Nacional > VENTA REGULADA

El bajón después del pegue

La calma volvió a las farmacias capitalinas luego de que se agotara la marihuana

La farmacia Antártida del Centro tuvo largas filas el miércoles, pero el jueves -ya sin marihuana y con paro- todo volvió a la normalidad.

Tiempo de lectura: -'

21 de julio de 2017 a las 05:00

A las farmacias les pegó el bajón. Así se puede definir el día después del boom del inicio de la venta de marihuana legal. Entradas sin fila, pasillos sin clientes y trabajadores agotados, producto de haber estado largas horas y a las corridas adentro de estos locales. "Ayer llegué a mi casa y puse las piernas arriba de un banquito, porque no podía más", dijo a El Observador una funcionaria de la farmacia Tapie de Ciudad Vieja.

Es que los farmacéuticos se quedaron sin droga. El mismo día que se inició la venta se agotaron los cerca de 6 kilogramos que se comercializaban en Montevideo y el paro general convocado por el PIT-CNT tampoco ayudó al nuevo negocio que se montó en estos locales de antaño. De todos modos, no faltaron los clientes tardíos que llegaban a preguntar si todavía quedaba cannabis. Algunos tímidos y otros más desenvueltos entraron a las cuatro farmacias capitalinas mientras El Observador hacía una recorrida este jueves. "No, vieja, no nos queda más", dijo a una clienta el cajero de la farmacia Antártida del Centro. Su voz y su tono cansino al hablar daban cuenta de lo agotado que se encontraba.

Todos coincidieron en que ese día de venta les hizo la diferencia, pero todos también saben que la novelería del primer día no va a durar para siempre. Además, este jueves les mostró que si no hay droga, tampoco hay público. Una funcionaria de la farmacia Pitágoras de Malvín contó a El Observador que la mayoría de los clientes llegaron "buscando eso". Y a las 13:30 del miércoles, cuando se agotaron los tímidos 50 sobres que compró el dueño, se dedicaron a decirles a las personas que entraron que no les quedaba más.


"Nos llamó la atención que venía gente de todo tipo, personas que no nos imaginábamos que consumían", afirmó la misma funcionaria, que prefirió no ser identificada. De hecho, la mujer contó que llegó "de incógnito un hombre de negocios" a comprar marihuana a esa farmacia. Mientras hacía la fila para pagar -que estaba demorada porque el sistema de huellas digitales falló a lo largo de todo el día-, el hombre se encontró con una de las vendedoras de su empresa. "Se quería matar, seguro después la llamó para pedirle discreción", agregó.

El dueño de la farmacia Pitágoras pidió otros 100 sobres al Ircca, porque todavía no quiere adquirir los dos kilogramos que tiene permitido (400 paquetes) hasta no saber cómo continuará el negocio. "Nos imaginamos que no siempre será como el miércoles, creemos que a medida que pasen los días se va a tranquilizar la venta", comentó la funcionaria.

Volvió la tranquilidad

La farmacia Cáceres de Pocitos lucía este jueves como si no hubiera pasado nada. Los mandaderos estaban en el local a la espera de que llegara una entrega por el barrio y detrás del mostrador había tres funcionarios que aguardaban sonrientes que entrara algún cliente. Sin embargo, el teléfono sonó todo el día porque llamaban distintas personas para preguntar cuándo tendrían cannabis disponible. También entraba gente a consultar, pero la respuesta era siempre la misma: "Lo mejor va a ser que nos llames, porque por el momento no sabemos cuándo nos van a reponer", les decía un funcionario.

El día anterior había sido una "locura", como lo definió uno de los trabajadores. Habían tenido que organizar la fila porque la gente se amontonaba y tampoco era conveniente que todos los clientes estuvieran del lado de adentro, porque no había espacio y unos cuantos productos están a la mano. Según comentó a El Observador un funcionario, la mayoría de las personas que fueron a comprar marihuana no eran conocidas para los farmacéuticos. "A muchos nunca les había visto la cara", recordó.


También les llamó la atención que los clientes que llegaron no eran de la edad que ellos se imaginaban. El funcionario contó que entraron personas de 60, 70 y hasta 80 años, además de que hubo "clientela de toda la vida" que fue a buscar los dos sobres de cannabis que la ley los habilitó a comprar esta semana.

Si bien el negocio es redituable, el trabajador sostuvo que las largas filas que se formaron este miércoles seguramente hayan ahuyentado a otras personas que fueron a buscar productos más tradicionales. "Veíamos gente que se acercaba a la farmacia y se iba, porque no dábamos abasto", agregó.

Vieja farmacia de barrio

Un cuidacoches abrió la puerta de la farmacia Tapie de Ciudad Vieja y gritó: "Aguanten que traigo las hojillas y vengo". Del otro lado, el dueño y dos funcionarias se reían, porque el hombre ya había entrado varias veces a lo largo de la jornada a decir la misma frase.

"A este ya lo conocemos, siempre hace lo mismo. Antes nos tomaba el pelo para decirnos que iba a venir a comprar jabón, pero ahora nos dice que se va a registrar para comprar marihuana", contó a El Observador el propietario del local, Sebastián Sccaffo.


Ni él ni las dos mujeres que trabajan en esa farmacia podían disimular el cansancio. El día anterior habían tenido fila en la puerta durante horas, incluso después de que se les terminó el cannabis. Si bien este jueves no tenían droga en stock, recibieron una llamada del Ircca para avisarles que este viernes les entregarán de nuevo.

"Ya sabemos que mañana (por hoy) va a ser una locura de nuevo, porque hubo mucha gente que no pudo comprar", sostuvo Sccaffo. El principal problema que tendrá el farmacéutico una vez que le lleven la marihuana es que debe registrar cada uno de los 400 sobres que le repartirán. Mientras tanto, va a tener decenas de personas en la puerta a la espera de que empiece de nuevo la venta. El paro general del PIT-CNT y la falta de cannabis ayudó a los tres trabajadores a descansar después del primer día.

Sin embargo, la esperanza de Sccaffo es que la venta se mantenga, para que la vieja farmacia del barrio se vuelva a llenar de gente como antes.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...