Economía y Empresas > PAGOS ELECTRÓNICOS

El conflicto entre Itaú y Paganza que espera por dictamen del BCU

La aplicación de pagos denuncia presuntas prácticas anticompetitivas hace casi dos años del banco brasileño

Tiempo de lectura: -'

16 de agosto de 2018 a las 16:04

Un conflicto por presuntas prácticas anticompetitivas tiene enfrentados hace casi dos años al banco Itaú y la aplicación de pagos de facturas Paganza, y espera por el dictamen del Banco Central (BCU) entre agosto y octubre, informó La Diaria luego de acceder a un expediente del proceso de 1.500 páginas.

Según informó ese medio, Paganza acusa a Itaú de abusar de "su posición de dominio para bloquear competidores y favorecerse a sí mismo", como señalaron en uno de los escritos Leonardo Vernazza y Marcelo Lanfranconi, los fundadores de la aplicación.

Algunas de las acciones que llevaron a Paganza a denunciar al banco brasileño Itaú ante el BCU fueron la introducción al mercado por parte del banco de una aplicación "idéntica" a la de Paganza, el impedimento de acceder al débito instantáneo, la imposición de un arancel tres veces mayor al ingreso del negocio de Paganza y "considerablemente mayor" al que las redes de cobranza pagan al banco por ofrecer su medio de pago y el querer establecer un monto máximo de transacciones -lo que fue frenado por el BCU-, de $ 5000- por intermedio de Paganza.

Además, los creadores de la aplicación aseguraron que el banco Itaú entrena a sus operadores de call centers con "mentiras fabricadas a medida". Según argumentaron, Itaú comunicó a sus clientes que los pagos por Paganza "no se acreditan correctamente y que no es un medio confiable", lo que demostraron con correos de dos clientes.

Paganza divulgó un comunicado este jueves donde agradeció las muestras de apoyo de los usuarios. "Queremos comunicar a todos nuestros usuarios que el sistema continúa funcionando como siempre, con total normalidad. Este intento de bloqueo comenzó hace 2 años y nuestras operaciones no se vieron afectadas; cuando fue necesario, el BCU aplicó medidas cautelares para frenarlo. La resolución final del caso está en manos del BCU, y tenemos plena confianza que éste resolverá en defensa de los consumidores", dice.

Del otro lado, Itaú respondió centrado en demostrar que no existen prácticas anticompetitivas ya que el banco "no tiene una posición de dominio en el mercado" y por ende no se puede calificar su conducta de "abuso de una posición de la cual carece". Respecto a los aranceles que cobra a Paganza, el banco aseguró que no son abusivos y que su vínculo con la aplicación no es asimilable a la relación con Banred y las redes de cobranza.

En el medio

Cuando Itaú comunicó a Paganza que a partir de enero de 2017 comenzaría a regir un nuevo arancel superior a los ingresos totales de la aplicación, le advirtió que de no aceptarlo, iba a rescindir el contrato que permite a la empresa acceder a la cuenta de los clientes del banco. Paganza denunció a Itaú al considerarlo una práctica anticompetitiva y le pidió al BCU que ordenara al banco no rescindir el contrato. Fue entonces que la autoridad monetaria, según consta en las actas del Directorio del 1° de febrero de 2017, dispuso la medida cautelar de "cese preventivo de la rescisión del contrato", ya que esta "supone una medida radical a irreversible que a los efectos de la competencia y funcionamiento del mercado tornarían definitivos sus efectos".

El gobierno

El gobierno está estudiando una normativa aprobada por la Unión Europea que establece que el cliente es dueño de su cuenta. Según dijo el coordinador de programa de Inclusión Financiera del Ministerio de Economía y Finanzas, Martín Vallcorba, a La Diaria, no se puede trasladar automáticamente este tipo de regulaciones a la realidad uruguaya, ya que sistemas de este tipo "tienen sus riesgos", porque al dar potestad al cliente, se puede facilitar el pago a instituciones vinculadas a actividades ilícitas.

El 30 de julio, el BCU emitió la vista final del expediente. El informe del Departamento de Estudios de Regulación Financiera fue favorable a Paganza, mientras que los informes del intendente de Servicios Financieros, José Antonio Licandro y del superintendente de Servicios Financieros, Juan Pedro Cantera, fueron favorables a Itaú.

Ahora, ambas empresas esperan conocer entre agosto y octubre el dictamen definitivo del BCU.

Comentarios