Economía y Empresas > Indicador

Confianza de los consumidores cayó en mayo por tercer mes consecutivo

La suba del dólar pega fuerte en la predisposición a la compra de bienes durables; también empeoraron expectativas sobre desempleo

Tiempo de lectura: -'

21 de junio de 2018 a las 12:51

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) de mayo se situó en 43,9 puntos, 2,3 puntos por debajo del dato del mes anterior (-4,9%).

Es la tercera caída consecutiva que tiene el indicador y se explica por la contracción en los subíndices de "predisposición a la compra de bienes durables" (-4,9%), y "situación económica personal" y "situación económica país" que perdieron 0,9 puntos cada una en comparación con abril.

De esta forma, en mayo el ICC continúa en la zona de "moderado pesimismo", y con ello registra el menor valor desde mayo-junio de 2016, cuando se registró el mínimo histórico de la serie, según los datos divulgados este jueves por la Cátedra Sura de Confianza Económica de la Universidad Católica.

En particular, la menor disposición a la compra de bienes durables se ubica en el menor valor desde junio de 2016. De hecho en mayo, el billete verde se valorizó casi un 10% y registró la mayor suba mensual de los últimos 8 años.

Esa variación ya se refleja claramente en las ventas de algunos sectores, como el mercado automotor que se contrajo 9,2% en los primeros cinco meses del año.

Los consumidores tienen más cautela a la hora de endeudarse en dólares, tomando en cuenta que la inmensa mayoría de los asalariados gana en pesos. A ello se suma la incertidumbre que existe en los países de la región y que ya comienza a tener efectos sobre la economía local.


Los otros indicadores presentan una evolución heterogénea en mayo. Hubo tres que evolucionaron en sentido de mayor pesimismo económico. Estos son: los de preferencia por depositar en moneda nacional (-8%), el de expectativas de desempleo (aumenta 2,6%) y el de expectativas de ingreso (-2,3%.)

El índice que capta las expectativas de desempleo ha estado mostrando, gradual pero sistemáticamente, un mayor deterioro mes a mes en el 2018.

Por otro lado, presentan una variación mensual en sentido de mayor optimismo el subíndice de preferencia por depositar en el país (1,7%), en tanto permanecen estables respecto a abril los subíndices de capacidad de ahorro (0,4%) y de expectativas de inflación (-0,3%).

Si se compara el promedio acumulado del año 2018 con el de 2017, se observa que todos estos indicadores (con excepción del de capacidad de ahorro) muestran un mayor pesimismo del consumidor. El más afectado es el de preferencia por depositar en el país (-3,6%), seguido por el de preferencia por depositar en moneda nacional (-3,4%), y el de expectativas de ingreso (-2,4%).

Lea también: Freno en el consumo pasa factura a la recaudación de la DGI

Comentarios