Economía y Empresas > E-COMMERCE

Cómo vender agroalimentos, vinos, cosmética, piedras semipreciosas y moda uruguaya en China

Zonamerica ofrece una plataforma de comercio electrónica que permite llegar directo al consumidor chino con ventajas impositivas y de costos

Tiempo de lectura: -'

30 de mayo de 2018 a las 05:00

China es desde hace unos años el principal socio comercial de Uruguay y nada parece indicar que otro mercado pueda destronarlo a corto plazo. Los consumidores chinos se llevan 4 de cada 10 kilos de la carne vacuna que exportan los frigoríficos uruguayos, así como un volumen mayoritario de soja y celulosa.

El potencial de crecimiento para un país de casi de 1.400 millones de habitantes parece ser ilimitado. En ese sentido, gracias al avance explosivo del comercio electrónico (e-commerce) aparece una beta nada despreciable para que otros productos uruguayos de menor renombre puedan llegar directo a las domicilios de los consumidores chinos con ventajas impositivas y burocráticas respecto al esquema tradicional. La firma uruguaya Zonamerica cuenta con una plataforma de negocios hace casi un año en la potencia asiática que procura ser nexo para la facilitación de negocios e inversiones en América Latina. La empresa ya cuenta con firmas asiáticas en sus zonas francas de Uruguay y Colombia.

"Hemos constatado que hay muchos productos latinoamericanos en China, pero hay pocas empresas. Hay empresas chinas adquiriendo materias primas y que luego venden al consumidor chino, pero son pocas las que mantiene el control de su producto y marca y llegan directo. Eso representa una oportunidad. El objetivo es facilitar que esas empresas puedan llegar directamente con su cliente", explicó a El Observador desde Foshán -forma parte de la provincia de Cantón, al sur oeste de China- Javier Bahut, country manager de Zonamerica en China.

El ejecutivo indicó que tener presencia en el Estado chino tiene complicaciones administrativas, de recursos y tiempo. Por ejemplo, abrir una sociedad demanda de tres a seis meses y aportaciones de capitales elevadas para un año estimadas en unos U$S 100 mil.

"Para hacer negocios en China es fundamental estar en este país. Hay que estar en su horario, su calendario y poder hablar en su idioma (mandarín)", dijo Bahut.
Gabriel Rozman, presidente de la Cámara de Comercio Uruguay-China añadió que los "chinos están muy acostumbrados el e-ecomnercio porque viven en ciudades grandes y alejadas. No es nada nuevo para ello y tienen facilidades de pago", comentó.


Zonamerica en China apunta a "minimizar costos y riesgos" para las empresas que pretendan ingresar a ese mercado, dijo Bahut. En esa línea de llegar a los exportadores, la firma uruguaya se ha posicionado en el nicho e-commerce, un fenómeno a nivel global con una fuerte penetración en los consumidores chinos. Según informó el country manager de Zonamerica, el 20% del consumo retail en lo que va de este año en China se ha realizado en forma electrónica.

"Es un número muy significativo", aseguró. El volumen de negocios por e-commerce del gigante asiático está por encima de EEUU, por ejemplo. "Es un canal donde los chinos se han adaptado y conviven muy favorablemente", acotó Bahut.

Alianza con socio chino

Para potenciar su abanico de opciones, Zonamerica firmó un acuerdo en China con JD.com, uno de los líderes del e-commerce en la potencia asiática. Esa alianza desembocó en el desarrollo de una plataforma cross border -sirven el producto desde fuera del espacio aduanero chino- para vender producto del extranjero directamente el consumidor chino, explicó Bahut. En ese marco fue que en una reciente gira por Asia el intendente de Montevideo Daniel Martínez visitó el emprendimiento. El jerarca ofreció una conferencia de prensa en la que realizó la primera compra honorífica a través de la plataforma de comercio electrónico transfronterizo Pin Wei La Mei. Diseñada y operada por Zonamerica, se trata de la primera en su tipo dentro del portal JD Worldwide, propiedad de JD.com, que ocupa el tercer lugar a nivel mundial entre las compañías que brindan servicios a través de internet.


Bahut comentó que las primeras pruebas de bienes uruguayos a través de esta plataforma se realizaron con vinos uruguayos de la cepa Tannat, prendas de Manos del Uruguay y un modelo de guitarra para niños que está diseñada por una empresa uruguaya. "Es una herramienta muy útil y eficiente para que los exportadores vean y quieran probar si sus productos realmente tienen oportunidades firmes", dijo.

El potencial y ventajas

A juicio de Bahut, hay varias categorías con potencial como productos agroalimentarios con calidad elevada, así como cosméticos, moda y complementos como zapatos o hasta bolsas. "Acá no se requieren empresas tan grandes, sino un diseño exclusivo con materias primas originales", comentó. Una de las ventajas competitiva que ofrece la opción cross border es que tiene una carga inferior de aranceles y de impuestos frente al canal de intercambio tradicional, así como una reducción sustantiva de los trámites administrativos.

Bahut mencionó que el caso del vino que no es necesario ningún tipo de modificación en el etiquetado de las botellas, ni un registro específico, a diferencia de ingresar por el canal tradicional donde la normativa exige un registro del exportador, del importador, contar con un etiquetado de origen chino y certificado del país de procedencia.

"Para simplificar la idea, es como si se comprara directamente en el dutty free de un aeropuerto", resumió.
Por ejemplo, el registro de una crema hidrante puede demandar en China un período de uno a tres años, además del costo que insume este trámite por medio de una firma de ese país.

De todas formas, no es que se puede colocar cualquier producto uruguayo en el mercado chino, si no aquellos que ya tienen su ingreso habilitado por el canal tradicional como carne vacuna, ovino o lácteos, por mencionar algunos. Bahut indicó que bajo la opción cross border se paga un IVA reducido del 11,9% -frente al 17% general- y 0% de impuestos arancelario. La carne vacuna paga en China un arancel del 12% y de 10% para la leche en polvo entera por el canal tradicional.

Por último, Bahut indicó que también estaba viendo un potencial en algunos bienes no tan tradicionales para Uruguay como las piedras preciosas, amatistas, joyería.

"Hay productos artesanales muy autóctonos de Uruguay que estamos convencidos tendrían mucha salida en este mercado", proyectó.

Rozman acotó que a la clase media china le gusta comprar cosas que entienden. "Por ejemplo, el interés por las amatistas uruguayas está porque tienen una historia detrás de todo el proceso de explotación en Artigas". También es relevante que la empresa que venda sea conocida y cuente como mínimo con un sitio web para poder acceder a referencias y buscar información.

Socio cada vez más relevante

China fue el principal destino de exportación en 2017 para Uruguay ya que se le exportó el 28% del total, con un monto total de US$ 2.549 millones y un crecimiento de 38% respecto a 2016, según información de Uruguay XXI. La soja fue el principal producto exportado con una participación de 39% en el monto total de las ventas al gigante asiático. La carne bovina y la celulosa ocuparon el segundo y tercer lugar respectivamente con una participación de 24% y 22% respectivamente.

Comentarios