Cargando...
Lacalle Pou es la figura en actividad más conocida.

Nacional > Opinión pública

En el interior Cosse es más conocida que Orsi, y Delgado iguala a Beatriz Argimón

Encuesta de Opción revela el nivel de conocimiento de los potenciales candidatos en la carrera hacia 2024

Tiempo de lectura: -'

16 de julio de 2022 a las 05:02

Luis Lacalle Pou aparece en más tres millones de resultados de una búsqueda simple en Google. Fue la cara visible de las conferencias que desde Torre Ejecutiva los canales de televisión transmitían en cadena nacional al comienzo de la emergencia sanitaria. Previo a las elecciones internas que lo llevaron a ser candidato presidencial, tuvo más segundos publicitarios al aire que todo el Frente Amplio y el Partido Colorado sumados. Fue tendencia de Twitter en Argentina, lo entrevistó la BBC y al menos dos uruguayos llevan su firma tatuada en el antebrazo. Pero el 2% de la población adulta del país dice desconocer quién es Lacalle Pou.

El presidente de la República es, sin embargo, el líder político en actividad que cosecha mayor nivel de conocimiento popular. La última encuesta ómnibus —como los encuestadores le llaman en la jerga a esas consultas de opinión pública en las que se pregunta desde las preferencias electorales hasta los principales problemas del país— de la consultora Opción revela que la grilla de figuras políticas uruguayas hay al menos tres escalones de conocimiento. Lacalle Pou está en un primer peldaño, separado del resto. Más atrás vienen aquellos líderes que ocuparon o compitieron por cargos a escala nacional: Pedro Bordaberry (el 7% dice explícitamente que no lo conoce), Guido Manini Ríos (8%), y Carolina Cosse (9%). El podio lo completa un tercer grupo de líderes “emergentes”: Beatriz Argimón (14%), Álvaro Delgado (16%), Yamandú Orsi (16%) y Laura Raffo (17%). 

Eso responden los uruguayos cuando se les pregunta por la simpatía que les despierta cada uno de esos actores políticos. Sin ayuda de imágenes ni de cargos —y dejando de lado el pequeño porcentaje de los encuestados que prefiere no contestar la consulta— los uruguayos son capaces de responder en su mayoría si determinada figura les causa simpatía, antipatía o ninguna de las dos. Pero hay una porción que admite no conocer al nombre en cuestión. Y ese parece ser un dato clave entre quienes desean competir en la carrera electoral para 2024.

Cuentan que el publicista Ivy Lee —uno de los hombres que consolidó como disciplina a las Relaciones Públicas— les decía a sus clientes: “lo importante es que hablen de ti, aunque sea mal”. Y en la política moderna su máxima se convirtió en axioma.

Tal vez por eso el hoy senador Juan Sartori —un desconocido para la masa de uruguayos hace menos de un lustro— lanzó su precandidatura presidencial con la expectativa: “¿Quién es Juan?”. El canciller renunciante Ernesto Talvi —otro de los outsiders en la pasada campaña electoral— peleó por la vuelta de los debates televisivos dado el rating potencial. Lo logró, un cuarto de siglo después de la última contienda dialéctica en pantalla chica, se enfrentó al frenteamplista Óscar Andrade. Y el jefe de campaña del líder colorado, el publicista Francisco Vernazza, preguntaba en cada corte publicitario: “¿cuántos puntos (de rating) va midiendo?”.
El nombre del candidato es uno de los elementos constitutivos del voto, sobre todo en los sistemas semi-presidencialistas como el uruguayo. Pero el director de Opinión Pública de la consultora Opción, Rafael Porzecanski, aclara que una mitad del electorado tiene una identidad de bloque en que las caras pierden peso.

Los datos que muestran la última encuesta de Opción abonan, según Porzecanski, a la postura de los colorados que reclaman la vuelta de Bordaberry: “tiene la ventaja que, al ser conocido, le podría bastar una campaña corta”.

En el Partido Nacional, en cambio, los tres liderazgos (Delgado, Argimón y Raffo) empiezan con niveles de desconocimiento similares. “Son niveles más bajos que la mayoría de otros nombres nacionalistas que se mencionaron a excepción de Sartori”, admitió el sociólogo. 

En el Frente Amplio “Cosse tiene un diferencial de conocimiento sobre Orsi. Pero la diferencia central entre ambos se da en parte del electorado de la coalición multicolor, porque que Orsi genera menos rechazo que Cosse entre esos votantes”.

Pese a que el intendente de Canelones, Orsi, era señalado como un atractivo de la izquierda fuera de su bastión metropolitano, la intendenta de Montevideo, Cosse, es más conocida en el interior. Y Porzecanski lo atribuye a la “vidriera que significa la capital” y a que ocupó cargos nacionales”.

Sea cual sea el candidato que busque hacerse conocer previo a 2024, hay un sector de la población a conquistar: los jóvenes. “Están más alejados de la política y de los políticos”, dice Porzecaksni. Al punto que el 25% no sabe quién es Delgado, Argimón, Raffo u Orsi.
 

Cinco preguntas a Rafael Porzecanski (Opción Consultores)

“La mitad vota a su bloque sin importar caras”

En un electorado divido en dos grandes bloques, ¿importan cuáles son los candidatos o líderes de cada bloque?
Hay un segmento relevante de la población que va a votar a su bloque sin importar las caras. Incluso es probable que los liderazgos sean otro adicional de fidelidad. Hay entre 25% y 30% de frenteamplistas duros, y un porcentaje similar a la interna de la coalición. Así que más de la mitad del electorado ya tiene una identidad de bloque marcada. Es un porcentaje similar a cuando se pregunta sobre si se identifica con un partido concreto. Pero hay otra parte del electorado, más volátil, en que son importantes los candidatos. Y sobre todo son relevantes en el ciclo político previo al balotaje.
¿En política sigue primado aquello de que lo importante es que hablen de uno, aunque sea mal?
La visibilidad es importante, pero si la visibilidad es solo negativa no tiene ningún valor.  No siempre es necesario un saldo positivo. Hay figuras que son polarizadoras, generan amor u odio, pero son exitosas electoralmente. Porque son políticos que logran conquistar a ese porcentaje que le tiene simpatía y eso les es suficiente para sus objetivos electorales. Para un cargo en el Legislativo alcanza con un 5% o 10% de simpatizantes.
De cara a 2024, ¿hay espacio para nuevos liderazgos?
En Cabildo Abierto el liderazgo de Manini Ríos parece poco probable de ser disputado. El ministro (de Salud) Daniel Salinas es de los ministros más conocidos, pero no ha dado señales claras de querer candidatearse. En el Partido Colorado es una verdadera incógnita. En un eventual regreso de Pedro Bordaberry, empezaría con una apreciable ventaja frente a cualquiera de los nombres que podrían presentarse a la interna colorada. En el Frente Amplio hay lugar para la competencia, pero, en la percepción ciudadana suenan con mucha fuerza los nombres de Carolina Cosse y Yamandú Orsi. Y en el Partido Nacional puede haber otros, hay espacio, y dependerá cómo se agrupen los sectores. Eso sí: en las elecciones internas el nivel de conocimiento de los candidatos es clave.
¿Cuánto pesará en las candidaturas la protección y recomendación de líderes conocidos como Lacalle Pou, Mujica o Sanguinetti? 
La política uruguaya demuestra que no es fácil reclamar la herencia de marca.  
¿El giro a la izquierda en la región (Boric, Petro, Lula) incidirá en la elección uruguaya?
Uruguay va en línea de lo que pasa en la región, pero la correlación no significa causalidad. Por lo general a los países les afectan fenómenos similiares como son los precios de los commodities. Cuando hay cierta confluencia ideológica de los gobiernos, puede ayudar el relacionamiento. Pero no es una condición indispensable. Más que un giro a la izquierda, que sí se ve en la mayoría de candidatos que están ganando, parece haber una razón de alternancia sin importar el corte ideológico. l

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...