Agro > INNOVACIONES

Lo que faltaba, inventaron cómo tomar mate... ¡sin bombilla!

La industria yerbatera busca llegar al mercado con nuevas variantes en el consumo de yerba mate

Tiempo de lectura: -'

10 de agosto de 2019 a las 09:20

Por Manuela García Pintos, enviada a Buenos Aires

Aunque genera la mayor parte de la atención de los visitantes, la genética no es lo único que se exhibe en la Expo Palermo, la muestra agropecuaria, tecnológica y comercial más grande de Argentina.

Este año, como suele suceder, la exposición de la Sociedad Rural Argentina fue un ámbito ideal para unir a la tradición con la tecnología y así se presentó un producto innovador: cápsulas de yerba mate.

Se trata de un producto similar al utilizado en las máquinas de café y es un ejemplo de innovación en la industria yerbatera, con el objetivo de llegar al mercado con nuevas variantes en el consumo de yerba mate.

Argentina produce de 250 a 280 millones de kilos de yerba por año y exporta unos 40 millones.

Del total producido, casi el 95% se toma dentro del mate cebado tradicional. Además, en el 95% de los hogares del país hay yerba mate. Es por esto que desde el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) sostienen que dentro de cebado de mate tradicional "es díficil" tener un crecimiento.

 

El mate en cápsula “no tiene nada que ver” con el mate de cebado tradicional.

 

El INYM es un instituto que promueve el crecimiento de consumo y producción de la yerba mate en Argentina y en el mundo y las cápsulas son una materialización de una estrategia para mantener la sustentabilidad del sector.

En ese sentido, se ha comenzado a buscar otros caminos, que van en el sentido de encontrar nuevos momentos o motivos para consumir yerba mate.

 

 

Carlos Coppoli, gerente de marketing de INYM, narró a El Observador que si bien el mundo encuentra interesante la experiencia del mate, en ciertos casos es "impracticable" por ciertas restricciones culturales o creencias.

De esta manera, la infusión de yerba mate o la yerba mate en taza es una alternativa más que atractiva.

“Es por esto que la cápsula es una excelente vía para potenciar una pata de ese crecimiento. Esto no va en contra de lo que tradicionalmente se hace, sino es agregar valor al producto”, explicó.

 

El mate en cápsula “no tiene nada que ver” con el mate de cebado tradicional, sino que es algo más parecido a lo que se absorbe por la bombilla.

 

El experto narró que cuando contaron la experiencia de tomar mate en diversas partes del mundo se encontraron con que es complicado el manejo de los instrumentos para quien no conoce su funcionamiento.

"Te das cuenta que para quien no sabe es muy complicado manejar el mate, la yerba suelta, la bombilla, el agua... si no intervenís, probablemente esa persona lo haga mal y la experiencia sea bastante desfavorable”, señaló.

 

Este es el resultado de la cápsula de frutos rojos.

 

Entonces, en ese marco, la cápsula tiene una gran ventaja: el poder elegir el sabor que se quiere enviar al mundo. La persona que lo compra debe colocar la cápsula en una máquina de café (de la gama Nespresso particularmente) y apretar un botón. El resultado: la misma experiencia en sabor que tomar mate de la manera convencional, "es casi igual”.

“Es algo que hasta ahora no teníamos, porque el cebado tradicional es muy variable, ya que depende del agua, la temperatura, la cantidad de yerba y cómo lo hago. Lo mismo pasa con el saquito de mate cocido; hay un montón de variables que hacen que pueda diferir el producto final”, apuntó.

Sin embargo, con la cápsula se minimizan las diferencias.

 

 

A propósito de las cápsulas, hay tres sabores muy distintos: yerbas serranas (el más característico de Argentina), frutos rojos y chai.

Aunque la idea surgió hace más de un año, hace solo algo más de 20 días que finalizó la parte experimental y se lanzaron las cápsulas en el marco de la Expo Palermo, en donde se tuvo una muy buena recepción.

Se han hecho estudios de costos y se aseguró que las cápsulas son viables desde lo tecnológico y lo económico.

 

Las cápsulas son viables desde lo tecnológico y lo económico.

 

“Es un producto de mucho valor agregado, que nos hace pensar en estos términos y no tanto en volumen. Es un proyecto súper viable desde lo económico”, determinó Coppoli.

En el stand de la Expo Palermo donde se promocionaban las cápsulas el INYM no comercializó el producto, sino que se utilizó ese espacio para lanzarlo al mercado con el fin de que alguna empresa se interese en él y lo produzca masivamente, por lo cual tampoco existe, de momento, un precio concreto.

Finalmente, precisó que el mate en cápsula “no tiene nada que ver” con el mate de cebado tradicional, sino que es algo más parecido a lo que se absorbe por la bombilla.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...