21 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,05 Venta 39,45
22 de enero 2024 - 5:04hs

En un desierto junto a la frontera con Pakistán, Gautam Adani, el magnate más controvertido de India, construye el mayor parque de energías renovables del mundo, una apuesta con la que el hombre más rico de Asia busca cimentar su fortuna.

Bajo un sol abrasador, miles de obreros construyen hileras de paneles solares, excavan el terreno que albergará las eólicas y desenrollan los cables que alimentarán el sistema.

El parque de energías renovables tendrá una extensión colosal de 726 kilómetros cuadrados, equivalente al tamaño de Nueva York.

Más noticias

Según los planes, cuando el proyecto esté terminado en 2027, generará 30 gigavatios de energía solar y eléctrica: 17 GW para Adani y el resto para otras empresas, suficiente para abastecer a 18 millones de personas.

El parque busca superar por tres la capacidad de producción de la represa de las Tres Gargantas, la más grande del mundo, situada en China.

El campo será "visible desde el espacio", afirma Adani, que fue brevemente el segundo hombre más rico del mundo en 2022 con una fortuna de US$ 154.000 millones.

Sus críticos aseguran que su éxito se debe en gran medida al primer ministro indio, Narendra Modi.

La empresa de inversiones estadounidense Hindenburg Research indica que su conglomerado fue acusado de "manipulación descarada" de sus acciones y de haber sostenido un fraude de contabilidad durante "décadas". Adani rechaza todas las acusaciones.

Los valores del imperio cayeron en más de US$ 150.000 millones, pero el magnate logró recuperar la mayor parte. Desde entonces, el empresario, de 61 años, gasta sin descanso en proyectos de transición energética.

India es el tercer mayor emisor de CO2 y el gobierno de Modi se ha posicionado contra el abandono progresivo del carbón.

AFP

Un "indio orgulloso"

El parque de energía renovable de Khavda es la joya de la corona de Adani Green Energy Limited, en la que la compañía francesa TotalEnergies adquirió una participación del 19,7% por US$ 2.500 millones en 2021.

En el puerto comercial de Mundra, uno de los mayores de India gestionado por el imperio Adani, se fabrica el material indispensable para su ofensiva en el sector de las renovables.

"Estamos creando uno de los ecosistemas de generación de energía renovable más grandes e integrados del mundo para la energía solar y eólica", escribió Gautam Adani en la red social X, donde se describe a sí mismo como un "indio orgulloso".

La ambición de India es crear 500 gigawatios de capacidad de producción de energía renovable para 2030. El objetivo es satisfacer la mitad de sus necesidades.

Adani afirmó que inyectaría cerca de US$ 100.000 millones en esa transición energética.

Sin embargo, India también planea aumentar su capacidad de producción de energía a partir de carbón y no aspira a ser neutra en carbono hasta 2070.

AFP

Ambiciones

Según Ashok Malik, de la consultora Asia Group, el grupo Adani cuenta con "activos muy sólidos" y "refleja las ambiciones, esperanzas y estrategia de India".

"Tiene mucho sentido que una empresa que solo participa en el sector energético indio empiece a buscar energías limpias y renovables para alejarse del carbón, incluso si el carbón no desaparece por completo", dijo el experto a AFP.

El lugar está a unos 75 kilómetros del pueblo más cercano y a 6 kilómetros de la frontera militarizada con Pakistán.

Proyectos como ese suelen tener importantes costes ambientales, pero el ecologista Mahendra Bhanani subraya que el parque está lejos de la población y de lugares reconocidos por su biodiversidad.

"La solar es mejor que muchas otras industrias químicas contaminantes", declaró.

(Con información de AFP)

Temas:

energías limpias

Seguí leyendo

Te Puede Interesar