Economía y Empresas > Conflicto

Cerró su empresa por temor al Sunca, reabrió, y ahora se quedó sin clientes

Ramyan Hormigones cerró temporalmente la semana pasada, por un conflicto con trabajadores de una firma contratada y la "amenaza" de no poder entregar material en las obras; sindicato reclama que se cumplan los laudos

Tiempo de lectura: -'

23 de julio de 2019 a las 05:02

Un reclamo sindical llevó a que el martes de la  semana pasada la empresa Ramyan Hormigones decidiera cerrar sus puertas y enviar a todo su personal (unas 40 personas) a seguro de paro. La medida quedó en suspenso el viernes 19 de julio, y este lunes la firma retornó a la actividad, pero con la noticia de que había perdido al menos una decena de clientes.

La empresa Ramyan S.A  se dedica al suministro de hormigón en obras de construcción y su rubro está incluido en el grupo 9 de los consejos de salarios (Construcción). A su vez, la firma tiene un contrato con la empresa de carga Transportes Agartori SRL, que realiza los fletes de pedregullo y arena para fabricar el hormigón, y que está incluida en el grupo 13 de los consejos de salarios (Transporte y Almacenamiento).

Tres de los cinco funcionarios que tiene la empresa encargada de los fletes se afiliaron al sindicato de la construcción (Sunca), y reclaman que se les pague como funcionarios que realizan tareas de cantera (incluido en grupo Construcción), lo que implica un salario mayor al que hoy perciben como camioneros.

Por ese reclamo de los tres transportistas, la empresa fue advertida de que en obras donde la hormigonera entregara su producción no se recibiría el material, según dijo a El Observador el propietario de Ramyan, Mauro Almeida. “Como manera extorsiva presionaron a la empresa hormigonera y nos amenazaron con que en las obras donde fuéramos a llevar hormigón los delegados sindicales podrían no recibirlo”, relató el empresario.

Frente a ese panorama, y para evitar problemas que pusieran en riesgo la integridad física del personal y del patrimonio, Almeida tomó la decisión de cerrar y de enviar a todos sus funcionarios al seguro de paro. “Era una batalla perdida. No podíamos continuar abiertos”, relató. Según dijo, el reclamo también contaba con el apoyo de dirigentes sindicales de  otras empresas hormigoneras que son competencia directa.

 

El viernes pasado y tras una audiencia en el Ministerio de Trabajo, se acordó que el cambio de rubro laboral que reclaman los camioneros de la empresa de transporte será estudiado por la cartera de Trabajo. También en esa reunión, el sindicato del Sunca se comprometió a “no molestar en las obras” y a “garantizar” que la empresa hormigonera pueda trabajar con normalidad, según dijo Almeida a El Observador.

“Los muchachos de la empresa de transporte de carga se afiliaron al Sunca. El Sunca les dio manija y les dijo que les iban a conseguir un aumento de sueldo. Me querían pasar la empresa de transporte al grupo de extracción de áridos, como si yo tuviera una cantera. Me dijeron que era un aumento de sueldo de tres veces, eso es inviable. Entonces: pará los camiones y déjalos quietos. Contrataré los fletes”, dijo Almeida.

Este lunes Ramyan volvió a trabajar en sus instalaciones de Pando y La Paz, pero su propietario se encontró con que había perdido la mayor parte de sus clientes, después de pasar cuatro días sin suministrar hormigón en las obras en construcción, por el conflicto con parte del personal de la empresa transportista.

El empresario dijo que cuando empezaron a llamar a las obras, empresas de la competencia se habían quedado con sus clientes. “Hoy reabrimos y nos encontramos con que la mayoría de los trabajos los habíamos perdido. Es durísimo empezar de cero. Tengo que salir  a remarla y a ver cómo hago para conseguir trabajos de nuevo y para ganar la confianza de la constructoras de que vamos a estar operativos”, relató Almeida.

 (…) Al fin y al cabo ellos (por el sindicato) deciden quién trabaja y quién no. ¿Cuándo un sindicato consiguió trabajo para el pueblo? Nunca. Se pide, sin mirar si las empresas están en condiciones de poder pagar las exigencias que algunos obreros quieren, porque no son todos. (…)  Actúan patoteando y asustando con un odio tremendo contra el inversor. ¿Cómo vamos a traer capitales a invertir a Uruguay si nos aterrorizamos del que tiene  un almacén, un supermercado o una empresa de transporte? Es una locura”, dijo Almeida.

La versión del Sunca

En diálogo con El Observador el dirigente del Sunca, Pablo Argenzio explicó que el sindicato viene discutiendo con las dos empresas (hormigón y transporte) desde hace varios meses en el MTSS.

Según dijo, fue recién a fines del año pasado que Ramyan se comprometió a pasar a sus trabajadores al grupo 9 de la Construcción (subgrupo hormigón) y dejar el grupo 13 (Transporte). “La empresa se dedica al hormigón premezclado y reclamamos que cumpla con los laudos y las condiciones de trabajo que corresponden a cualquier empresa de hormigón”, dijo el dirigente.

En el caso de Transportes Agarotri, Argenzio dijo que si bien tiene camiones que se utilizan para sacar material de la cantera, los trabajadores son parte de la industria del hormigón. “Ramyan tiene otra empresa que la hace figurar como de transporte, pero es una empresa que en sus documentos dice que se dedica a la venta de hormigón”, afirmó el dirigente.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...