Nacional > INGRESO AL SERVICIO EXTERIOR

Concurso de cancillería: examinadores pidieron "garantías" y saber qué pasó

Académicos que integraron el tribunal expresaron su malestar por la manipulación del resultado 

Tiempo de lectura: -'

18 de mayo de 2019 a las 05:01

Los profesores externos a la cancillería que integraron el tribunal del concurso de ingreso, cuyos resultados finales fueron alterados por la administración con una maniobra irregular, pidieron explicaciones sobre lo sucedido, que se identifique al o los responsables y exigieron “garantías” para futuros concursos. 

Luego que El Observador revelara la manipulación que hizo la cancillería los profesores solicitaron por escrito una reunión “de urgencia” con el director de la Secretaría  General, embajador Carlos Amorín.  El ministerio había otorgado como mérito dos puntos de forma arbitraria a todos los concursantes por haber presentado el título universitario, lo cual constituye un requisito para participar. 

El encuentro con Amorín se concretó el miércoles 15, horas antes que el ministro Rodolfo Nin Novoa calificara el hecho como un “error involuntario” y decidiera dar marcha atrás. A la reunión acudieron Diego Escuder y Camilo López, ambos profesores de la Universidad de la República (Udelar) y miembros del tribunal académico que tomó dos partes medulares de la prueba: el examen escrito y el oral. Escuder es coordinador de la Licenciatura en Relaciones Internacionales de la Udelar y profesor grado 4 de Derecho Internacional Público en dicha universidad. López, por su parte, es docente grado 3 de la Udelar y da clases en Ciencias Económicas, Ciencias Sociales y Derecho.

En el encuentro, los profesores le subrayaron al embajador –máxima autoridad administrativa de la cancillería– que querían saber cómo fue que se decidió violar las bases del concurso y atribuir un puntaje que jamás había estado previsto en este tipo de concursos. También exigieron “garantías” para el futuro y, en particular, quisieron saber cómo trabajará la cancillería para evitar que este tipo de situaciones se vuelvan a repetir. En efecto, estos profesores comprometieron su participación futura a que se esclareciera el asunto. “Vamos a verlo”, contestó Amorín, según supo El Observador

La decisión de agregar dos puntos a todos los que llegaron a la instancia final del concurso se hizo de forma posterior a la actuación del tribunal académico. Con la evaluación del examen oral, el 6 de mayo, culminó el trabajo de los profesores que son externos a la cancillería. 

El lunes 13, en el Instituto Artigas de Servicio Exterior (IASE), se hizo la apertura del anonimato de la prueba escrita, con Servicio Civil presente en el acto, y se revelaron los puntajes de las pruebas de idiomas. Al conocerse los resultados ese día ya se supo en el ministerio que eran ocho las vacantes que se llenarían de las 17 disponibles.

Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre normalmente, los resultados no se subieron a la web ese mismo día sino que demoraron alrededor de 24 horas. En ese interín alguien de la administración –la cancillería no responsabilizó a nadie en particular- inventó un mérito que no existía. Eso benefició a tres participantes, entre los que se encontraba el hijo de una embajadora política del Frente Amplio, quien también es funcionaria de la casa. 

El Observador consultó el martes de tarde al director del IASE, embajador Alberto Guani, quien dijo que no haría comentarios sobre el asunto. Guani es el responsable de instrumentar el concurso y depende jerárquicamente de Amorín. Sin embargo, los resultados permanecieron incambiados. Recién el miércoles, y tras la publicación del artículo, fue que el ministerio decidió tomar cartas en el asunto y excluyó a los favorecidos.

“Detectamos hoy (por miércoles) que a un requisito se le había puesto una puntuación y eso modificaba… no perjudicaba a nadie pero beneficiaba a algunos candidatos que no les daba el puntaje para ingresar a la cancillería”, dijo Nin Novoa en una rueda de prensa el miércoles de noche.

El jerarca se defendió diciendo que se trató de un “error involuntario” y que por esa razón no sancionaría a nadie. “Es muy difícil amañar un concurso de esta naturaleza porque la parte fundamental de estos concursos es que los profesores, los que toman exámenes, son externos a la cancillería. Acá vienen profesores de derecho, abogados, asesores de partidos políticos a ver los concursos y a tomar examen. Hay diplomáticos, está Servicio Civil”, argumentó Nin Novoa. 

Pero lo que omitió decir fue que el “error” se cometió luego de la actuación del tribunal académico. Quien tocó los resultados sabía perfectamente lo que hacía porque en la tabla final de resultados no precisó cuál era el porcentaje correspondiente a los méritos, que es 3% según las bases, pero que había quedado en 5% con el agregado de dos puntos. “Fue absolutamente transparente como ha sido siempre”, culminó Nin Novoa.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...