Mundo > Plebiscito histórico

Chile entierra la Constitución de Pinochet y busca un nuevo rumbo político

Con una participación más baja de lo esperado, pero con un contundente respaldo a la opción "apruebo", los chilenos se adentran en dos años de debate constituyente

Tiempo de lectura: -'

27 de octubre de 2020 a las 05:04

Octubre es el mes de los plebiscitos en Chile: el 5 de octubre de 1988 el pueblo chileno le dijo no a la permanencia del dictador Augusto Pionochet en el poder y este domingo 25 de octubre, 32 años después, le dijo "apruebo" a la elaboración de una nueva Constitución que entierrea la que dejó, precisamente, Pinochet.

"Es un un día histórico para Chile", apunta elmostrador, el primer ediario exclusivamente digital que surgió en Chile a comienzas del año 2000.  

De acuerdo a datos del Servicio Electoral (Servel), 5.886.421 (78%) votó por la opción Apruebo, mientras que solo 1.634.107 (21,73%) eligió la alternativa del Rechazo. 

La participación en la consulta realizada en plena pandemia alcanzó al 50,90%. Aunque apenas supera la mitad de elEctorado, es el más alto porcentaje desde que entró en vigencia el voto voluntario en 2012, y superó a la votación de la presidencial pasada, cuando fue electo el conservador Sebastián Piñera. Se esperaba, sin embargo, una mayor asistencia.

"Estoy feliz con la sensación de que el pueblo por fin hizo escuchar su voz y no se amedrentó por las campañas del terror", dijo este lunes a la AFP, Carolina Martínez, una secretaria de 58 años.

Andrés Castro, de 33 años y desempleado, también celebró: "Estoy muy alegre de todo esto; fue algo que se esperaba hace rato, y por fin estamos haciendo un cambio después de todos estos años".

El respaldo al cambio y el hecho de que la jornada electoral haya transcurrido y finalizado sólo con algunos incidentes menores podrían bajar la tensión hacia los próximos dos años, en los que se llevará a cabo la Convención Constitucional. Sin embargo, no se espera que desaparezcan del todo los brotes de violencia que han acompañado este año de manifestaciones.

"Es difícil que las protestas y la violencia en Chile desaparezcan de manera inmediata a raíz de este resultado. Probablemente, tengamos brotes de violencia pensando en que el gobierno de Sebastián Piñera se encuentra con un apoyo cercano al 15% y que claramente salió derrotado en este plebiscito", dijo Mauricio Morales, experto electoral de la Universidad de Talca.

Este lunes, la Bolsa de Comercio de Santiago abrió con una baja de 1,48%.

La Policía, en tanto, reportó 260 detenidos en las manifestaciones tras el triunfo electoral que se realizaron en todo el país, 62 de ellos en Santiago, por desórdenes y saqueos.

Felicita la UE: "paso histórico"

La Unión Europea felicitó el lunes "al pueblo chileno" por la masiva participación en un plebiscito en que el 78,28% se manifestó en favor de una nueva Constitución, y saludó el "paso histórico" que se abre con esa votación.

"El pueblo chileno ha expresado su clara opción por comenzar el proceso de redactar una nueva Constitución por una Asamblea Constitucional electa, con paridad de género garantizada", apuntó en una nota el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell. Lo que reiteró en un mensaje en su cuenta de Twitter:

En la visión de Borrell, la masiva participación popular (50,9%) en el plebiscito fue "una respuesta a las demandas expresadas por los ciudadanos en el último año, y envía un claro mensaje en favor de un cambio pacífico".

Más comedido, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, felicitó a los chilenos con un mensaje en español: "Felicidades al pueblo chileno que ha decidido de forma ejemplar, pacífica y democrática iniciar el camino hacia una nueva Constitución".

Llama la atención que hasta mediados de la tarde del lunes no se haya producido una comunicación de la Organización de Estados Americanos (OEA), ni de su secretario general Luis Almagro.

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva saludó en Twitter "la valentía y el ejemplo de Chile, que ayer derrotó por la fuerza del voto la constitución dictatorial de Pinochet". El líder brasileñó agregó que "América Latina resiste y comienza a escribir una nueva página en su historia". 

Abandonar la sombra de la dictadura

A partir de ahora, Chile inicia un proceso cuyo primer paso será el 11 de abril, con la elección de los 155 constituyentes que integrarán la Convención Constitucional, de carácter paritario. 

Esta opción, que era la segunda pregunta del plebiscito, deja sin efecto la participación de parlamentarios en ejercicio en la redacción del  nuevo texto constitucional, al ser derrotada la alternativa de una comisión mixta, integrada mitad y mitad por legisladores seleccionados de los actuales y nuevos constituyentes.

La Convención Constitucional empezará a sesionar entre mayo y junio y dispondrá de nueve meses, con una prórroga de tres meses más, para consensuar un nuevo texto que 60 días después será sometido a un plebiscito de cierre, que en ese caso será con voto obligatorio. Y será entonces, hacia fines de 2022, cuando Chile tendrá la nueva Constitución que vendría a sustituir a la vigente, adoptada en 1980 aún bajo la dictadura de Augusto Pinochet, pero sometida a numerosas reformas desde el regreso de Chile a la democracia.

Marcelo Mella, politólogo de la Universidad de Santiago, señala que el triunfo del cambio de Constitución inicia un camino nuevo para la democracia chilena, nacida de otro plebiscito en 1988 en el que la población decidió terminar con el gobierno de Pinochet tras 17 años de dictadura.

"Supone abandonar de una vez por todas la sombra de la dictadura en lo institucional y resolver las deudas que tiene nuestra democracia y que terminan convirtiendo el juego político democrático en un juego trivial sin relevancia para una gran parte de los chilenos y chilenas", afirmó.

El nuevo comienzo se da en un país que demostró un amplio consenso en cuanto al camino por el que busca avanzar, menos polarizado de lo que se pensaba.

Desplazar a los partidos 

Si bien Chile ha vivido 30 años en democracia, las reglas por las que se rige fueron establecidas durante la dictadura. Pero una nueva realidad se abre tras el triunfo de la ciudadanía, destacado también por su respaldo a una Convención Constitucional.

"Es el triunfo del pueblo para el pueblo en una democracia que probablemente es vista por una parte del país como semisoberana, que durante tres décadas se ha construido en un discurso de estabilidad a costa de quitarle soberanía y poder al pueblo", dijo Mella.

Para el analista, esta elección "debe ser interpretada como una reivindicación de la soberanía popular que quiere tener más incidencia en los procesos y desplazar a los partidos del papel hegemónico que tuvieron por tres décadas con el resultado de mantener el status quo institucional", señaló.

Los partidos, a pesar de su descrédito, cuentan con estructura, experiencia y capacidad, según los casos, para readaptarse a los cambios. La nueva realidad constituyente que se empezará a concretar con el plebiscito de abril generará movimientos y discusiones en la vida interna de las agrupaciones que están tanto a la izquierda, como las que están a la derecha.

En los partidos reunidos en torno al gobierno de Sebastián Piñera  —unos con el apruebo, otros con el rechazo— se anunció el fin de la división para encarar lo que viene. Lo dijo el ministro de la Defensa, Mario Desbordes, abogado y excarabinero, dirigente de Renovación Nacional. 

"Hemos tenido una división importante, es cierto, no hay que evitar referirnos a eso. Muchos de los nuestros estaban por el Rechazo, los otros por el Apruebo. La discusión innecesaria de cuántos por un lado y cuántos por el otro se terminó hoy día. Nadie puede pretender que la centroderecha es el 20% de Chile”, precisó, como recoge La Tercera.

En la oposición, sin embargo, aunque pudiera considerarse triunfadora de la histórica jornada, no se produjo una foto unitaria de los principales líderes, una aspiración que había puesto sobre la mesa la periodista y política independiente, afín al Frente Amplio chileno, Beatriz Sánchez. "Veo un camino clarito a la unidad", dijo la dirigente a La Tercera.

Hasta el 11 de abril, fecha del plebiscito para elegir a los constituyentes, se sabrá como se recomponen los partidos y que pudiera desplazarlos como señalan analistas y observadores políticos.

(Con información de AFP)

 

 

 

 

AFP

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...