Cargando...
José Luis Tancredi, símbolo de Cerro

Fútbol > LOS DE ABAJO

El Gato Tancredi, un símbolo, un barrio y el empuje para devolver a Cerro a donde pertenece

Nació en el Cerro, le tocó ser hincha del villero de chico y jugador de grande, se fue al descenso dejando el alma en la cancha y ahora empuja como referente en busca del retorno: José Luis Tancredi, un enganche que sobrevive a los 38

Tiempo de lectura: -'

07 de noviembre de 2021 a las 05:02

En el barrio Las Cadenas la vida era fútbol de sol a luna. Allá, por Carlos María Ramírez y Japón, creció José Luis Tancredi, el Gatito. El barrio lo obligó a ser hincha de Cerro y la vida a convertirse en capitán y referente del club. Sufrió como pocos el descenso. Lo luchó con todas sus fuerzas y con una de sus mejores versiones futbolísticas. Hoy, con 38 años, empuja de abajo. Esta es la historia de un hombre, de un símbolo y de un club. 

"De niño iba a ver a Cerro y siempre soñé con defender esa camiseta", cuenta Tancredi a Referí. Sin embargo, fue en Bella Vista donde hizo su camino en formativas hasta llegar en 2004 al primer equipo, promovido por el Mellizo Julio Morales. 

Pero en Cerro se hizo referente. Llegó en 2015 por un semestre y le hizo un gol a Nacional para un triunfo 1-0 en el Tróccoli. Volvió en 2017 y también en 2019, esta vez para quedarse. 

En 2015, tras marcarle el gol del triunfo a Nacional

El año pasado le tocó vivir el momento más duro de su carrera: el descenso. Hizo nueve goles en la temporada y dio cuatro asistencias. Fue, por destrozo, el mejor jugador del equipo. Pase filtrado, centro preciso, pegada potente. Pero a pesar de su liderazgo y de su gran nivel de juego, el villero se fue a la B. 

"El descenso fue duro y lógicamente no fue consecuencia del último torneo. Quisimos dar pelea hasta el final y lo hicimos, fue triste, pero hoy la realidad es otra", dice. 

Cerro arrancó mal el torneo del ascenso, llegó a estar en zona de repechaje para un posible descenso a la C pero con la llegada del Rifle Walter Pandiani, en lugar del argentino Rolando Carlen, se enderezó y ahora está a un solo punto de zona de ascenso directo. 

En Cerro jugó en 2015, 2017 y está desde 2019

El miércoles (hora 20:30) enfrentará nada menos que a su clásico rival, Rampla Juniors. 

"Cuando llega un técnico nuevo las esperanzas se renuevan porque arranca todo de cero. Pandiani le dio su impronta europea al equipo por la intensidad del juego. Con el jugador es directo, sencillo y claro", cuenta. 

Marcado por un campeón del mundo

Tancredi, de 1,72 metros, nació enganche en una época en la que el enganche entró en fase de extinción. Pero siempre tuvo la virtud de reinventarse, de adaptarse a un rol y de sumar en positivo en los grupos que le tocó integrar. 

El Gato en acción: visión de juego, pase y gran pegada

El Gatito hizo las formativas en Bella Vista y en el año 2000, cuando estaba en Quinta, el argentino Sergio "Checho" Batista, campeón mundial en México 1986, lo ascendió junto a las mejores figuras juveniles del club -el Pardo Fernández, Agustín Viana, Martín Icart- a entrenar junto a Primera. "En cada entrenamiento aprendías algo y cuando bajábamos a jugar a nuestras categorías nos exigía marcar la diferencia". 

Ildo Maneiro y Adolfo Barán fueron también claves en su formación. Tras cinco años en el primer equipo emigró a Colombia donde vivió su mejor momento deportivo. 

Aquel llamado de Richard Páez y sus títulos con Millonarios

En 2009, Tancredi desembarcó en Colombia para jugar en Cúcuta donde lo dirigió Jorge Luis Pinto, el colombiano que llevó a Costa Rica a hacer su mejor actuación histórica en mundiales, donde se estrenó con un contundente 3-1 contra Uruguay. 

"Es un técnico ganador, muy estricto, le gusta el entrenamiento, las pretemporadas son largas, de 20 a 23 días, muy detallista, lo que te decía que iba a pasar en el partido. Estaba en todos los detalles", recuerda. 

En 2010 se fue a Deportes Quindío donde jugó poco pero en uno de sus partidos anduvo bien ante Millonarios. 

Poco después le sonó el teléfono. Del otro lado de la línea estaba Richard Páez, el entrenador que hizo de Venezuela un equipo competitivo a nivel sudamericano. Tancredi pasó al equipo que según él "es el más grande y el que tiene más hinchas en toda Colombia": Millonarios.  

"Le gustaba mucho el juego ofensivo, jugar con enganches y un delantero o con un solo volante de marca; te daba mucha libertad, te dejaba imponer tu impronta". 

En Millonarios, Tancredi estuvo dos años. En 2011 ganó la Copa Colombia y en 2012 el Torneo Finalización. 

"Estoy feliz por estar donde quiero estar"

"Hacía 24 años que Millonarios no salía campeón y un día del orgullo paisa, le ganamos a Atlético Nacional en Medellín. Ese es el rival al que el hincha de Millonarios le quiere ganar siempre. Al América de Cali también. Pude dejar una huella en el club". 

El camino al título del Finalización se complicó en determinado momento. El equipo entró en una mala racha y en una visita a Tolima se llevó flor de baile en el primer tiempo. De milagro terminó 0-0. Apenas comenzado el segundo, Tancredi sacó un zapatazo imponente y marcó el gol que abrió el camino de un triunfo clave (3-0).

"En un club grande y en un país como Colombia todo se magnifica. Lo bueno y lo malo. Mi hijo chico nació ahí y jamás tuve un problema en Bogotá. El festejo del título lo tengo grabado. Salimos de El Campín a un parque donde se puso un estrado para festejar. Estábamos a 10 minutos y demoramos tres horas en llegar. Había 100 mil personas festejando. Increíble", cuenta. 

El gol de su vida y el festejo con Mateo

En 2018, jugando por Albion, Tancredi pidió permiso para que su hijo Mateo siguiera algunos partidos como alcanzapelotas. 

En uno de ellos, contra Juventud, metió un gol de penal y lo pudo festejar abrazado con su hijo en un día de lluvia. "Es el recuerdo más lindo que tengo en una cancha. Imitamos el festejo que hacía en ese entonces mi hijo chico, Valentino, como Griezmann". 

Mateo tiene ahora 14 años y juega en la Séptima de Cerro. Valentino tiene ocho y está en AUFI, en Wanderers. "Los dos se criaron adentro de un vestuario, llevan el fútbol en la sangre, imposible que no jugaran". 

Las deudas que aún persigue en Oruro

Tancredi tuvo dos pasajes por San José de Oruro, en Bolivia, donde jugó a 3.700 metros de altura. 

Gol a Cajamarca por la Sudamericana 2019

"El cuerpo tiene memoria y me ayudaron mis experiencias previas en la altura de Colombia. Que cansa, cansa, aún si vivís ahí. Pero el que te visita siempre está más cansado que vos y ahí le sacás la ventaja". 

Tres veces refinanció la deuda que le quedó de su último pasaje por el club (2018), pero hasta la fecha solo pudo cobrar una cuota. 

Jugó con Mayer Candelo y Robinson "Rufay" Zapata  en Millonarios, con el "Maestrico" César González y Giancarlo Maldonado en Deportivo Táchira, con Gonzalo Martínez en Patriotas, donde lo dirigió otro señor entrenador, como Julio Avelino Comesaña. 

"En un momento soñé con jugar en Europa y llegar a la selección, mi carrera fue otra, pero estoy feliz de llevar 18 años jugando y de que todavía le puedo ser útil al equipo en el que quiero jugar", dice. Y todo vuelve a Las Cadenas. A las tribunas del Tróccoli. Al blanco y al celeste. A Cerro. 

"Cerro es distinto a todos, es especial y sé que no soy imparcial porque soy hincha. Cada uno de mis sueños de chico estaban ligados a esos colores. He tenido chances de ir a otro lado, pero me quise quedar. El club puede tener sus carencias, pero acá soy feliz".

El contrato de Tancredi se vence el 31 de diciembre. Pero tiene una cláusula de renovación automática para el caso de que el equipo ascienda. Si sube, el hincha de Cerro tendrá otra razón para celebrar. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...