Cargando...

Mundo > Informe mundial

Drogas :más consumidores, más muertes y fallas en tratamientos

La producción de cocaína alcanzó sus máximos históricos en los últimos años;

Tiempo de lectura: -'

15 de septiembre de 2019 a las 05:00

Fabiana Culshaw
especial para El Observador

El Informe Mundial sobre las Drogas 2019 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) afirma que el número de consumidores de opioides y personas con trastornos por consumo de drogas en el mundo es mucho mayor de lo que se había calculado.  

En el mundo hay unas 35 millones de personas que padecen trastornos por consumo de drogas y necesitan tratamiento, lo que superó la estimación anterior de la ONU de 30,5 millones. 

También  ha aumentado el número de víctimas: solo en el año 2017 unas 585 mil personas perdieron la vida a consecuencia del consumo de drogas. Las cifras muestran una tendencia al alza. 

En parte, la variación respecto a informes anteriores se debe a que el consumo de droga en sí ha aumentado y también a que los estudios han incorporado nuevas encuestas en países altamente poblados, como India y Nigeria.

Otras conclusiones de la UNODC indican que la producción de cocaína alcanzó sus máximos históricos en los últimos años; México se ha convertido en el segundo productor de opio del mundo, por detrás de Afganistán; la epidemia de opioides afecta especialmente a África; las drogas sintéticas y el cannabis están en auge; han aparecido nuevas sustancias psicoactivas; la prevención y el tratamiento siguen fallando.  

“Estos datos completan y complican aún más la imagen global que plantean los desafíos de la droga”, dijo Yuri Fedotov, director de la UNODC.

Opioides y cocaína 

Según la UNODC, los opioides son las sustancias que causan el mayor daño a la salud. Dos tercios de las muertes atribuidas a las drogas tienen causa en el consumo de opioides.

Por su parte, el Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas de Estados Unidos (NIH, por su sigla en inglés) da cuenta de la crisis de sobredosis de opioides que se vive en el país del norte, donde más de 130 personas mueren cada día por esta causa.  

El uso indebido y la adicción a los opioides (incluidos los analgésicos recetados, la heroína y los opioides sintéticos) son considerados una grave crisis nacional en salud pública en Estados Unidos.

En los últimos años se han sintetizado cientos de nuevas sustancias psicoactivas, destacando los estimulantes y los opioides sintéticos (análogos de fentanilo). También se está dando la expansión del tráfico de fentanilo y sus análogos en Europa y otras regiones. 

La cantidad de tramadol (opioide) incautada en el mundo llegó a 125 toneladas en 2017, lo que representa una cifra récord. Es sabido que el tramadol es ampliamente traficado y se utiliza con fines no médicos en África, se fabrica de manera ilícita en Asia Meridional y desde allí se introduce a otras partes del mundo, incluyendo Oriente Medio. 

Ese fármaco es recetado con fines médicos, pero su uso indebido o abuso se ha extendido en muchos países, además de ser comercializado por la delincuencia organizada. La UNODC considera que el uso no médico de medicamentos recetados se está convirtiendo en una amenaza importante en distintas regiones.

En cuanto a la producción de opio y la fabricación de cocaína, llegaron a niveles récord en 2017. La heroína, la cocaína y otros estimulantes, como las anfetaminas, coexisten cada vez más con nuevas sustancias psicoactivas que han aparecido en los distintos mercados.

Las Naciones Unidas indican que unos 17 millones de personas declararon haber usado cocaína en el último año previo a su estudio de 2017. Ese consumo está muy extendido, sobre todo en las Américas, Europa y Oceanía. Específicamente en las Américas, 8,5 millones de personas (1,3% de la población) consumieron cocaína ese año, representando la mitad de los consumidores a nivel global. 

En la región, Estados Unidos es el país con más alto consumo de cocaína (1,9%), seguido por Argentina (1,6%), Uruguay (también 1,6%) y Canadá (1,5%), según el Informe sobre el consumo de drogas en las Américas 2019 de la OEA. 

Es importante tener en cuenta que el estudio de la OEA se realizó en encuestados mayores de 15 años de edad, por lo que las tasas totales de consumo seguramente son más altas que los porcentajes mencionados.

En América Latina se encuentra la totalidad de la producción de cocaína de origen vegetal, con concentración en Bolivia, Colombia y Perú.

La  marihuana

Según la OEA, el mayor consumo de marihuana en la región se registra en Jamaica (16%), seguido por Chile (15%), Estados Unidos y Canadá (14% cada uno). En Argentina y Uruguay ese consumo llega a 10%, lo que es bastante alto, mientras que las tasas más bajas se observan en Ecuador, Panamá, Paraguay y República Dominicana, con menos del 1%.

El consumo de marihuana es más frecuente entre la población adolescente y adulta joven, esto es entre 18 y 34 años de edad, exceptuando en las Bahamas, Barbados, Guyana y Jamaica, donde el grupo etario prevalente en ese consumo tiene entre 35 a 64 años de edad. 

Los patrones del consumo del cannabis han ido evolucionando rápidamente en los últimos años. La marihuana aumentó en particular entre los estudiantes de enseñanza secundaria en varios países de América Latina y el Caribe.  También se observa que el consumo de marihuana comienza a edades cada vez más tempranas, y que la percepción general del riesgo asociada al consumo está disminuyendo en la población general. 

Otro fenómeno es que el cannabis se está consumiendo en una mayor variedad de formas respecto al pasado: cigarrillos de cannabis, pastillas o masticables de la sustancia, resinas y aceites de hachís, cannabis medicinal, entre muchas otras. La introducción de cannabinoides sintéticos también aporta complejidad al tema del consumo del cannabis. 

En cuanto a las sustancias inhalables (solventes, aerosoles, gases y nitritos), representan un reto para las investigaciones sobre sus usos, dado que son altamente variadas y con múltiples comportamientos asociados. Donde más se recurre a estas sustancias en la región es, por lejos, Belice, Barbados y Estados Unidos. 

Uno de cada siete

Últimamente se han incautado cantidades crecientes de cocaína en partes de Asia y África occidental, lo que muestra que el consumo también ha ido creciendo. 

Las cantidades de metanfetamina incautadas en Asia oriental y sudoriental aumentaron más de ocho veces entre 2007 y 2017 a 82 toneladas, esto es el 45% de las incautaciones mundiales. Los datos preliminares para 2018 sugieren un fuerte aumento adicional de unas 116 toneladas. 

Cabe recalcar que en América del Norte, el uso no médico de los opioides farmacéuticos se considera una verdadera epidemia que ha causado aumentos históricos en el número de muertes por sobredosis. Si bien el uso no médico de estimulantes farmacéuticos es más frecuente en América del Norte, un número significativo de personas también usa metanfetaminas.

Hay que recordar que el uso recreativo del éxtasis se popularizó en la década de los 80 en algunos países europeos y de allí se expandió a Estados Unidos y al resto del mundo, debido a su facilidad de elaboración y de tráfico. A fines de la década de 2000 la pureza del éxtasis declinó en Europa, impactado por el surgimiento de las nuevas sustancias psicoactivas con efectos similares. En los últimos años, algunos compuestos de éxtasis resurgieron. Hoy en día, las sustancias tipo éxtasis tienen una presencia significativa en Estados Unidos y algunos otros países de la región.

Ante la gravedad del consumo de drogas en el mundo, la ONU y la OEA, entre otros organismos internacionales, instan a los países a desarrollar políticas de salud coordinadas que combatan el fenómeno, con especial atención a aquellas personas o grupos poblacionales afectados con acceso limitado a los servicios de tratamiento, o prevención.

Según la ONU, solo una de cada siete personas con trastornos por consumo de drogas recibe tratamiento cada año..

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...