Agro > TRIBUNA / PABLO CARRASCO

El error de tipo 1

"Tengo la convicción de que las pérdidas provocadas por cometer este error una y otra vez son mayores que las que provocan las propias sequías”

Tiempo de lectura: -'

23 de octubre de 2020 a las 21:21

Por Pablo Carrasco, especial para El Observador

Es notable lo que la humanidad ha progresado en el conocimiento de sí misma y de su entorno. En particular en materia climática es un abismo la capacidad de pronóstico de corto y mediano plazo con el que contamos hoy. Recuerdo que en mi infancia las sequías caían totalmente de sorpresa y las medidas a tomar eran siempre curativas, con todo el mundo haciendo lo mismo y al mismo tiempo. Es así que la sequía dañaba tanto o más por el bajo precio al que se descargaban los campos y el alto valor de reponer restablecida la normalidad, que por la escasez de la propia agua. Hoy tenemos la posibilidad de prepararnos y dominamos la suplementación como para que las sequías se vuelvan solo una escasez de lluvia.

Creo sin embargo, que no estamos haciendo el uso correcto de esta ventaja cuando olvidamos que se trata de mayores o menores probabilidades de que ocurra un fenómeno Niño o Niña y que darlo por un hecho nos puede hacer el mismo daño que la deficiencia hídrica nos provocaba antaño.

La estadística es una rama de la matemática que se utiliza para verificar o rechazar hipótesis con una probabilidad de equivocarnos que consideramos aceptable. El investigador puede cometer dos tipos de errores cuando concluye sobre la hipótesis. Podrá aceptar como verdadera a la misma siendo esta falsa, lo que se denomina error de tipo 1, o podrá rechazar la hipótesis siendo esta verdadera, en lo que conocemos como error de tipo 2.

En estadística impone una norma estricta para que la probabilidad de cometer uno u otro error no sea mayor al 5%.

La hipótesis que estamos evaluando en estos días es la ocurrencia de un fenómeno Niña, caracterizado por una disminución de la temperatura del Pacífico a la altura de Perú. Una baja temperatura en esta zona se asocia con una frecuencia interesante, a lluvias por debajo de lo normal para el cono sur y superiores para Oceanía y el sur de Asia. Lo contrario (fenómeno Niño) ocurre, cuando la temperatura del agua es superior a lo normal.

El problema, en este caso, es que trabajamos con probabilidades de error varias veces superiores a lo que la estadística considera razonable.

El mercado ganadero y agrícola ha comprado sin gradualidad alguna la ocurrencia del fenómeno Niña, y con ello una gran sequía para este verano.

La descarga de los campos se anticipa, la demanda para alguna categoría desaparece y en una especie de profecía de autocumplimiento los precios bajan. El error que se comete en caso de que la sequía no ocurra es un error de tipo 1 y la probabilidad de que sea un año normal a pesar del pronóstico podrá ser menor a la primera, pero es aún muy grande.

Tengo la convicción de que las pérdidas provocadas por cometer este error una y otra vez son mayores que las que provocan las propias sequías.

Aquellos que asumen el riesgo de que la sequía ocurra sin preparase para ello, podrán perder dinero algún año, pero ganan en todos los veranos donde el tema fue exagerado por los pronósticos y fogoneado por los medios. Esta elección es la contraria a la que se aplica en los procesos judiciales, donde la presunción de inocencia consiste en preferir la probabilidad de que un reo culpable no sea castigado (error de tipo 1) a que un inocente sea condenado (error de tipo 2).

En todos los casos deberíamos tener una evaluación más serena y sesuda saliendo del blanco-negro en el que hemos entrado. Sobre todo en tiempos donde la probabilidad de una baja significativa de precios del ganado es cada vez menor con base en la cantidad de herramientas con las que cuenta el productor.

Finalmente creo que para este tema se aplica una vieja frase de mi padre: en el campo se trabaja sin mirar el cielo. Una pequeña cuota de inconsciencia que puede protegernos de un fundamentalismo climático exagerado. Por mi parte procederé bajo la presunción de que la niña es inocente. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...