Nacional > DESAPARECIDO Y HERIDOS

Crónica del incendio devastador en fábrica de productos químicos

Está desparecido un hombre de 35 años que se encontraba cerca de donde ocurrió la explosión

Tiempo de lectura: -'

11 de enero de 2018 a las 18:55

Sobre las 11.30 de la mañana de este jueves, cuando en Montevideo había una temperatura promedio de 30°, Marcel de Gregorio se encontraba lavando su vehículo particular cuando sintió una explosión que le "sacudió toda la camioneta". Lo primero que hizo De Gregorio fue ir a largar su caballo, porque estaba asustado y "se iba a lastimar todo", contó a El Observador el joven de 21 años.

De Gregorio vive a tan solo diez metros de la empresa Lanco Sociedad Anónima –ubicada en camino El Cordero y camino Mendoza–, donde reventó un reactor que mezcla grasa con otros productos químicos. La explosión quebró vidrios de los alrededores y los vecinos tuvieron que autoevacuarse, aunque hasta ahora ni el fuego ni el humo alcanzaron ninguna vivienda.

La impresionante nube negra provocada por la mezcla de 80 toneladas de grasa, 2.000 litros de alcohol y otros solventes tóxicos se podía ver a 10 kilómetros de distancia de camino al lugar. Allí, las leves explosiones producidas por las tarrinas de 200 kilos de grasa pura se podían escuchar en lapsos de pocos minutos. La fábrica Lanco procesa y refina grasa vegetal, produce lanolina y otros derivados, que son productos principalmente utilizados en la rama industrial.

Incendio

De los entre 10 y 15 trabajadores de la empresa, un hombre de 35 años se encontraba operando el reactor donde se produjo la explosión. El trabajador aún permanece desaparecido. "Lamentamos que hay un muchacho de 35 años que está desaparecido y si no apareció es porque lamentablemente tuvo un resultado triste", señaló la vocera de Bomberos, Mariela Vivone. Hubo otros lesionados leves, entre ellos dos policías.

Lea también: Trabajador desaparecido en el incendio estaba cerca de donde fue la explosión

Los primeros en llegar a la entrada de la empresa fueron los empleados de una fábrica aledaña, que en principio vieron salir al dueño de Lanco con la cabeza ensagrentada, con un andar como "si viniera de Irak". Después, una vecina de la zona salió caminando por la calle de tierra junto a una niña.

Cuando esas imágenes aparecieron en escena, los militares del Batallón de Infantería N°3, que se encuentra enfrente a donde ocurrió el siniestro, dejaron de mirar por detrás del alambrado con incredulidad para también prestar su asistencia.

Incendio

En el área trabajaron entre 20 y 30 bomberos tratando de extinguir el incendio en una zona de alrededor de 120 metros. El fuego permanecerá por varias horas hasta que terminen de arder todos los productos inflamables. Sin embargo, el incendio se mantiene circunscrito, dijeron las autoridades.

El trabajo de los bomberos, que se fueron turnando para atacar el fuego principalmente con espuma en vez de agua (debido a que expande la grasa), se complementó con la constante llegada de camiones cisternas tanto de OSE como de la Dirección Nacional de Bomberos. Se buscó alivianar una situación en donde se combatían las llamas a 100 metros de distancia, dada la extrema temperatura que alcanzó el foco, que llegó "a miles de grados" y que destruyó completamente toda la estructura del inmueble, según comentó la vocera de Bomberos.

Mientras tanto, afuera los operarios de Lanco recibieron a los familiares que iban llegando. Ante la perplejidad, mostraban rostros tensos de tristeza y de enojo, como si aún no hubiesen caído en la noticia de que su compañero desapareció entre las llamas.

Comentarios