Nacional > PASANDO RAYA

El gabinete de Lacalle Pou toma forma y peso político

El presidente electo tiene algunos nombres seguro y algunas decisiones que le restan por tomar

Tiempo de lectura: -'

29 de noviembre de 2019 a las 05:04

El gabinete del presidente electo Luis Lacalle Pou ya tiene una forma definida, a pesar de algunos nombres que siguen girando, y una primer conclusión razonable es que tendrá un fuerte componente político.

En el Poder Ejecutivo habrá líderes de sus socios en la coalición. Tal como adelantó El Observador por primera vez el 28 de octubre, el nuevo líder colorado Ernesto Talvi se inclina a aceptar el Ministerio de Relaciones Exteriores y aunque no proyecta estar los cinco años en el cargo ocupará un lugar de relevancia dentro de la institucionalidad. El viceministro en ese gabinete no está definido, y aunque los colorados pretenden hacerse con ese espacio, para Lacalle Pou es imperioso tener alguien de su confianza ahí. De director de la secretaría ministerial se habla de Jorge Fernández Reyes, quien ya estuvo en ese lugar durante la cancillería de Álvaro Ramos en 1995 y 1996. Fernández Reyes es esposo de Argimón.  

Pablo Mieres será otro de los punteros del gobierno multicolor en el gabinete. Asumirá como ministro de Trabajo y Seguridad Social y estará acompañado por el abogado Mario Arizti, quien ya fue subsecretario de la cartera y asesoró a Lacalle Pou en esta materia.

No solo habrá líderes de los socios en el Consejo de Ministros. El peso político también lo aportarán los nacionalistas con Jorge Larrañaga como ministro del Interior. Los dos principales articuladores del sector de Lacalle Pou en el Parlamento también estarán en el gabinete: Luis Alberto Heber irá como ministro de Transporte y Obras Públicas y Álvaro Delgado como secretario de la Presidencia, tal como adelantó el semanario Búsqueda. Como prosecretario irá el abogado Rodrigo Ferrés, quien está a cargo de la ley de urgente consideración.

Los colorados pidieron la subsecretaría del Interior y Transporte, pero en el caso del Interior es probable que quede todo en manos del Partido Nacional, con Álvaro Garcé y Guillermo Maciel desempeñando funciones de jerarquía.

En la reunión con Ernesto Talvi y Julio María Sanguinetti, Lacalle Pou les subrayó que eran tres los ministerios que irían para ese colectivo. Quedó claro que la cancillería y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca quedará en manos de Ciudadanos, mientras que Batllistas Unidos buscan una cartera con más jerarquía que Turismo. Su intención es ir por Vivienda, una secretaría que a priori se hablaba para Cabildo Abierto, dado su interés en temas sociales. Sanguinetti piensa en Tabaré Viera para ese ministerio. La pelota quedó en la cancha del presidente electo quien les hará una oferta. Si este cambio se decide Turismo irá entonces para Alianza Nacional.

El colectivo liderardo por Guido Manini Ríos –quien no estará personalmente en el gabinete– no tiene un interés particular en  encabezar ministerios y su estrategia es fortalecer la bancada parlamentaria y que sus legisladores puedan adquirir experiencia política. Sin embargo, Cabildo Abierto tendrá una presencia consignataria en el Ejecutivo liderando dos ministerios como máximo y estará presente en algunas subsecretarías.   

La inexperiencia política de la gran mayoría de los cabildantes es uno de los puntos que generan incertidumbre al nuevo presidente a la hora de la oferta de nombres. De hecho, salvo el caso de Manini Ríos y el de su esposa, la senadora electa Irene Moreira, el resto son signos de pregunta para el mandatario que asumirá el 1° de marzo.

Hay otros tres ministerios que Lacalle Pou ya tiene resueltos hace algún tiempo y que serán liderados por técnicos: Azucena Arbeleche manejará las cuentas del estado en el Ministerio de Economía y Finanzas, Pablo Bartol será el brazo social en el Mides y Pablo da Silveira tendrá el desafío de transformar la educación.

Como informó El País, el colorado Isaac Alfie se manejó como posibilidad para la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP). En una entrevista con El Observador antes de las elecciones internas, Lacalle Pou había ponderado a Alfie como uno de los mejores hombres del Partido Colorado y afirmó que ningún gobierno podía amputarse la posibilidad de contar con el economista. Sin embargo, Alfie prefirió en esta ocasión priorizar su actividad privada y rechazó la posibilidad de formar parte del gobierno.

Para el presidente electo es imprescindible tener presencia en la cúpula de todas las carteras porque sabe que es posible que la coalición, al menos en el Ejecutivo, tenga fecha de vencimiento y quiere que esta instancia lo agarre preparado.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...