Cargando...
Las celdas son individuales y hay 48 disponibles

Nacional > CÁRCELES

Cómo funciona la primera cárcel de máxima seguridad donde viven siete presos

Está rodeado por un muro de cemento en lugar del clásico alambrado y está dentro del predio del Comcar

Tiempo de lectura: -'

25 de abril de 2022 a las 05:01

Entre los más de 3.500 presos que están recluidos en la cárcel de Santiago Vázquez (antes Comcar), hay siete que el Ministerio del Interior entendió que son de "extrema peligrosidad". Por el calibre de los crímenes que cometieron y por los problemas que han causado estando presos, la cartera de seguridad decidió recluirlos en una cárcel aparte, la primera de máxima de seguridad del país. 

Entre los siete selectos, está el barrabrava de Peñarol Erwin "Coco" Parentini, quien desde la cárcel seguía ordenando crímenes. Las celdas son individuales y hay 48 disponibles. 

Está cárcel que funciona dónde estaba el módulo 12, está rodeada por un muro de cemento en lugar del clásico alambrado y es custodiada por la Guardia Republicana. Si bien está dentro del predio del ex Comcar, depende directamente del director del INR, Mendoza.

Además, para mayor seguridad, cada celda tiene una puerta individual y, una vez abierta, hay un metro de distancia con el enrejado detrás del cual está el preso.

Para los casos como el de Parentini, que es sabido que daba órdenes desde el Penal de Libertad, la cárcel cuenta con inhibidores que evitan que puedan usar celulares para comunicarse con el exterior. Cuentan con dos horas para salir al patio, una por la mañana y otra por la tarde. 

Las normas Mandela

El Ministerio del Interior, en diálogo con el comisionado parlamentario penitenciario, Juan Miguel Petit, se encuentra explorando cómo lograr cumplir con los requisitos para custodiar a los privados de libertad, tal y como lo determinan las normas Mandela, a las que Uruguay suscribió. Implica que, por la peligrosidad de estos reclusos, no deberían ser custodiados por operadores penitenciarios regulares –a quienes pudieran conocer o amenazar– sino por un tercero. Aún analizan qué requisitos debería tener esta figura, ya sea desde su formación profesional y perfil de trabajo. 

 El plan del ministerio para las cárceles

El ministro del Interior, Luis Alberto Heber, confirmó en setiembre en el Parlamento la creación de un fideicomiso para la construcción de nuevas cárceles. Una idea que, admitió el ministro, generó una "autocrítica interna" en el gobierno. 

"Si sumamos los fideicomisos departamentales que se han hecho y otros que se han agregado, no parecería lo más correcto generar uno nuevo para encontrar recursos para construir cárceles", reconoció.  

Según explicó en ese entonces, la idea es construir tres complejos carcelarios similares a Cerro Carancho, la cárcel ubicada en Rivera. Los tres se ubicarán en el predio de Penal de Libertad . El objetivo es sustituir las cárceles que hoy se están en el centro de ciudades del interior, como Artigas, Tacuarembó y Treinta y Tres. También, aliviar la "tensión" que existe en algunos sectores de Santiago Vázquez. Se sumarían a tres "barracones" que serían destinados a presos primarios y que puedan moverse en un régimen de semilibertad. 

En el Ministerio de Economía y Finanzas dieron su aval para diseñar un nuevo esquema, que vendría a sustituir al "largo, tedioso y hasta caro" proceso de Participación Pública Privada (PPP). Ahora sería CCC: Construcción de un Complejo Carcelario. 

Debido a la urgencia que tiene el país en la construcción de estos nuevos centros, el ministro sostuvo que sería posible financiarlos a diez años con recursos del Presupuesto del Ministerio del Interior más dinero que se comprometan en futuras Rendiciones de Cuentas. 

Cada uno de los centros sería capaz de albergar a 460 reclusos. Para atenderlos, se calculaba que se necesitarán entre 200 y 300 funcionarios por módulo. Una vez otorgada la licitación, Heber estima que sean realidad en el plazo de un año. 

"Con esto no pretendemos resolver el problema del sistema carcelario, que es realmente grave", señaló el ministro. "No dejo de asombrarme de muchas cosas que suceden allí adentro", dijo al coincidir en que las cárceles representan una "ciudad oculta". 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...