Nacional > TEMPORADA

El boom de Uber en el Este solo duró la primera semana de enero

El trabajo mermó y muchos conductores de Montevideo regresaron

Tiempo de lectura: -'

11 de enero de 2018 a las 05:00

El rumor corrió como reguero de pólvora: un chofer de Uber había ganado $ 60 mil luego de trabajar 24 horas el 31 de diciembre. Nadie sabía bien quién había sido ni si era posible que hubiera generado esa ganancia, pero la anécdota se viralizó. El cuento llegó a los grupos de WhatsApp de los choferes y enseguida viajaron al balneario decenas de autos que esperaban correr la misma suerte. Los trabajadores sabían que la actividad iba a bajar en Montevideo durante el verano, por lo que resultaba una buena idea ir al Este en busca de los clientes.

Si bien muchos no tenían dónde hospedarse, la ganancia prometida era muy seductora. Alquilaron apartamentos en Maldonado entre cuatro choferes, pusieron carpas en distintos campings del departamento y otros tiraron un colchón en la casa de algún amigo que les prestara un lugarcito.

Ese fue el caso de Roberto, que tiene familia en Maldonado. Llegó al balneario con grandes expectativas. Le habían dicho que la tarifa dinámica de Uber estaba en seis, por lo que un viaje salía seis veces más que lo normal. También le habían contado que la mayoría de los clientes eran brasileños y argentinos "que no se fijaban en el precio". A su vez, la empresa les pagaba una bonificación de $ 600 diarios, siempre y cuando se conectaran al menos cuatro horas.

Su primer cliente lo llamó el 27 de diciembre, a los pocos minutos de haber prendido la aplicación. La tarifa estaba en cinco y ningún viaje bajaba de los $1.000, porque los precios en Punta del Este están por encima que en Montevideo. Un brasileño se subió al auto, y se trasladó desde la parada 19 de la playa Mansa hasta el puerto. En menos de 15 minutos había sumado $ 1.029 a su cuenta bancaria; el rumor no era tan disparatado.

Así trabajó hasta el domingo 7 de enero. Todos los días ganaba alrededor de $ 12 mil mientras sus amigos le decían que en la capital no había "un alma en la calle". Orgulloso con su decisión de haber apostado por el balneario, se conectaba durante 12 horas de forma intercalada, ya que en Punta del Este los horarios también son distintos. "La siesta se respeta, la playa también. Hay momentos del día en los que no conviene trabajar", explicó.

El problema llegó al otro día, el lunes 8. Roberto estuvo con su familia durante la tarde y se conectó después de que se fue el sol, cuando se mueve más la aplicación. Notó que la tarifa no estaba tan alta como los otros días, pero decidió no prestarle atención: "Ya se va a arreglar", pensó. Pasaron las horas y la demanda seguía igual, hasta que en determinado momento decidió irse a su casa. Ese día ganó $ 3 mil, como en Montevideo.

El camping de los choferes

Al menos 12 conductores llegaron sobre fin de año y como no tenían donde alojarse optaron por el camping San Rafael, que está en la parada 29 de la playa Brava. La ubicación es buena por estar a pocos minutos de La Barra y a una distancia no tan grande del centro de Punta del Este y del puerto.
Si bien trabajaban a contrahorario del resto –porque salían de noche–, siempre había algún momento en el que se acercaban a conversar a la administración. Hablaban de lo bien que les estaba yendo, de que la falta de controles de la intendencia los ayudaba y que las tarifas en Maldonado valían la pena.

Aunque pagaban US$ 15 por día de camping, el precio resultaba bajo en comparación con las ganancias que sumaban a sus cuentas después de trabajar. Allí estuvieron hasta el domingo 7, cuando solo quedó un conductor porque el resto regresó a la capital. "Dijeron que el fin de semana van a volver, ahí es cuando sube de nuevo el trabajo", comentó un funcionario del camping.

Esa es la esperanza que mantienen los choferes de la aplicación. Esperan que los clientes aumenten durante sábados y domingos, cuando muchas personas se trasladan al balneario. También confían en que la tarifa volverá a ponerse dinámica, porque en los últimos días se mantuvo normal y las ganancias no fueron tan distintas a las de la capital.

"Falsas esperanzas"

Esteban, otro chofer de Uber, definió lo que pasó la primera semana de enero en Punta del Este como algo "muy bueno para ser real".

Llegó de Montevideo y prendió la aplicación, que le generó una ganancia de $10 mil el primer día del año. La mayoría de los clientes eran extranjeros que pagaban viajes de $ 1.500 por unas cuadras, por lo que en pocas horas alcanzaba montos muy superiores a los de la capital.

Si bien reconoció que el trabajo mermó en los últimos días, afirmó que la baja era de esperar. Según él, el balneario superó su capacidad a principios de año y la mayoría de los servicios colapsaron. "Un día tuvieron que cerrar por un rato un supermercado importante porque no había más carros. Esa semana en Punta del Este estuvimos todos saturados", contó.

Ahora Esteban tiene que rebuscarse más para generar ganancia. Sabe que a determinadas horas no vale la pena salir, por lo que disfruta con su familia antes de prender la aplicación. También se dio cuenta de que algunas zonas ya no valen tanto la pena –como José Ignacio-, porque muchos visitantes ya se fueron.

Un día de trabajo le deja entre $ 2.500 y $ 3.000, al igual que en Montevideo. Sin embargo, el dinero no le rinde igual, porque vivir en Punta del Este es más caro que en la capital. Los precios en el supermercado son más altos y el resto de los servicios también, pero la ecuación a él le sigue dando porque no tiene que pagar alojamiento.

El conductor consideró que lo que se generó entre la mayoría de los choferes de la aplicación fueron "falsas esperanzas". Según él, pensaron que el ritmo de trabajo se iba a mantener al menos durante los primeros 15 días de enero, pero eso no pasó. "Este fue el primer año de Uber en Punta del Este y por eso el boom. Con el resto de los servicios pasa igual, no sé por qué pensaron que esto iba a aguantar más", afirmó.

Viajes de comienzo de año

El Observador le pidió a la empresa Uber información sobre el funcionamiento de la aplicación en la temporada pero desde esa firma respondieron que no tienen datos. Los únicos datos que proporcionaron corresponden a la noche del 31 de diciembre - 1° de enero. Esa noche viajaron por la aplicación 737 pasajeros. El mayor número de viajes que tomó una persona fue cinco, y sobre la medianoche 15 personas se estaban trasladando.

Comentarios