Fútbol > NACIONAL

El Guti no defrauda

Como en 2014, el técnico agarró un equipo en la lona y lo llevó a la definición tras una larga cadena de aciertos desde la composición del cuadro; mirá la opinión de Cacho Blanco

Tiempo de lectura: -'

09 de diciembre de 2019 a las 05:01

Álvaro Gutiérrez logró revertir un pésimo arranque y consiguió el objetivo que se planteó cuando tomó las riendas del equipo en lugar del argentino Eduardo Domínguez. Nacional se encontraba nueve puntos abajo de Peñarol en el Apertura cuando el actual entrenador fue contratado con el objetivo de llegar a fin de año con posibilidades de ganar el Campeonato Uruguayo y cortar el tricampeonato de los aurinegros. Ganó la Tabla Anual y desde el miércoles empieza a definir el título de la temporada frente a Peñarol.

Esto de agarrar hierros calientes en Nacional no es nuevo para el Guti. En 2014 dejó de conducir a la Tercera para tomar el plantel principal que había perdido 5-0 frente a Peñarol. Quedaban tres partidos para que terminara el Clausura, no era tarea sencilla para el exvolante. Sin embargo, y pese a que el presidente Eduardo Ache lo puso en el cargo como interino, Gutiérrez salió adelante y fue campeón Uruguayo en la temporada 2014-2015. Desde entonces, el tricolor solo ganó el Uruguayo Especial de 2016, lo que aumenta su desafío.

 Lo primero que hizo cuando se encargó del equipo fue cambiar a la zaga. Incluyó a Guzmán Corujo y a Felipe Carvalho como centrales (no habían jugado con el argentino) en lugar de Rafael García y Marcos Angeleri. Al Rafa lo pasó al medio y a Angeleri al banco. También consolidó a Guillermo Cotugno en el lateral derecho, en lugar de Agustín Sant’Anna, quien quedó relegado. Armó un equipo sólido y ese es uno de los puntos fuertes del entrenador.

Formó también un doble cinco con García y Gabriel Neves, y delante de ellos una línea de tres con la participación de Santiago Rodríguez, Rodrigo Amaral (era suplente con Domínguez) y Gonzalo Castro, y adelante Gonzalo Bergessio. Si bien durante los primeros partidos el equipo se recostó bastante atrás y brindó una imagen de fútbol mezquino, de a poco se fueron soltando y lograron un rendimiento casi perfecto.

Nacional no había ganado en los primeros seis partidos dirigidos por Domínguez en el torneo local. Tenía cuatro empates y dos derrotas. Incluso en la final de la Supercopa, que el tricolor le ganó a Peñarol, el técnico argentino construyó un planteó súper defensivo con cinco defensores y rescató una igualdad; después ganó por penales, con una actuación descollante del golero Esteban Conde. Con Gutiérrez el panorama cambió y no perdió en los siguientes 10 partidos del Apertura.

Si bien participaba al mismo tiempo en la Copa Libertadores,  siempre dijo que el objetivo era el Uruguayo. Así, por ejemplo, para enfrentar a Cerro Porteño tres días después de ganarle a Cerro, el entrenador hizo siete cambios. Cuando terminó esa primera parte del año, habían desaparecido de su consideración jugadores que llegaron con Domínguez, como Gustavo Lorenzetti, Álvaro Pereira y Joaquín Arzura. También cambió al golero y le dio la oportunidad a Luis Mejía, quien se quedó con el puesto de Conde. Al final del Apertura el Coco se fue a Argentina.

Tras un notable arranque en el Clausura, el equipo bajó tras una caída contra River Plate en el Saroldi. Varios de los futbolistas bajaron su rendimiento, el equipo se desequilibró en varios partidos y generó un pequeño caos que llenó de dudas el tramo final del torneo. Sin embargo, a pesar de las críticas que recibió incluso desde la tribuna, Gutiérrez llegó a este momento con el crédito abierto y puede coronarse campeón Uruguayo (y cumplir el objetivo) en 180 minutos como mínimo. 

Las claves
El arco: acertó con Mejía Puso a Mejía en el arco, sacando a Conde que era el capitán del equipo y fue figura en la obtención de la Supercopa por penales.
La defensa: acertó con Corujo Lo primero que hizo cuando asumió fue armar una zaga nueva, con Guzmán Corujo y Felipe Carvalho como centrales. Pasó a Rafael García a la zona de volantes y sacó al argentino Angeleri.
Mediocampo: Hombres de la casa Joaquín Arzura y Gustavo Lorenzetti, argentinos que llegaron a principio de año, dejaron de ser protagonistas en el equipo como lo eran con Domínguez y armó un mediocampo bien de la casa, con García, Neves y Carballo.
Delantera: se la jugó por Amaral Permaneció Bergessio y le adosó a Rodrigo Amaral y al juvenil Santiago Rodríguez. Hizo debutar a  Thiago Vecino

 

Hoy opina: Juan Carlos Blanco, exjugador y exDT

La máquina continúa funcionando

Lamentablemente el jueves no se pudo definir directamente el Clausura por ese gol de Peñarol en la hora frente a Cerro Largo, pero tenemos la chance de esta final después de un primer tiempo complicado contra Juventud y un segundo tiempo donde se revirtió la situación y se consiguió un buen resultado.

Para el miércoles estamos con algunos problemas físicos, pero yo estuve en Los Céspedes y los jugadores están muy bien de ánimo y con ganas de aprovechar este momento, ganar el partido y después definir el Uruguayo con ventaja.

El equipo ha tenido altibajos, no ha sido parejo el rendimiento y al final del Clausura bajamos un poquito.

Cuando habíamos logrado hacer la diferencia la dejamos pasar en dos partidos perdidos y se acortó la distancia.

Pero esto es fútbol, también se juega muy seguido y no estamos acostumbrados, menos en un fútbol donde lo físico predomina cada vez más que lo futbolístico.

Pero por suerte Nacional tiene un plantel amplio.

Más allá del técnico de turno, el estilo de Nacional se identifica tradicionalmente con el buen fútbol.

Los chicos de abajo ya lo traen incorporado y el club tiene un estilo propio.

A veces hay que apelar al esfuerzo físico, pero Nacional es un equipo que trata muy bien la pelota.

Ojalá el miércoles podamos aprovechar este momento en el que el poderío de Peñarol está disminuido por las lesiones y sacar un buen resultado, que después sea definitivo.

Nacional puede ser que tenga la baja de Carvalho, no se sabe, pero Laborda está muy bien y hay un chico que es titular en Tercera que también tiene muy buenas condiciones.

Lo bueno del club es que trabaja muy bien en juveniles, la máquina sigue funcionando en ese sentido y es lo importante. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...