Cargando...
 "Se espera que la economía mundial experimente su mayor desaceleración de las últimas ocho décadas", señala el informe sobre Perspectivas Económicas Mundiales

Mundo > Economía

El Banco Mundial redujo sus previsiones de crecimiento y advirtió sobre su impacto

El organismo financiero internacional revisó a la baja su estimación para este año y alertó sobre el riesgo de un prolongado período de estanflación que golpearía con intensidad en América Latina y el Caribe

Tiempo de lectura: -'

07 de junio de 2022 a las 16:22

El Banco Mundial (BM) redujo en forma drástica sus previsiones de crecimiento global para este año como consecuencia de la guerra entre Rusia y Ucrania. Además, alertó sobre los riesgos de un "período prolongado de bajo crecimiento y alta inflación" que afectaría, con especial intensidad, a los países de bajos ingresos.

El organismo estimó que la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) mundial será este año de apenas un 2,9%, lo que implica un fuerte recorte de cara al 4,1% pronosticado en enero pasado. "Se espera que la economía mundial experimente su mayor desaceleración de las últimas ocho décadas", señala el informe sobre Perspectivas Económicas Mundiales.

"El resultado es un riesgo creciente de estanflación", agrega el documento en alusión al efecto combinado de una alta inflación y un estancamiento económico. El panorama de desaceleración se produce después de un repunte del 5,7% en 2021, que se consolidó a medida que los países iban dejando atrás las medidas de aislamiento social dispuestas por los gobierno para amortiguar los efectos de la pandemia.

El comunicado de prensa difundido en Washington puntualiza que "además de los daños causados por la pandemia, la invasión rusa a Ucrania ha acentuado la ralentización”. Con relación a una probable estanflación, el texto subraya que sus "consecuencias nocivas" se harían sentir con especial fuerza en los países de ingresos bajos, pero también en aquellos que registran ingresos medios.

Los economistas del BM esperan que el menor ritmo de crecimiento se prolongue durante el próximo bienio, afectando la inversión y el comercio, y que se debilite la demanda de los hogares a medida que los gobiernos remuevan las ayudas sociales y los estímulos fiscales y monetarios. En ese contexto prevén que “el daño combinado de la pandemia y la guerra reduciría en un 5% la renta per cápita en los países en desarrollo”.

Durante la presentación, el presidente del organismo, David Malpass, afirmó que "para muchos países será difícil escapar de la recesión”. En línea con las tradicionales recomendaciones del BM, se manifestó en contra de resolver el aumento de precios mediante controles, llamó a incentivar la producción y a evitar restricciones comerciales. Además, recomendó modificaciones en las políticas fiscal, monetaria, climática y de deuda pública. Según afirmó, "para abordar la asignación inadecuada de capital" y “abordar la desigualdad”.

En lo que respecta a las estimaciones para las dos principales economías del mundo, el informe prevé que Estados Unidos crecerá un 2,5% (-1,2) y China un 4,3% (-0,8). Para la zona euro, la revisión a la baja es más pronunciada. Se expandiría un 2,5% (-1,7). Para América Latina y el Caribe, el estudio proyecta una expansión del 2,5%. La única revisión al alza corresponde a Medio Oriente y Norte de África, región que se benefició con la suba del precio del petróleo y crecería un 5,3% (+0,9).

El estudio destaca que el panorama global es muy similar al registrado en la década del 70 por las "persistentes interrupciones de la oferta que alimentan la inflación, precedidas por un prolongado período de política monetaria muy acomodaticia en las principales economías avanzadas”, pero también por “la desaceleración del crecimiento” y la vulnerabilidad de economías emergentes y en desarrollo que -según el informe- requieren “de políticas monetarias más estrictas para controlar la inflación".

Sin embargo, también señala diferencias importantes. La primera: la fortaleza del dólar. La segunda: que el aumento de los precios de las materias primas es más moderado y los balances de las principales instituciones financieras "son en general más sólidos". En tercer lugar: que “a diferencia de la década del 70, los bancos centrales de las economías avanzadas y muchas en desarrollo tienen ahora mandatos claros hacia la estabilidad de precios".

Con relación a la perspectiva inflacionaria a escala global, el informe anticipa una desaceleración durante el próximo año, aunque "probablemente" se ubique por encima de los objetivos fijados por muchos países. "Si la inflación se mantiene alta, una repetición de las soluciones adoptadas durante la estanflación de la década del 70 podría resultar en una fuerte recesión global, así como en crisis financieras en algunas economías emergentes y en desarrollo", advierte el documento.

En base a AFP e informe del Banco Mundial

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...