Cargando...
Luis Suárez en acción en el Parque

Fútbol > EL ANÁLISIS

El debut de Luis Suárez: Nacional necesita un ansiolítico y entender que el Pistolero no es un mago

El debut de Luis Suárez en el Gran Parque Central se saldó con derrota, pero los albos siguen a tiro de la clasificación a la semifinal de la Sudamericana

Tiempo de lectura: -'

02 de agosto de 2022 a las 22:06

El Gran Parque Central es una olla a presión con 30 mil hinchas que agotaron las entradas y transformaron el estadio mundialista de 1930 en un lugar difícil para que el visitante se sienta cómodo. Sin embargo, en la cancha, quienes tienen que hacer pasar mal a Goianiense no lo consiguen. No lo logran porque la ansiedad se transforma en el peor componente de su juego, y todo ese impulso que brinda la llegada del Pistolero, también viene con contraindicaciones. Cuando ello ocurre y no se toman precauciones, puede ocurrir lo que sufrió Nacional durante todo el primer tiempo, en el que la euforia se pasó de la línea y los brasileños, sobrios, con licencia para pegar (con la anuencia del juez), pícaros para hacer tiempo y tirarse cada vez que pudieron, llevaron el partido a un lugar en el que tantas veces los equipos uruguayos consiguieron grandes réditos.

En ese escenario, Nacional, desbordado de motivaciones, perdió el equilibrio emocional y careció de la capacidad que exigía la cabeza fría para resolver en una llave de eliminación directa en el segundo torneo de Conmebol.

Zabala en plena acción ofensiva

En ese escenario, y con un error fatal en la defensa -la única situación de riesgo que generó Goianiense a los 23 minutos- pagó el alto precio de recibir el único gol que finalmente le dio el triunfo 1-0 al equipo que está último en el campeonato brasileño.

El partido llegó al final, en el que a Nacional solo le quedaba el milagro de Luis Suárez, que este martes se estrenó en su regreso a Nacional luego de emigrar hace16 años.

Lo que ocurrió es lo que suele suceder en estas circunstancias en las que se espera que un jugador resuelva todo. El Pistolero no es mago, es un goleador histórico, de una carrera formidable, que tuvo un entrenamiento antes de su debut con los tricolores y que tampoco será capaz de dar ganar todos los partidos a fuerza de su espíritu, que contagió al resto de sus compañeros. Suárez necesita que le hagan el juego para que pueda resolver en el área, o que lo entiendan cuando sale a pivotear, arrastrar marcas y liberar espacios para que sus compañeros puedan dañar frente al arco.

Suárez entró a los 73 y la primera pelota que le pidió a Ocampo, a quien tenía a 20 metros y buscaba generar el juego para que el floridense entregara el balón y corriera sin marcas por la punta, terminó en los pies del rival porque el platinado volante falló en la entrega.

Luego, el equipo se comenzó a acomodar en medio de ese mar de camisetas rojas y negras que superpoblaron la cancha visitante y cerraron los caminos hacia el arco de Renán Santos.

Incluso en la adversidad, Nacional mostró que tiene elementos para dar pelea en la revancha.

Fagúndez aprovechó a pegarle mientras no estuvo Suárez

Los remates desde afuera de Cándido y Carballo, que desvió el golero; el tiro libre de Fagúndez (en el primer tiempo), y la mejor jugada colectiva de los tricolores (a los 89 minutos), en la que a un toque hilvanaron puro fútbol Carballo, Suárez, Cándido y Ramírez, pero no terminó en la red porque falló el  último delantero que apurado por un defensa reventó la pelota contra un palo.

Con Suárez en la cancha, Nacional abandonó la ansiedad, cambió los centros por otras opciones ofensivas, y apuros con la pelota por la capacidad de intentar llegar con el juego adecuado. Tampoco le alcanzó.

Si hay un elemento positivo que dejó este estreno de Suárez en Nacional, con un solo entrenamiento, es que Repetto tiene aspectos para capitalizar, después de regular las contraindicaciones de la ansiedad: la capacidad que tuvo el equipo para asumir el control del juego, manejar el partido y llevar el fútbol por las bandas, a un toque, buscar con remates desde afuera del área y, lo más importante, expresar en el campo unas ganas y actitud que multiplicó la presencia del Pistolero en el cierre del partido. Porque nadie le quería fallar al goleador histórico de la selección y todos corrían como si jugaran la final. Elementos claves de cara a la revancha en Brasil.

Los tiros libres son del Pistolero

La serie 0-1 no está cerrada para ninguno de los dos. La desventaja en el marcador es un impulso extra para el equipo de Repetto. El entrenador tendrá una semana más para trabajar con Suárez. Por tanto, en caso que los tricolores jueguen en Brasil como en el cierre del partido, dispondrán de todo para clasificar a semifinales, con dientes apretados, defendiendo el cero en el arco de Rochet, y alimentando el sueño de Suárez que quiere completar este año con todos los títulos en juego: Sudamericana, Clausura, Uruguayo y Copa AUF Uruguay.

Nacional mantiene intacta la posibilidad de avanzar entre los cuatro mejores, lo que no es poco en un torneo de Conmebol. Lo que si es poco, que el puntero de la tabla Anual del Uruguayo no le pueda ganar de local al penúltimo del campeonato brasileño.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...