiliario de Carmelo es necesario una división en dos mitades “totalmente diferentes”. Por un lado está la ciudad, que “se comporta como cualquiera del interior” y donde el 90% de las inversiones son del mercado local. Por otro, los barrios privados, la zona de chacras y el área rural, que capta la atención del público que llega principalmente desde Argentina.

Zona privada

El Faro fue el primer barrio privado que se construyó en la zona, en 1993, pero, según Conde, su auge llegó después de la obra del puerto. En los primeros año de la década del 2000 se concretó esta terminal, que permitió el cruce desde Buenos Aires hasta el barrio privado de forma directa. Luego se inauguraron otros barrios privados importantes, como Carmelo Golf y Casa Chic (de la firma argentina Kosiuko).

¿Cuánto vale comprar una casa allí? Conde dijo que es difícil hacer una estimación porque las ventas, en general, “están en manos de los desarrolladores”, aunque los valores de reventa dan unas referencias. En El Faro una “casa tipo” de tres dormitorios, con un terreno de 2 mil metros cuadrados, cuesta en el entorno de US$ 340 mil.

En el barrio Carmelo Golf, en cambio, los valores de los terrenos oscilan entre US$ 50 mil y US$ 150 mil, en lotes de, al menos, 2 mil metros cuadrados.

Alejandra Covello vive en Punta del Este hace dos años, el lugar donde instaló la primera inmobiliaria de la firma internacional en Uruguay. Luego abrió sucursales en Carmelo, en Montevideo y en Colonia.

Según Covello, los precios en Carmelo son más bajos de “los valores que tienen que estar”. La firma que preside administra propiedades del barrio de Casa Chic, donde el valor promedio de los lotes es de US$ 100 mil.

Esa media abarca extremos muy distanciados. Mientras un lote de 5.500 metros cuadrados con salida al río llega a valer US$ 1 millón, algunos de 2 mil metros cuadrados se pueden encontrar a US$ 60 mil.

“Cuando Carmelo se termine de conocer, no va a haber terrenos de US$ 60 mil”, dijo Covello y lo comparó con José Ignacio, el balneario de elite en Punta del Este. “Cuando empezó con los pescadores, los precios eran unos. Ahora (las propiedades) con salida al agua no salen menos de US$ 1 millón”.

“En estos 10 años que trabajamos arduamente, la transformación se notó en la mirada del porteño. Carmelo es para Colonia, lo que José Ignacio fue a Punta del Este”, comentó.

Modo pausa

Como en Punta del Este y en Montevideo, las consultas de argentinos para venir a Uruguay aumentaron en el último año. Antes de asumir, el presidente Luis Lacalle Pou anunció su intención de que lleguen inversores desde allí, un concepto en el que ha insistido cada vez que se lo consulta, incluso durante la pandemia.

Conde comentó que cuando empezó la pandemia del coronavirus, las consultas de quienes querían venir “se dispararon”. Pero el empresario aclaró que esto no estaba necesariamente relacionado con las inversiones, sino con “un cambio de vida”. Finalmente, dijo, las consultas no se concretaron en reservas: “Después mermó, pero ahora empezaron de nuevo”.

En palabras de Alicia Espíndola, la alcaldesa de Carmelo, la pandemia fue la causa de que “muchas cosas cierren” en la zona, aunque algunos hechos no están relacionados con la crisis que provocó el coronavirus. Carmelo perdió la conectividad por agua con Tigre y cerró el hotel casino de Carmelo, que tenía 90 años, enumeró la jerarca en diálogo con El Observador. Este establecimiento pertenece al Ministerio de Turismo, que tiene previsto hacer un llamado para entregarlo en concesión.

El Arroyo de las Vacas en Carmelo, Colonia

Antes de la pandemia, además, se había cerrado el aeropuerto intencional, una decisión que afectó el destino porque permitía viajar hasta el aeropuerto San Fernando en 15 minutos, según Espíndola. La esperanza ahora está puesta en el anuncio del Poder Ejecutivo, que prevé otorgar a privados la concesión de seis aeropuertos, entre ellos el de Carmelo.

Antes de que cerrara, llegaban a ese aeropuerto “aviones chicos”, con una capacidad de entre seis y siete personas, que cruzaban “permanentemente”, comentó la alcaldesa. “Cuando cerró, tenían que ir a Colonia. Y era más complicado. Perdían mucho tiempo”, dijo.

La esperanza está puesta en que la pausa de estos lugares clave para Carmelo “pase” y que “todo vuelva de a poquito” a la normalidad. Y adelantó que hay algunos proyectos previstos para la zona, aunque la pandemia “atrasó mucho”.

Covello, en tanto, comentó que la pandemia dejó un aspecto positivo para la zona: “Se empiezan a vislumbrar los lugares con más verdes”. Y destacó las chacras, bodegas y la cercanía a Buenos Aires como puntos altos del destino. “Hay chacras que son realmente espectaculares, como para una revista de diseño”, dijo. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...