Nacional > Ley de Género

Crearán nuevas fiscalías de homicidios, drogas y corrupción

Se crearán además cinco fiscalías de delitos sexuales a partir de la eliminación de las fiscalías de violencia doméstica

Tiempo de lectura: -'

29 de septiembre de 2018 a las 05:04

La Fiscalía General de la Nación (FGN) está reorganizando el trabajo para aumentar la cantidad de fiscalías especializadas en Montevideo en las materias de Homicidios, Delitos Económicos y de Corrupción, y Estupefacientes en las que sólo hay una y tienen una demanda importante de trabajo. La primera de estas tres se concretará en las próximos dos o tres semanas a partir de la conversión de una fiscalía de violencia doméstica que lleva varios meses vacante, según dijo una fuente de Fiscalía a El Observador. A cargo de la nueva fiscalía de Homicidios estará la actual fiscal de Flagrancia de 15° turno, Mirta Morales, quien hasta el momento no ha sido notificada formalmente de su designación.

De esta manera se buscará que existan al menos dos fiscalías especializadas para esas materias. La mayor urgencia es la Homicidios, delito que en el primer semestre del año aumentó 44% en Montevideo, según datos del Ministerio del Interior, y cuya investigación actualmente es responsabilidad de un único equipo liderado por el fiscal Juan Gómez.

La creación de las fiscalías de Estupefacientes, Delitos Económicos y Corrupción, deberán aguardar a que la ley de Rendición de Cuentas tenga la aprobación definitiva. Esta semana fue votada en el Senado con algunos cambios por lo que deberá volver a Diputados, lo que se espera que ocurra en la primera semana de octubre.

El artículo 286 del proyecto de Rendición de Cuentas prevé transformar las cinco fiscalías de Violencia Doméstica de Montevideo que hoy trabajan con los juzgados de Familia Especializados en fiscalías penales especializadas en Delitos Sexuales, Violencia Doméstica y Violencia Basada en Género, las cuales se suman a las dos que ya funcionan. Una vez que comiencen a funcionar, la Fiscalía de Corte evaluará cuáles fiscalías transforma en las que atenderán los casos de narcotráfico y de delitos económicos. 

 ¿Qué implica eliminar las fiscalías de violencia doméstica?

  Los Juzgados de Familia Especializados son los encargados de fijar las medidas de protección para las víctimas de violencia doméstica como la restricción de acercamiento, la custodia policial o el uso de tobilleras.

A diferencia de los juzgados penales, donde los fiscales son parte en el proceso argumentando en contra de un acusado y un juez imparcial define quién tiene razón, en los juzgados Especializados de Familia los fiscales son terceros. En casos en los que por ejemplo una mujer solicitara que se le retire la tobillera a su pareja agresora, y la Justicia conceder esa solicitud, las fiscalías de Violencia Doméstica podía apelar en contra de la víctima, en el entendido de que su vida estaría en peligro si se eliminaran las medidas de protección.  

Cuando el pasado 12 de setiembre el fiscal de Corte, Jorge Díaz, dijo que una de las razones para convertir los fiscales de violencia doméstica en fiscales penales, es que “no cumplen un rol fundamental”, y por el contrario es preferible “destinar esos recursos a aquellos procesos en los que la fiscalía es parte”, como ocurre en el sistema penal.

Según explicaron desde la Fiscalía, la conversión de las fiscalías de violencia doméstica es el “plan B” del Ministerio Público para tratar de cumplir con los requerimientos de la ley de violencia basada en género que fue aprobada a fines de 2017 y que creó nuevas figuras delictivas, como abuso sexual sin contacto corporal o el grooming (adultos que a través de medios tecnológicos se hacen pasar por menores con fines sexuales).

Según datos del Poder Judicial, esta ley incrementará el número de denuncias un 35% . Eso en un contexto donde las denuncias por violencia de género pasaron de 10 mil al año en 2003 a las más de 40 mil de la actualidad.

Para dar respuesta a esa demanda la fiscalía solicitó un aumento presupuestal de $ 300 millones, una cifra que no fue contemplada por el Poder Ejecutivo. La alternativa de Díaz fue convertir las fiscalías de violencia doméstica para fortalecer la persecución penal.

Resistencias

Los casos que involucran la violación de derechos de menores de edad previstos por el Código de la Niñez y la Adolescencia, que actualmente son tratados por fiscales de violencia doméstica, recaerá ahora en la única fiscalía civil de la capital.

La responsable de implementación del nuevo Código del Proceso Penal, Patricia Marquisá, admitió que esto genera preocupación en la Fiscalía y que se buscará reforzar el equipo de la fiscalía civil para que puedan dar respuesta a la nueva demanda.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.