Fútbol > PEÑAROL

El dilema que debe definir Diego López: Xisco o Acevedo arriba con Viatri

El técnico aurinegro deberá decidir entre el español –quien llega con lo justo luego de su contractura–, o el ex Cerro al que utilizó muy poco en el torneo

Tiempo de lectura: -'

10 de diciembre de 2019 a las 05:00

La gran duda que aún mantiene Diego López de cara al trascendente y decisivo clásico del miércoles que le dará el título a Peñarol o a Nacional del Torneo Clausura, es quién acompañará en ofensiva al argentino Lucas Viatri.

En condiciones normales, ese puesto sería para el español Xisco Jiménez. No obstante, la lesión que padeció y que lo dejó fuera de los últimos dos compromisos –ante Progreso y Cerro Largo– justo en la recta final del certamen, abren una gran interrogante.

Por el otro lado aparece la figura de Luis Acevedo. Se trata de un futbolista que ha convertido goles importantes, pero que ha jugado menos partidos y minutos. No tuvo la confianza del técnico en momentos clave.

Son dos futbolistas quienes si bien juegan en ofensiva, sus características de juego son muy diferentes.

El español es un jugador espigado, que va muy bien de arriba, y sabe jugar de primera, a un toque.

Acevedo demostró ante Progreso que tiene momentos de egoísmo. En el peor momento de un encuentro cerrado y cuando a Ignacio Lores no le salía absolutamente nada con la pelota, el ex Cerro se entreveró bastante con el balón, lo que fue recriminado por sus propios compañeros en el campo de juego e incluso por la hinchada.

Claro que Acevedo tiene esas cosas que lo catalogan casi como único, ya que al siguiente partido, contra Cerro Largo, abrió el marcador en los primeros minutos,  como para darle tranquilidad a un equipo que la necesitaba por todo lo que se jugaba y por el adversario al que enfrentaba, uno de los mejores de 2019.

Xisco venía muy bien hasta que sufrió una contractura en el posterior de una de sus piernas, pero le falta competencia para un partido de estas características y que además, es una final. En ese contexto, López puede apostar por él para el segundo tiempo o incluso, para un alargue en caso de que se deba recurrir a 30 minutos extras.

Luego de un mal comienzo en el cual le costó bastante adaptarse el fútbol uruguayo, el español fue el goleador de Peñarol en el Clausura con cinco tantos. Venía en racha. Le había convertido el tanto de la victoria a Fénix la noche en la que se lesionó.

Sus años de experiencia le juegan a favor para poder estar en el clásico. Experiencia en todo sentido: en disputar un encuentro con tanto rigor emocional y también jugar casi de memoria con sus compañeros de arriba como Facundo Pellistri, Agustín Canobbio o el propio Viatri.

Acevedo cuenta con el desparpajo de la juventud y con ese halo de que cuando está enchufado, puede hacer un gol en cualquier momento.

Claro que fue muy poco tenido en cuenta por López. No obstante, en siete partidos del Clausura, anotó dos goles. En realidad, en esos encuentros, solo disputó 267 minutos, a razón de un tanto cada 133 minutos.

Xisco, en cambio, convirtió cinco goles desde que arribó a los aurinegros, pero jugó siempre desde su llegada hasta que se lesionó: 11 partidos. Allí, alternó en 703 minutos, lo que le da un gol cada 141 minutos. Bastante similar a Acevedo en ese sentido.

Pero a López lo que le interesan son dos cosas: por un lado, si Xisco llega en óptimas condiciones para este clásico. En realidad, lo hará con lo justo, lo que no es un tema menor ni mucho menos.

El otro tema que le importa al DT, es cómo se puede asociar arriba con Viatri y compañía, así como también, la falta de competencia que ha tenido desde el 22 de noviembre cuando se lesionó ante Fénix y se supo después que terminó el compromiso. Serán 19 días al miércoles cuando se jugará el clásico.

Acevedo es todo lo contrario. Llega en perfecta forma física y futbolística, pero carece del oficio necesario para esta clase de compromisos. El único clásico que jugó, lo ganó, pero estuvo solo los últimos 4 minutos, justo cuando se logró la victoria sobre el final con aquel pase notable del Cebolla Rodríguez para Darwin Núñez en la pretemporada de Boca Ratón, en Estados Unidos. No ha disputado ninguno oficial.

Es más: López lo dejó fuera del plantel en el espantoso 0-0 del Torneo Clausura, hace muy poquito, el pasado 17 de noviembre. No llegó a estar ni en el banco. Pero ahora lo necesita. Ahora la historia es otra y los tiempos apremian.

A Xisco, como a casi nadie de Peñarol  –salvo Pellistri–, no le fue bien en el clásico del Clausura. No logró ubicarse en la cancha, pero no fue su culpa. El equipo –y el rival– jugaron muy mal.

Acevedo tiene seis goles más. Con cinco, fue el goleador aurinegro en el Apertura junto al Toro Fernández, y convirtió uno en el Intermedio. Siempre jugando pocos partidos y minutos. En eso, es un elegido.

Como se escribió, son futbolistas con características muy diferentes y también llegan de forma diferente al clásico en materia sanitaria. El español lo hace contra reloj. Acevedo quiere estar. López tiene el dilema. El miércoles lo decide.

LAS CIFRAS DE AMBOS EN EL CLAUSURA

Luis Acevedo     267 minutos en 7 partidos y 2 goles

Xisco Jiménez   703 minutos en 11 partidos y 5 goles       

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...