Fútbol > ENTREVISTA A JR

Carrasco: "Digo lo que pienso, sin herir ni confrontar con nadie"

En una charla con Referí habló de todo lo que rodea a su figura, de que pese a la pelear el descenso no traicionó su filosofía y el valor que le da a la cinta de capitán

Tiempo de lectura: -'

13 de febrero de 2019 a las 05:00

¿Qué enseñanza le dejó haber peleado por primera vez en su carrera por el descenso?

La enseñanza es que hay que erradicar, aquellos que defendemos un estilo y una filosofía, que para conseguir determinados objetivos no tenés que seguir la tradición de ir por una línea.

¿A qué se refiere?

A aquello que equipo que gana no se toca, que los jóvenes ganan partidos, que los campeonatos los ganan los hombres. Y todo ese tipo de cosas. No es que vayamos contra todo, pero se puede jugar bien, se puede mirar el arco de enfrente y lograr el objetivo que es lo que destaco en esta oportunidad. Que nunca nos apartamos, y los muchachos en eso nunca se salieron de la línea porque eso puede pasar, que el entrenador diga una cosa y los jugadores piensen otra. Con ellos nunca sucedió. Lamentablemente fue injusto llegar a definir en el último partido con Torque, porque merecimos otra suerte por el dominio que tuvimos.

Por lo que expone salvó al equipo del descenso con sus armas, sin traicionarse.

Sí, sí, claro. Es lo que te decía. Te voy a contar una cosa: cuando nos tocó la fecha libre por el partido con El Tanque (fecha 10) tuvimos 15 días para trabajar. Veníamos jugando un 4-3-3 y me acuerdo que me paré delante de todos ellos y les dije que veníamos siendo hasta ese momento un equipo que jugaba con nuestro estilo, sin renunciar nunca a jugar ni atacar, y más allá que nosotros hasta ese momento no teníamos nada que reprocharles, eso no nos había alcanzado porque seguimos en zona de descenso. Fue entonces cuando les manifesté que cualquiera diría: 'Hemos intentado todo, mantuvimos el estilo, pero eso no nos dio' y en ese momento optaría por decir: 'Vamos a un 4-4-2 o poner jugadores de otra característica, más defensivos, apelando al amor propio'. Eso sería lo políticamente correcto o para muchos sería lo mejor. No tengo duda que para el hincha, o para algún dirigente, no digo que todos, sería una buena decisión.

 

¿Y qué hizo?

Siendo fiel a nuestra idea les dije que teníamos 15 días para entrenar y para redoblar la apuesta. Que íbamos a hacer un 3-3-1-3. Veía los rostros de ellos, y veía convencimiento. Les dije que iríamos más al frente todavía y así fue. Y así fue como increíblemente se empezó a ganar. Empezamos a ganar, coincidió con que Rampla no perdió más, Racing no perdió más. Nosotros ganamos y los otros también, por eso llegamos al último partido.

Usted hizo lo mismo en la selección jugando de visitante contra Brasil. Perdía 2 a 0 y en el entretiempo puso más delanteros.

Sí, es verdad. Eso es hablar en la misma sintonía. Salvo que escribas otra cosa, que ya no depende de mí, y después generen que digan: 'Mirá la soberbia de Carrasco', y me como un garrón porque soy frontal y digo lo que pienso sin herir ni confrontar con nadie, pero fue así. Perdiendo 2-0 con Brasil cualquiera optaría por poner la bañadera. Sin embargo, pusimos más ofensiva y lo dimos vuelta, y por cinco minutos no lo ganamos. Son decisiones que parecerían alocadas, de manotazo de ahogado, como muchas veces vemos alineaciones o tácticamente equipos con mucho más poderío o plantel que juegan de mitad de cancha para atrás, que supuestamente esperan el error del rival, que supuestamente es la característica de ese entrenador y normalmente siempre va pichuleando, o perdiendo, o empatando, y cuando tienen que ganar un partido o clasificar toman esa decisión pero no por convencimiento sino por manotazo de ahogado. Nosotros los ponemos en cancha.

¿Envejeció o se estresó más de la cuenta peleando el descenso?

Yo nunca había pasado por eso. ¿Sabés lo qué pasa? Cuando veo que no ponen lo que se trabajó, es lo que a mí me hace estresar. Cuando preparás un equipo en cancha y llega el domingo y por miedo o presión, o muchas veces por el rival, no te exponen lo que saben que lo tienen, eso me genera impotencia. Cuando veo que vuelven a sus vicios y se salen del libreto. Pero como veía que los jugadores siempre intentaron, estaba tranquilo de que se encontraban fieles a la idea y que nos íbamos a salvar. Pero respondiendo a la pregunta: me estresé más, pero no voy por lo de envejecer.

(Antes de la siguiente pregunta, Juan retoma la palabra)

Pero ojo, espero que en lo que me queda de carrera, que si Dios quiere sea mucha, no pase más por este tema del descenso.

¿Es incómodo?

Es incomodo, claro, de eso no tengo ninguna duda.

¿Por lo que se trasmite de la tribuna a la cancha o lo que trasladan los dirigentes? ¿Por lo que se genera en el entorno?

A mí lo que me gusta es ilusionar con la forma de jugar de mis equipos. Buscamos jugadores de buen pie, velocidad, jugadores que se desdoblen, que presionen alto, que intenten siempre jugar a ganar, que no es lo mismo que jugar a no perder y eso genera expectativa en la gente, y eso es lo que nos gusta. A veces es un arma de doble filo porque por ahí no se contempla que te empaten o ganar medio apretado. Imagínate cuando perdés. Eso es algo que nosotros mismo hemos generado.

¿Dejó la vara muy alta?

Aunque no haya sido así el juego que nosotros despegamos lleva a la gente que lo mira a esperar siempre algo de nuestro equipo. Los mejores partidos que jugamos fueron con Cerro (5-0), y con Progreso (0-1) cuando generamos 14 chances de gol y nos expulsaron mal un jugador. Al campeón uruguayo (Peñarol) se lo dominó, nos anularon dos goles, se le acalambraron cuatro jugadores a ellos por el ritmo que le pusimos al partido. Hay muchos mojones, que si venís del exterior, decís: 'Este equipo está peleando el campeonato'. Más allá que el que escribe o el que opina habla siempre del que pelea cosas importantes y es normal que sea así pero los que trabajamos y entendemos el juego lo vemos diferente.

¿Sigue entrenando las jugadas ofensivas?

Jugamos siempre tratando de que el equipo sea tipo Playstation. Cuando no se tiene la pelota hay que recuperarla y cuando se recupera, hay que tratar que todos los jugadores tengan cuatro, cinco o seis opciones para automatizar. Cuando un equipo está con el chip de saber todo lo que tiene que hacer se torna un equipo digno y lindo de ver.

¿Cuántas jugadas tiene?

Muchísimas. Porque cada jugada tiene cuatro, cinco o seis opciones. Dentro de esas variantes el jugador tiene cómo salir cuando la jugada madre no se desarrolla bien. Todo eso, más allá de la impronta que nunca se la trato de cortar.

¿El capitán se sigue rotando?

Por supuesto. Pero esas son cosas más de ustedes que lo estigmatizan, a lo que hacemos nosotros. La idea, y yo no sé cuantas veces lo he aclarado… Te hago la pregunta a vos. Y vas a coincidir conmigo. ¿Cuál es el tema de la cinta de capitán? ¿Te hace ganar partidos? Te pregunto…

Hay una influencia de líder de grupo.

Te explico, va a ser líder igual, con la cinta o sin la cinta. Lo quiero aclarar el tema porque sino sigo contestando lo mismo. Yo te escucho a vos. ¿Decime otro argumento? (Interpela Carrasco invirtiendo los roles).

Se dice, porque los periodistas no somos técnicos, que hay jugadores que se ganaron un respeto a la hora de hablar con los árbitros.

¿Y vos creés que sin la cinta o con la cinta no le puede decir nada al árbitro? Con la cinta o sin la cinta le puede decir lo mismo al árbitro. Lo que sí veo, yo Juan Ramón Carrasco, es que esa cinta al jugador lo cambia, lo potencia, lo hace importante entonces eso es lo que busco, que cada uno por 90 minutos se sienta un poquito más importante. Esa es la idea. ¿Me entendés? Lo manejo como si fuera un plus. Sino le pongo a los 11 la cinta de capitán. No es nada raro. Lo que pasa es que lo que digo yo lo aprovechan para el lado malo. Soy un tipo transparente, incapaz de herir, me preocupo porque el espectáculo tenga brillo.

¿Los penales los sigue pateando el goleador?

Sí. Y cuando no hay goleador los penales lo patea, al que se lo hacen. Si están parejos en goles patea el que se lo hacen siendo delantero o volante ofensivo. Siempre ellos.

¿Sabía que coincide con el pensamiento de Esteban Conde que dijo que antes pateaba los penales y se dio cuenta que eso potencia más a un delantero que a él que es golero?

No sabía, pero me parece muy bueno. Eso habla bien de él, porque es lo mismo que sufras un penal en contra, venga un compañero y le diga: ‘Dame los guantes que lo voy a atajar yo’. No está prohibido que haga goles un defensor pero ellos tienen para hacer el gol en una pelota quieta, en un tiro libre. Pero en lo otro es el tema del rol, el rol del delantero es convivir con el gol.

Juan Ramón y la Sub 20
¿Qué le dejó la Sub 20 en el Sudamericano de Chile?
Lo que escucho es que con el tema del proceso, que con poquito se haga, es todo maravilloso y con esa siguen, no sé si por un tema político, pero todo lo pintan como una maravilla y no dicen toda la verdad de que en esa generación de sub 20 siempre se salió campeón antes del proceso. Todo es proceso, proceso. ¿Cuál es el caballito de batalla? Que van a todos los mundiales, igual que los mayores, el tema es que no dicen y el que no entiende o no sabe o no razona, dice: 'Vamos arriba el proceso', pero no dicen que siempre se salía campeón sudamericano y que ahora a los mundiales van cuatro. Entonces, ¡cómo no vas a ir al Mundial! Siempre vas a ir al Mundial. Como no vas a ir con estos jugadores que hay, si clasifican cuatro y hay repechaje, que antes no había. Contestando la pregunta de qué me dejó la sub 20: no tuvo la contundencia que se merecía, que lamentablemente eso le jugó en contra pero lo hecho por Coito no me desagrada porque siempre ha tenido funcionamiento con resultados. Una lástima que se le escapó este campeonato, más allá de que siempre dije que me gustaba Argentina, desde el arranque, aún perdiendo. El tema es que soy tan frontal y si no digo esto nadie se entera. Ahora, si vos lo escribís diferente el que lo lea va a decir este estaba en contra de Uruguay y yo no estaba en contra, me hubiese gustado que lo ganaran por lo que expone y trabaja Coito. Veo el equipo que, sin ser súper ofensivo, hay una tendencia a estar bien parado y que buscan el arco rival y eso ya me agrada cuando lo veo.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...