Agro > INTERNACIONALES

China responde a EEUU por la vía de los granos

Investiga la importación de sorgo y cancela embarques de maíz

Tiempo de lectura: -'

17 de febrero de 2018 a las 05:00

Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

En medio de una batalla comercial, por ahora de baja intensidad, China le pegó a EEUU con restricciones para el ingreso de granos forrajeros mientras se especula si hará lo mismo con la soja. Los funcionarios en Beijing responden casi con medidas espejo a acciones de la administración de Donald Trump que tiene varios frentes comerciales riesgosamente abiertos.

Los agricultores de EEUU –en su mayoría apoyaron a Trump– siguen viendo cómo las acciones de la Casa Blanca lejos están de beneficiarlos con este enfrentamiento con China, sumado eso a las amenazas con salir del Nafta tras salir del Tratado Transpacífico.

En enero el gobierno de EEUU anunció que pondría un arancel de 30% a los paneles solares y lavarropas importados desde China.

En poco más de dos semanas, Beijing dejó claro por dónde piensa atacar a Washington. El domingo 4 de febrero el Ministerio de Comercio de China anunció que comenzó una investigación sobre políticas de dumping y subsidios en las exportaciones de sorgo estadounidense al gigante asiático.

En un comunicado indicó que partidas de sorgo importadas desde EEUU se vendieron por debajo de precios de mercado, haciendo bajar los valores domésticos en China. Desde ese domingo los funcionarios consultaron a los productores locales, importadores y exportadores sobre el ingreso de sorgo estadounidense.

De acuerdo a cifras del Consejo Estadounidense de Granos, más de tres cuartas partes del sorgo producido en ese país se exportan a China. En 2017 las ventas llegaron a 4,8 millones de toneladas por alrededor de US$ 1.000 millones. Para 2018 el Consejo Unido de Sorgo de EEUU preveía un alza de casi 16% en el área de sorgo, hasta 2,7 millones de hectáreas.

Luego del anuncio sobre la investigación del sorgo, Reuters informó que importadores chinos cancelaron compras de maíz estadounidense eligiendo a proveedores ucranianos. Esto se debió al reforzamiento de los controles oficiales sobre la presencia de variedades transgénicas de maíz aún no autorizadas por Beijing en los cargamentos estadounidenses.

Dudas sobre el "nuevo round"

Más allá de este primer round el foco está en los siguientes pasos en la confrontación comercial entre ambos países. La expectativa está en si finalmente la administración Trump impone restricciones a productos chinos que puedan estar ligadas –según las compañías estadounidenses– a prácticas de robo de propiedad intelectual.

Y también está en danza una investigación sobre importaciones de aluminio y acero chino. En el mercado se especula con que el siguiente paso de Beijing sería restringir compras de soja a EEUU.

¿Y la soja?

Bloomberg informó que funcionarios chinos evaluaron, junto a operadores de ese país, la implicancia de restringir las compras de soja a EEUU, aunque hay dudas en cuanto a que China pueda arreglarse sin la soja proveniente de EEUU.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...