Opinión > OPINIÓN

Desafíos del Frente Amplio como partido de oposición

Tiempo de lectura: -'

26 de febrero de 2020 a las 05:00

Se termina un extenso ciclo político. En las elecciones de 2019 la ciudadanía ordenó que el Frente Amplio (FA) volviera a la oposición y asignó la Presidencia a Luis Lacalle Pou, encabezando una coalición de gobierno de cinco partidos. Ya tendremos tiempo de profundizar en los grandes desafíos del gobierno electo. Uno de ellos, fundamental, es el de contribuir a mejorar la calidad de la democracia uruguaya. Pero esto nunca depende únicamente de las decisiones sobre orientaciones y procedimientos de los gobernantes. También es función del comportamiento de la oposición. En este caso, dado que el FA sigue siendo el principal partido político de Uruguay, su responsabilidad en los tiempos que vendrán es de primer orden.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de

Elegí tu plan ahora y accedé sin límites.

¿Ya sos suscriptor? iniciá sesión aquíSuscribite

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...