Cargando...
La reunión se realizó en la sede de la UVC.

Agro > DÍA NACIONAL DE LA CARNE

Carniceros: menor flujo de ventas, se colocó más carne aviar y hubo cambios en el mostrador y en hábitos de consumo

Por segunda vez la conmemoración del Día Nacional de la Carne sucede en un escenario de emergencia sanitaria que tuvo diversos impactos también en las carnicerías

Tiempo de lectura: -'

28 de mayo de 2021 a las 19:18

Las restricciones relacionadas con la pandemia por covid-19 dificultaron el acceso de los consumidores a los productos que expenden los carniceros, quienes expresaron que no hay el mismo flujo de ventas que el que había previo a la emergencia sanitaria que se instauró en marzo de 2020 y permanece en el país.

También hubo desde entonces cambios en el modo de ofrecer la carne, con diferentes opciones de cortes, y en los hábitos de la gente para consumirla.

Esos conceptos fueron expuestos por Alfonso Fontenla, presidente de la Unión de Vendedores de Carne (UVC), en una actividad que se desarrolló este viernes, día previo al de la conmemoración del Día Nacional de la Carne.

Degustación de carnes en la sede de la UVC.

Dicha conmemoración ocurre en Uruguay cada 29 de mayo, porque ese día en 1876 se inició el primer viaje del buque Le Frigorifique a través del Atlántico llevando carne congelada desde el Río de la Plata a Europa.

Este 29 de mayo es el segundo que los comerciantes del sector conmemoran en un escenario inédito, dada una emergencia sanitaria que obligó a las carnicerías tradicionales a actualizarse y adaptar su negocio a la nueva realidad, incluyendo modalidades de venta a través de plataformas digitales y potenciar las entregas de pedidos a domicilio, por ejemplo, incorporando nuevos hábitos higiénicos y de cuidado en los comercios y en la distribución.

Todo con base en que la movilidad es una de las restricciones aconsejadas para evitar los contagios y así la propagación del covid-19.

Autoridades del INAC y de la UVC.

Consumo de carnes vacuna, porcina y aviar

En la mencionada reunión, en la que se consideró la realidad del sector a nivel local e internacional, Fontenla explicó que mientras el consumo de carne bovina se mantuvo en el mercado interno, la porcina bajó mucho por un tema de precios y la aviar aumentó un 7%, lo que compensó la merma de la colocación de la carne de cerdo.

Para el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Fernando Mattos, presente en el encuentro, la UVC es una entidad “ejemplar”, que “ha hecho un trabajo importante en la reducción de los precios, buscando los excedentes de exportación, negociando con la industria y ofreciéndole al público cortes de primer nivel a un precio bastante accesible” durante esta pandemia.

De ese modo, Mattos aludió a las ya clásicas ofertas mensuales de los socios de la UVC.

En mayo, para la promoción, el producto elegido fue el peceto relleno que se vendió a $ 329 el kilo, un 40% por debajo del precio habitual.

La reunión, con base en el cumplimiento de los protocolos recomendados, involucró una degustación de carnes en el restaurante de la sede de la gremial, con la presencia además de representantes del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

Fontenla, a lo ya dicho, añadió que “el objetivo es continuar dándole lo mejor al consumidor”.

Mattos, por su parte, consideró al Día Nacional de la Carne como “muy importante”, un día que sirve para hablar de los temas vinculados al sector y al producto, así como para reflexionar, visitar comerciantes y apoyar al mercado interno.

Degustación de carnes en la sede de la UVC.

Mattos, la exportación y los precios internos

En cuanto a la situación del sector, Mattos explicó que en los últimos seis meses ha aumentado un 20% el precio de la carne, pero se venía de un año en el que el precio había estado por debajo de la inflación.

Con relación a los mercados, expresó que Asia es uno de los que más demanda carne uruguaya: “China está liderando, pero además tenemos a Japón y a Corea. Esos países reciben abastecimiento fuerte de Australia, que está en un momento de poca oferta, y por lo tanto es un actor importante que se retira del mercado. Si le agregamos la decisión de Argentina de ausentarse, evidentemente eso genera una demanda y una inflación en el mercado en cuanto a precios. Tiene un aspecto positivo que es la exportación, donde destinamos la mayor parte de la producción y tiene sus consecuencias en el mercado interno que no es tan positivo porque hay una especie de traslado de precio en suba al mercado doméstico, donde las personas, actualmente, se encuentran en una situación complicada de menos ingresos, con un nivel de desempleo alto, y mucha gente en seguro de paro”, afirmó.

Otro modo de comprar, otro modo de comer

Fontenla, sobre desafíos en tiempos de pandemia, comentó que “las carnicerías, sin ningún tipo de dudas, tienen que adaptarse a las nuevas modalidades de venta, esas modalidades que hacen que la gente cada vez más utilice algún medio electrónico para poder hacer sus pedidos: lo hace con los supermercados en gran medida y lo hace, poco a poco, con los comercios tradicionales y de cercanía”, expresó.

Agregó que las carnicerías han tenido que aggiornarse a esta realidad y vender a través de plataformas digitales, para poder mantener los niveles de ventas.

“El consumidor no quiere perder el tiempo en hacer sus compras, sino que cada vez más busca recibirlas en su hogar. Todas estas plataformas electrónicas llevan a solucionar ese tipo de inconveniente, y evitar que el cliente pierda tiempo moviéndose, un tiempo que lo puede utilizar en otro tipo de actividades”, consideró el presidente de la UVC.

Si las carnicerías no se actualizan y adaptan a esta modalidad de venta, el cliente, lamentablemente, se va para otro canal de consumo. Poco a poco han aparecido plataformas que van dando soluciones al comerciante para poder incorporar ese tipo de tecnología que lleve a que pueda vender por ese canal una cantidad importante de mercadería”, aseguró.

Aunque aclara que la cantidad de ventas a través de plataformas digitales se dan más en ciertos barrios, desde la UVC saben que este tipo de prácticas de consumo se van extendiendo cada vez más.

La pandemia, indicó, no solo ha provocado un cambio en la forma de compra, sino también en la forma de consumo: los uruguayos, al permanecer más tiempo en los hogares, han tendido a la preparación de platos más elaborados y han elegido cortes de carne que antes no se consumían tan a menudo, sobre todo para las comidas de olla.

En ese sentido, Fontenla dijo que hubo un aumento en la compra de cortes delanteros, como la aguja y la paleta.

Por esa razón, las carnicerías han optado por exhibir y tener una mayor cantidad de cortes de ese estilo para satisfacer la necesidad de los clientes, a pesar de que, de a poco, el hábito de consumo de carne en la actualidad está tendiendo a lo que era antes de la pandemia, cuando se consumían cortes de carne que rendían más y llevaban menos tiempo de elaboración, como las pulpas de trasero, el cuadril, la bola de lomo, el peceto o la colita de cuadril.

“Hoy en día, con la vacunación, pensamos que poco a poco se va a ir normalizando el consumo y las personas van a adoptar nuevamente las costumbres que tenía antes de la pandemia”, afirmó Fontenla.

Los carniceros y el INAC expusieron sus visiones sobre el momento del sector.

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...