Economía y Empresas > Consejo de Salarios

Cláusula de paz a tres años enfrenta a sindicatos y empresas de la industria láctea

Gremio retomará trabajo a reglamento en todas las plantas y hoy decide paros

Tiempo de lectura: -'

01 de agosto de 2018 a las 05:00

La industria láctea y su gremio se reunieron el martes pero no lograron ponerse de acuerdo para sellar la renovación del convenio colectivo en el sector. La inclusión de una cláusula de paz total por tres años es el punto central de diferencia entre las partes.

"Es una cláusula a todos los efectos, por lo acordado y por lo futuro. No solo limita sino que maniata posibles reivindicaciones de los trabajadores", dijo a El Observador el dirigente de la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL), Heber Figuerola.

El sindicato es partidario de mantener sin cambios las cláusulas de paz que están en los acuerdos desde 2013 porque se entiende que han dado resultado para evitar conflictos y prevenir situaciones adversas en el relacionamiento entre trabajadores y empresas.

La FTIL realizará este miércoles una asamblea general en la que se pondrá a consideración retomar el trabajo a reglamento desde el lunes próximo, y la realización de paros y movilizaciones. El jueves habrá una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo.

"En este punto no vamos a transar (...) Tendríamos que aceptar todos los cambios que haga la empresa por estos tres años, con las condiciones que tenemos ahora. (...) No entendemos por qué los sindicatos no pueden hablar de otros temas que surjan o estén pendientes. Por ejemplo, está la antigüedad. Si firmáramos esa cláusula, no podríamos discutir este tema, dijo el lunes ante la Comisión de Cooperativismo el dirigente de AOEC, Luis Goichea.

Conaprole emitió el martes un comunicado en el que señala que la cláusula de paz propuesta por la Cámara de la Industria Láctea (CILU) brindaría "seguridad y sustentabilidad" a la cooperativa.

"Parece ser que algunos no quieren un contexto de relaciones laborales responsables con paz. Estamos convencidos de que no solamente los productores se beneficiarían con un acuerdo de largo plazo, sino que la mayoría de los trabajadores también lo sienten así", expresó la misiva.

El convenio macro que ya está negociado abarca un mix entre la clasificación de un sector en problema y otro intermedio, según el criterio que marcan los lineamientos que dispuso el Poder Ejecutivo para esta ronda. Ese criterio fija aumentos nominales de 6,5% para el primer año y de 6% para el segundo para los sectores en problemas y de 7,5% y 7% para los intermedios. Los correctivos por inflación pasada (si corresponde) se aplican a los 18 meses o al final del convenio.

También habilitaría la posibilidad del "descuelgue" del convenio para aquellas empresas que están con números más comprometidos. Ellas son Pili, Coleme, Calcar y Claldy. Cada empresa presentará sus números ante su gremio particular y podrá apartarse del acuerdo macro de ajuste de salario que rige para todo el sector.

Pero si no hay acuerdo por la cláusula de paz todo quedará sin efecto. Primero el Poder Ejecutivo pondrá a consideración de las partes una propuesta y en última instancia tendrá que decretar los laudos en el sector. Goichea dijo que en ese escenario cada parte quedaría con las "manos libres". En 2008 el gobierno decretó los laudos y eso desató que tres meses después la FTIL se declarara en conflicto para modificarlo.

Por su parte, el diputado del Partido Nacional, Rodrigo Goñi dijo a El Observador que el conjunto de la industria láctea está en una situación "delicada" y no solo Conaprole. Además, recordó que hay empresas que dependen de lo que pase con la cooperativa para ver si pueden continuar o no.

Para Goñi la cláusula de paz total que se propone "es absolutamente fundamentada". "Está en trabajos y se enseña en facultad. No es inventada; está prevista y estudiada. Para este tipo de situaciones es una cláusula que ciertamente se impone", afirmó el diputado.

El ministro de Trabajo, Ernesto Murro concurrirá el próximo lunes a la Comisión Especial de Cooperativismo de la Cámara de Diputados convocado por Goñi para que dé su punto de vista sobre la realidad del sector.

Comentarios