Espectáculos y Cultura > CADENAS VS. TRADICIÓN

Cómo será el primer local de Starbucks en Italia, la tierra del espresso

La tienda está ubicada en un antiguo palacio de Milán, que fue restaurado durante dos años

Tiempo de lectura: -'

07 de septiembre de 2018 a las 09:29

Starbucks llegó a Italia, donde inauguró su primer local este viernes con la intención de competir con una de las tradiciones más firmes de los locatarios: el café espresso tomado en un bar. La cadena estadounidense se instaló primero en el centro de Milán, donde restauró el antiguo edificio Poste, un emplazamiento histórico de 2.300 metros cuadrados que fue edificio de correos de la ciudad. 

Con el nombre de "reserve roastery", este elegante espacio ofrece el habitual servicio de cafetería de la cadena, además de cócteles y comida, incluyendo, por supuesto, pizza. Quienes visiten el local podrán ver todo el proceso de preparado del café, desde el tostado hasta el momento de servirse en la taza. 

Suelos de mármol, maderas lustrosas, un coqueto espacio abierto en la delantera del local y un espacio enorme son los signos característicos de un edificio que tiene como misión alejar a los clientes italianos de su tradición, al menos por un momento. Aunque la misión será complicada, considerando que en el país europeo se sirven, por año, seis mil millones de cafés expresos. 

Howard Schultz, que conoció Starbucks en 1982, la compró en 1987, la hizo triunfar en todo el mundo, y ahora ejerce como presidente honorífico de la compañía, aseguró que el grupo llega "con humildad" a Italia. "Fue en Milán, en 1983, donde para mí empezó todo, el café italiano captó mi imaginación (...) Durante todos esos años soñé que un día volveríamos", explicó Schultz, esperando que la marca se ganará "el respeto de los italianos".

El nuevo local apunta principalmente al público "millennial", a los jóvenes de entre 18 y 35 años, un público con el que la cadena ya ha tenido buenos resultados en otros países donde el café tradicional está muy arraigado como Francia. "Naturalmente por la mañana prefiero estar aquí pero quizás por la tarde, durante una pausa, iré a Starbucks", declaró a la agencia AFP Nicola D'Alessandro, de 35 años, tras tomarse un expreso en Caffè Napoli, una cadena local.

Starbucks propone un contraste con las cafeterías tradicionales italianas, donde lo habitual es tomar el café de pie, en unos minutos, antes de seguir con la rutina habitual. La cadena, con su red de wifi y un entorno diferente, propone una experiencia distinta, buscando que los clientes permanezcan más tiempo en ella.  "Habrá que ver si arraiga en Italia o no. Los italianos no están acostumbrados a tomar cafés largos", explica Alessandro Panzarino, responsable de la cafetería Martini, cerca del nuevo Starbucks.

Aunque reconoce que tiene un poco de miedo del "coloso" y que espera que al principio haya un "boom", Panzarino cree que la gente se cansará y volverá al café tradicional, que suele costar un euro en Milán, en contraste con el precio de 5 euros de los cafés de la cadena.

El próximo local italiano será en Roma, y se planea que haya una veintena de locales para fin de año. Starbucks se encuentra en un proceso de expansión global que también abarca a Uruguay, donde ya cuenta con dos locales.

(Con información de AFP)

Comentarios