Mundo > crimen en brasil

El asesinato de Marielle, los vínculos políticos y las preguntas sin respuesta

La policía detuvo este martes a dos policías como sospechosos del asesinato de la activista brasileña

Tiempo de lectura: -'

13 de marzo de 2019 a las 05:04

En la mañana de este martes se conoció la noticia de la detención de dos policías como presuntos implicados directos en el asesinato de la concejala brasileña Marielle Franco y su chofer Anderson Gomes, un año después de los crímenes.

Sin embargo aún existen dudas sobre los asesinatos ocurridos el 14 de marzo de 2018 en una calle del centro de Río de Janeiro. Una de las principales incógnitas es de quién salió la orden de que fueran acribillados. Y allí es donde se reclama que apunte la investigación ahora.

Tanto la familia de la activista como Amnistía Internacional exigen que la policía y la fiscalía identifiquen a los autores intelectuales del homicidio, al que califican como político.

"A dos días de que se cumpla un año de la muerte de mi hija es un alivio saber que la policía capturó a los sospechosos (...) Ya era hora te tener una respuesta, pero todavía es necesario saber quién ordenó matarla. La respuesta de su crimen está incompleta", dijo al portal de noticias G1 Marinete Silva, madre de Franco.

Amnistía, en tanto, consideró que "hay muchas preguntas sin respuesta y que las investigaciones tienen que continuar hasta que los autores y quienes encomendaron el asesinato sean llevados a la Justicia".

Mismo condominio que Bolsonaro

Según la fiscalía, uno de los dos detenidos, el agente jubilado de la Policía Militarizada Ronnie Lessa, es sospechoso de ser el autor de los disparos que mataron a la concejala, una activista crítica de los abusos policiales y defensora de las minorías, y cuyo asesinato causó una profunda indignación en Brasil y el resto del mundo. De acuerdo con las autoridades, Lessa habría disparado desde el asiento de atrás de un automóvil que era conducido por el otro detenido, Elcio Vieira de Quiroz.

Según informó Folha de Sao Paulo, el delegado titular de la Comisaría de Homicidios de Río, Giniton Lages, dijo en rueda de prensa que las investigaciones del caso aún están en etapa inicial.

Lessa fue arrestado en una casa en el mismo condominio en el que tiene su residencia el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en el exclusivo barrio de Barra de Tijuca, zona oeste de Río de Janeiro. Según Folha, los extractos de la denuncia divulgados hasta el momento no mencionan el nombre del presidente. Lages también confirmó que uno de los hijos del presidente fue novio de la hija de Lessa, pero consideró que el hecho no interfiere en la motivación del delito.

 "Eso para nosotros hoy, no pesó en la motivación delictiva. Va a ser enfrentado en el momento oportuno, no es importante para este momento", agregó el delegado, sin decir cuál de los hijos del presidente fue el novio de la hija de Lessa, indicó el Correio Braziliense.

Vieira de Queiroz, de 46 años y quien había sido expulsado de la Policía Militarizada, está acusado de conducir el automóvil desde el que se realizó el brutal crimen.

Planificado durante tres meses

Según los fiscales del Grupo de Acción Especial de Combate al Crimen Organizado, "es indiscutible que Marielle Franco fue sumariamente ejecutada en función de su actuación política en defensa de las causas que defendía" y que "la barbarie perpetrada el 14 de marzo de 2018 fue un golpe al estado Democrático de Derecho".

Según los fiscales, el asesinato fue meticulosamente planificado durante tres meses.

La demora en apuntar responsables provocó sospechas sobre tentativas de obstaculizar las investigaciones, lo que motivó una "investigación de la investigación" a cargo de la Policía Federal, que todavía está en curso.

En ese sentido, Amnistía reiteró su petición para que Brasil cree un grupo externo e independiente de especialistas para que se encargue de las investigaciones y del proceso, por considerar que la Policía de Río de Janeiro no puede ser responsable por investigar un grupo integrado por algunos de sus miembros.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sérgio Moro, afirmó en un mensaje de Twitter que las detenciones de este martes deben ser "un paso más para elucidar este grave crimen y para que todos los responsables comparezcan ante la Justicia".

 

Este martes, Carlos Bolsonaro, uno de los hijos del presidente brasileño, publicó en Twitter un video de su padre hablando con la prensa y escribió: "Un crimen absurdo más que descubrir. ¡Simple!"

 

Intento de silenciar
"Lo que ocurrió en la noche del 14 de marzo fue un intento de silenciar a todos esos movimientos que estaban creciendo: de mujeres negras, de la población LGBT, querían que las mujeres negras abandonaran sus luchas, que la población LGBT se retrajera", dijo la semana pasada a la AFP su viuda, Mónica Benicio, durante el desfile de Mangueira que homenajeó a la activista.
 

 

El Observador con AFP y EFE 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...