Cargando...

Nacional > DE LA HAYA A BEIRUT

El matrimonio diplomático que quería un mismo destino y terminó a miles de kilómetros

A pesar de ser un reclamo histórico de funcionarios, el nuevo estatuto no contempla que parejas diplomáticas puedan trabajar en un mismo destino

Tiempo de lectura: -'

14 de octubre de 2018 a las 05:02

Tras hacer lo posible para coincidir en un mismo destino bajo el argumento de la unidad familiar, los embajadores Laura Dupuy y Ricardo Nario –que son pareja y tienen un hijo– decidieron renunciar a un mismo techo al aceptar dos destinos que están a 4.000 kilómetros de distancia y unas pocas horas de avión.

Este jueves se concretó el movimiento que llevará a que Nario deje de ser el embajador ante el Reino de los Países Bajos y pase a ser el jefe de misión en el Líbano. En La Haya quedará Dupuy en su lugar.

En una carta fechada el 11 de octubre de 2018 a la que accedió El Observador, el Reino de los Países Bajos le comunicó al gobierno uruguayo su beneplácito para que Dupuy sea la embajadora uruguaya en ese lugar.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino de los Países Bajos (…) tiene el honor de comunicar que el 8 de octubre de 2018 su majestad el rey ha concedido amablemente el acuerdo para la nominación de la Sra. Laura Dupuy como embajadora extraordinaria y plenipotenciaria de la República Oriental del Uruguay ante su corte”, estableció la misiva.

En tanto, en una carta fechada el 9 de octubre de 2018 a la que accedió El Observador, el gobierno del Líbano expresó su beneplácito para acreditar a Nario como embajador uruguayo en Beirut.

La intención de este matrimonio de diplomáticos era poder seguir desarrollando su actividad profesional y mantener al mismo tiempo su vida familiar. Por eso desde 2017 –cuando ambos cumplían funciones en puestos jerárquicos de la cancillería– intentaron que sus futuros destinos contemplaran sus necesidades personales y profesionales. Su primera apuesta fue la apertura de una nueva embajada en territorio holandés.

En marzo de 2017, el semanario Búsqueda informó que el gobierno holandés le había comunicado al Ministerio de Relaciones Exteriores que no había “bases legales” para la apertura de una nueva representación diplomática en ese país para que se acreditara ante algunos organismos internacionales que funcionan en La Haya.La intención del gobierno era abrir una segunda embajada en ese país con representación ante la Corte Internacional de Justicia y la Corte Permanente de Arbitraje.

“No hay bases legales para el establecimiento de una representación permanente para los otros organismos internacionales en La Haya. La Embajada (uruguaya) es libre de asignar a uno de sus funcionarios con la tarea de conducir el trabajo relacionado con esos organismos internacionales”, transmitió el gobierno de Holanda según la nota de Búsqueda.

Luego de las notas y tras una editorial del semanario, Dupuy escribió una carta a esa publicación en la que procuró hacer “aclaraciones”. Tras repasar parte de su carrera profesional, se dedicó al tema de fondo.

La diplomática afirmó que las distintas administraciones “intentan en la medida de los posible” asignar a las “parejas” del Servicio Exterior en la misma ciudad o país. “De hecho, actualmente es el caso de otros dos matrimonios. En nuestro caso concreto, lo única llamativo y causante evidentemente de envidia es que ambos hemos llegado –por concurso de oposición y méritos– a ser embajadores”, escribió.

Dupuy afirmó que tenían un hijo menor de edad y reivindicaba su derecho a ejercer su profesión y al trabajo, al tiempo que negó que se hubiera planteado “abrir una nueva embajada en los Países Bajo, con todo lo que ello implicaría de recursos materiales, sino asignar un recurso humano extra” que estuviera dedicado a los temas multilaterales que se abordan en La Haya.

Sin embargo, de acuerdo a la normativa ministerial “asignar un recurso humano extra” a la embajada no era posible dado que funcionarios del Servicio Exterior unidos en matrimonio no pueden ejercer simultáneamente funciones fuera de fronteras en un mismo Estado cuando existe una relación de jerarquía entre ambos, como sería en este caso.

En junio, El Observador informó que la cancillería había decidido reabrir el consulado general en Rotterdam y que Dupuy había pedido la volada para estar a cargo de esa dependencia, algo que también le estaría vedado por la razón antes explicada.

Los matrimonios como cuestión

Ante la nota de El Observador, el embajador Elbio Rosselli, representante uruguayo ante Naciones Unidas y amigo de la pareja, envió una carta que se publicó en el espacio para lectores de El Observador en la que criticaba la disposición “anacrónica” del estatuto que data de la dictadura.  

“El problema central es que el Estatuto del Servicio Exterior, anacrónicamente, prohíbe que un matrimonio de funcionarios preste servicio en un mismo destino”, escribió Rosselli, para quien las respuestas que la cancillería brindó históricamente a esta situación (“aprovechando circunstanciales vacantes sin ningún otro criterio que el de la proximidad geográfica, o la existencia de más de un tipo de representación diplomática o consular en estos casos”) no brindó “soluciones institucionales de fondo, sino arreglos momentáneos”.

Rosselli dijo que le constaba que, a instancias del canciller Rodolfo Nin Novoa, se estaba atendiendo este tema en la reformulación del estatuto del funcionario diplomático que en este momento está bajo examen del Parlamento.  

Sin embargo, la única modificación propuesta por el proyecto del Ejecutivo es en relación a la licencia que se otorga a los funcionarios que son matrimonio o  concubinos cuando uno de ellos es destinado a cumplir funciones en el exterior. El resto de la norma se mantiene en los mismos términos de lo que planteaba el estatuto de 1974.

El proyecto del Ministerio de Relaciones Exteriores fija, en su artículo 35, que “los funcionarios del Servicio Exterior vinculados por matrimonio o por unión concubinaria, podrán ejercer simultáneamente funciones en el exterior en un mismo Estado, siempre que el ejercicio de tales funciones no implique una relación jerárquica entre ambos”. 

Del total de representaciones uruguayas que hay en el mundo, solo en Estados Unidos (Washington y Nueva York), Suiza (Ginebra y Berna), Francia e Italia (Roma y Santa Sede) –donde hay misiones diplomáticas que funcionan de forma independiente– un matrimonio de funcionarios diplomáticos podría coincidir.

De forma que, más allá de la preocupación de las autoridades de la cancillería, la situación de los matrimonios que quieran desarrollar su vida profesional y mantener la vida familiar dentro de los parámetros normales seguirán tropezando con los mismos obstáculos.

La única diferencia ahora es la posibilidad que uno de los integrantes de la pareja se pueda tomar una licencia “especial”.

“Cuando uno de los cónyuges o concubinos sea destinado a desempeñar funciones permanentes en el exterior, el otro podrá solicitar licencia especial para acompañar al primero en el cumplimiento de su misión. La licencia especial será concedida por el período que el cónyuge o concubino destinado al exterior, permanezca en tal situación. El cónyuge o concubina que se encuentre usufructuando licencia especial, mientras se halle en tal situación, no percibirá ninguna remuneración, no podrá ser ascendido y no se le computará el tiempo a los efectos de la rotación”, agrega la norma.

Por lo pronto, Nario y Dupuy solucionaron el tema de la única forma que la Cancillería les permitió hacerlo: uno en Beirut y el otro en La Haya. 

Nota de redacción: La versión original de este artículo nombraba solo Estados Unidos y Suiza como los únicos destinos que tienen misiones indepenedientes, lo cual es un error.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...