Agro > RELEVAMIENTO DE PRECIOS

Carnes caras y ensaladas baratas en la previa de las fiestas

En la mayoría de los rubros hortifrutícolas los precios son convenientes para los consumidores y a ello se le suma las buenas calidades en la producción

Tiempo de lectura: -'

18 de diciembre de 2019 a las 16:50

En tanto los precios de las carnes se mantienen en niveles elevados y eso constituye un problema para los consumidores, a pocos días de las tradicionales fiestas de fin de año los valores de las hortalizas para elaborar ensaladas son similares y en varios casos inferiores a los que había hace un año, lo que también caracteriza a las frutas.

Ese escenario de precios convenientes para el consumidor en la mayoría de los rubros hortifrutícolas se sostendrá a corto plazo, salvo que haya alguna dificultad derivada de un fenómeno climático perjudicial para los granjeros.

Por ejemplo, hace algunos días hubo un temporal de gran intensidad en Salto y eso incidió en algún rubro puntual, como el tomate, cuyo precio venía bajando y de golpe ascendió.

Daniel Rodríguez, director de la cadena de puestos SanFreskito, dijo a El Observador que “los precios actuales son más que razonables para los bolsillos de los clientes, están bastante estables, con más casos de rubros que están teniendo bajas que los que pueden subir”.

 

 

Un relevamiento realizado este miércoles por El Observador en el Mercado Agrícola Montevideo, uno de los principales pulmones de venta minorista de hortalizas y frutas en el país, permitió ver en uno de los locales que para elaborar la más clásica de las ensaladas los precios son dos lechugas por $ 39, dos kilos de tomate por $ 60 y el kilo de cebolla a $ 35.

Si la ensalada cambia y se recurre a otros ingredientes, en otro puesto el kilo de remolacha estaba a $ 35 y el de zanahoria a $ 15. Y para quienes quieren poner algún morrón rojo en la parrilla, muy lejos está el precio de aquel que lo ubicó en $ 400 el kilo cuando hubo problemas productivos y la oferte menguó: hoy está a unos seductores $ 35 por kilo.

Para quienes opten por una ensalada que considere papa, había una oferta de una malla con cinco kilos de papa rosada por $ 89. Y para los que prefieren papa y boniato al horno, el boniato estaba a $ 19 en otro de los locales.

 

 

A la hora de los postres, para consumo directo o en ensalada, las frutas tiene una ventaja de precio que se añade a los valores nutritivos y algunas opciones son: manzana $ 35, pelón $ 29, mandarina $ 39, naranja $ 25, banana $ 49 y sandía $ 35, todos precios por kilo. Y para darle un toque se puede comprar dos cajas de arándanos por $ 39.

En esos y otros casos, corresponde mencionar, hay una amplia variedad de precios, lo que obedece a calidades y calibres.

 

 

Buen abasto, buena calidad, buenos precios

Pablo Pacheco, encargado del área de información comercial del Mercado Modelo, señaló a El Observador que como consecuencia de bajas temperaturas en momentos de la primavera la zafra se retrasó, pero se está consolidando la oferta en varios productos, con un abasto adecuado en rubros como tomate, morrón, zapallito, berenjena, zucchini, pepino y melones.

En frutas, señaló, es interesante ver cómo se va consolidando una zafra buena desde el punto de vista de la calidad, porque los duraznos están con muy buen sabor, los pelones también, se incorporaron los damascos y va aumentando la presencia de las ciruelas y ya se ven las primeras uvas, aunque en ese caso todavía no todo lo dulces que se las prefiere.

En el caso de la sandía, la zafra tradicional tiene como antesala la zafra de sandía de Salto, ganándole por unos 15 o 20 días a la de campo de Tranqueras y este año está la presencia particularmente interesante de sandías baby, con mayor presencia que en años anteriores, como una alternativa anterior, a un precio un poco superior, por ser un producto más delicado desde el punto de vista gastronómico, una delicatessen, pero incluso con precios similares a los del durazno llevado a kilo.

También mencionó, de cara a las fiestas, un mayor interés por frutos tropicales, como piña, mango, papaya y palta. Hay algunos rubros cuya oferta se complicó un poco para lo que procede desde Ecuador y debe pasar por Chile, dados los conflictos sociales que hubo en esos sitios de la región, aumentando la demanda local (y de los argentinos) por los frutos de Brasil, todo lo cual impactó levemente en los precios. Eso se notó sobre todo en el caso de la banana, la fruta más consumida en Uruguay, pero tampoco las subas fueron demasiado relevantes.

En el grupo de los cítricos, la naranja es muy buena calidad y muy buen precio, es incluso de los valores inferiores. En mandarinas se está sobre el fin de la zafra y la calidad no es la mejor. En limones, hay buenos niveles de abasto y calidad y no se observa un cambio de precios pese a la suba de la demanda que se expresa en verano suba de precios.

Pasando a las frutas de hoja caduca, queda oferta de la producción de la zafra anterior en manzana y pera, hubo una zafra de mucha abundancia y hay muy buena oferta a precios muy bajos con relación a los históricos. Mediante un almacenamiento costoso, con atmósfera controlada, con tecnología cada vez más ajustada se dispone de un muy buen producto muchos meses después de la cosecha.

Pacheco entiende que, salvo un problema climático severo, la oferta de hortalizas de fruto será buena en las fiestas, aludiendo a los rubros tomate, tomate cherry, morrones, pepino, zapallito, chaucha, berenjena, zucchini, porque además se está en el inicio de la oferta de la zafra del sur.

Respecto a las hortalizas secas, como papa, zanahoria y cebolla, son buenos los niveles de ingresos y hay precios accesibles. En el caso del boniato, el precio no está tan bajo, pero eso puede cambiar en enero, con más ingreso de producto del literal norte primero y del sur luego, presionando eso las cotizaciones a la baja y aumentando la presencia de producto de calidad superior.

En el caso del zapallo, hay algunas partidas de producto nuevo, en calabacín también, con ingreso creciente desde el norte primero y del sur después, en calabacín primero y en zapallo kabutiá después.

El grupo más sensible, admitió, son las hortalizas de hoja, en lo que en estos momentos hay muy buen abastecimiento, de muy buena calidad, en acelga, lechuga, espinaca, rucula y kale, también en ciboulette.

En esos casos y en otros las condiciones frescas de la primavera fueron muy favorables. Y el actual déficit de precipitaciones no perjudica, porque casi todo se hace con riego, incluso es bueno porque en este caso baja la humedad y eso ayuda a que no haya problemas sanitarios.

 

 

Bueno para unos, malo para otros

Respecto a la coexistencia de lo bueno que es para el consumidor un precio bajo y lo malo que es eso para el productor, Pacheco tiene la expectativa de ver cómo juega un esperable aumento de la demanda en estos momentos del año para que los precios sean buenos también pensando en la rentabilidad que el granjero merece.

 

 

Año récord de ingreso de producción al Mercado Modelo
Este año cerrará con un récord de ingreso de producción al Mercado Modelo, adelantó Pacheco, superando se estima las 332 mil toneladas. Eso, reflexionó, “es muy relevante y nos sigue dando la pauta de que hay una percepción de que la venta está difícil, que la demanda está deprimida, pero lo que pasa tiene más que ver con una abundancia de oferta que hace difícil la venta, se tiene más cantidad para vender y parece que no se vende tanto”.

 

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...