Mundo > Atentado

El italiano que salvó a su hijo en el atentado de Barcelona

Se puso delante del niño de cinco años cuando les sorprendió la furgoneta en las Ramblas

Tiempo de lectura: -'

20 de agosto de 2017 a las 12:03

El italiano Bruno Gulotta, de 35 años, paseaba por Las Ramblas de Barcelona, junto a su esposa y sus dos hijos. El niño de cinco años iba de su mano de su padre y su hermana bebé era llevada por su madre en una mochila canguro, cuando les sorprendió la furgoneta que arrolló a los peatones en esa céntrica y turística calle barcelonesa. En un artículo de El País de Madrid, se cuenta cómo Gulotta se puso delante de su hijo, con lo que logró salvar al niño, pero resultó atropellado y murió delante de su familia.

Gulotta trabajaba en Tom´s Hardware Italia, en Milán y se encontraba de vacaciones en Barcelona. Sus compañeros de trabajo se despidieron con un mensaje en la web:: "Era un amigo, un padre y un colega. Era una de las columnas de Tom's Hardware, un punto de referencia para todos. Le echaremos de menos. Un abrazo a Martina y a los pequeños".

Otro fallecido italiano es Luca Russo, un ingeniero de 25 años, di Bassano del Grappa, en la provincia de Vicenza (noreste de Italia) y que se encontraba en la capital catalana junto con su novia, Marta Scomazzon, que resultó herida, pero no de gravedad, según los medios italianos.

El presidente del gobierno italiano, Paolo Gentiloni, confirmó en su cuenta en Twitter los decesos y expresó su cercanía a las familias. "La libertad ganará a la barbarie del terrorismo", añadió el primer ministro italiano.


Embed









Comentarios