Cargando...

Nacional > Control territorial

Cómo fue el doble homicidio en el ex Comcar y qué motivó el ataque con incendio

Los agresores prendieron fuego el interior de la celda enemiga para obligar a las víctimas a que salieran y luego emboscarlas

Tiempo de lectura: -'

13 de enero de 2021 a las 18:36

Eran casi las once de la noche de este martes, y un grupo de 15 presos estaba a punto de ejecutar un plan que terminaría pocos minutos después con un saldo de dos reclusos asesinados y otros cinco heridos de gravedad, en el sector 2B del módulo tres de la cárcel de Santiago Vázquez (ex Comcar).

Los reclusos de las celdas 19 y 20 estaban molestos con los de la celda 16 por haber establecido en forma unilateral que eran ellos los que tendrían el control del área, según informaron a El Observador fuentes de la investigación, que dirige la fiscal de Homicidios Mirta Morales y que está a cargo de la Unidad de Investigación y Análisis Penitenciario (UIAP) del Ministerio del Interior.

Los informantes contaron que el conflicto respondió al siguiente motivo "territorial": algunos hombres de las celdas 19 y 20 habían sido trasladados a otro sector de la cárcel, y al volver pretendieron seguir ejerciendo el liderazgo del lugar –en donde están alojados algunos de los reclusos más peligrosos y problemáticos del centro penitenciario–.

Pero los siete presos de la celda 16 les exigieron que se vayan o que relegaran el control del área. El dominio de la zona es clave porque permite tener el monopolio del tráfico interno de drogas, cigarrillos o celulares, o el acceso a las comisiones de trabajo que brinda la dirección de la institución, como tareas de limpieza y mantenimiento, contaron las fuentes del caso.

El ataque fue veloz. Los agresores tiraron contenido inflamable hacia adentro de la celda 16, y comenzaron un incendio que se propagó rápidamente por el interior de esa área. La estrategia tenía por objetivo que ocurriera  lo que terminó pasando. Las víctimas abrieron las rejas –que en muchas partes del sistema carcelario son endebles o están rotas y debe recurrirse a candados externos–, huyeron desaforados de las llamas cubriéndose los rostros, y afuera los emboscaron.

Es que el plan contaba con ese último detalle: el fuego haría imposible que las víctimas agarraran sus cortes, con los hierros muy calientes debido al exceso de temperatura.

Dos hombres –de 24 y 27 años– fueron asesinados en el acto por las estocadas recibidas, y los otros cinco recibieron varias heridas, además de las quemaduras, lo que obligó a que fueron internados de inmediato en el Centro Nacional del Quemado.

Todos los indagados quedaron a disposición de Morales, y por disposición de la UIAP resultaron incomunicados, a la espera de ser interrogados por la fiscal y los investigadores. Entre las dificultades del caso, la policía no dispone de cámaras de vigilancia ni de ninguna filmación realizada por celular u otro dispositivo.

Las muertes y el hacinamiento

Juan Miguel Petit, el comisionado parlamentario para las cárceles, dijo a El Observador que el sector donde tuvo lugar este episodio tiene graves problemas de hacinamiento. "Hay el doble de personas de las que debería haber, a pesar de que se han hecho mejoras, como colocar camas y arreglar la luz. Es uno de los lugares más críticos, donde el trato es lo que denominamos inhumano y degradante", aseguró.

En ese sentido, citó el artículo 87 de la ley de urgente consideración aprobada en julio pasado, y que establece la obligación del Estado de llevar a cabo una estrategia nacional penitenciaria. "La administración ha manejado la emergencia sanitaria y carcelaria muy bien, pero falta esa estrategia a largo plazo, con resultados, actividades y acuerdos entre varios actores y organismos que tenemos mucho para aportar", dijo.

En diálogo con Telenoche, Petit dijo también que entendía que "la opinión pública debe saber que hoy murió un muchacho de 24 años" y que, tanto en su caso como en el de la otra víctima, podría haberse rehabilitado y "tener otra suerte en otras condiciones”.

El comisionado, que insiste desde hace un tiempo en la necesidad de crear una fiscalía especializada en temas carcelarios, informó además que este año ya hubo tres asesinatos y que en 2020 se registraron 33 homicidios en todo el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), aunque hay más casos no definidos que pueden aumentar la cifra. También hubo 15 suicidios, y 11 internos fallecieron por enfermedad durante el año pasado.

Por otra parte, el año pasado se registraron otros enfrentamientos en el módulo tres de la ex Comcar. En febrero, una pelea entre aproximadamente 60 reclusos dejó también dos fallecidos y seis personas privadas de libertad que debieron ser trasladadas luego de que una celda se incendiara. En ese momento los presos filmaron lo que sucedía y pedían que la policía actuara con celeridad para controlar el fuego. 

En setiembre, un incidente entre presos fue controlado pero terminó con roturas en el sector.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...