Nacional > CANCILLERÍA

Un matrimonio de embajadores que pidió trabajar en el mismo país, la reapertura de un consulado y una discusión que casi se va a las manos

El gobierno reabrió el consulado en Rotterdam y contempló así la solicitud de dos funcionarios de alto rango que son pareja y quieren vivir juntos

Tiempo de lectura: -'

16 de junio de 2018 a las 05:00

Tras desestimar la posibilidad de abrir una segunda embajada en Holanda, el gobierno resolvió que reabrirá el consulado general en la ciudad de Rotterdam. Esta decisión genera suspicacias entre diplomáticos del servicio exterior por entender que el consulado lleva el nombre y apellido de una embajadora que es esposa del actual embajador en La Haya y que exige que la cancillería contemple su deseo de seguir desarrollando su carrera en el mismo lugar donde vive su familia.

En marzo de 2017, el semanario Búsqueda informó que el gobierno holandés le había comunicado al Ministerio de Relaciones Exteriores que no había "bases legales" para la apertura de una nueva representación diplomática en ese país para que se acreditara ante algunos organismos internacionales que funcionan en La Haya.

La intención del gobierno era abrir una segunda embajada en ese país con representación ante la Corte Internacional de Justicia y la Corte Permanente de Arbitraje.

Sin embargo, la respuesta de los holandeses no estaba acorde a las expectativas de la cancillería. El 15 de febrero llegó la comunicación del Reino de los Países Bajos en la que se le afirma al Poder Ejecutivo que de todas las organizaciones internacionales con sede en La Haya, solo la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) permitía a los Estados establecer una representación permanente ante la organización.

En ese sentido, el gobierno holandés establecía que Uruguay, al ser miembro de la OPAQ, podría abrir una oficina ante ese organismo pero entendía que no había méritos para abrir una segunda embajada.

"No hay bases legales para el establecimiento de una representación permanente para los otros organismos internacionales en La Haya. La Embajada (uruguaya) es libre de asignar a uno de sus funcionarios con la tarea de conducir el trabajo relacionado con esos organismos internacionales", transmitió el gobierno de Holanda según la nota de Búsqueda.

Insultos y amenazas

Además de la negativa de Holanda, la cancillería contaba con un informe desfavorable del entonces embajador uruguayo ante los Países Bajos, Álvaro Moerzinger. En una carta dirigida a la comisión directiva de la Asociación de Funcionarios del Servicio Exterior Uruguay (Afuseu), fechada el 1 de junio de 2018, el diplomático explicó que en diciembre de 2016 y "a solicitud de la superioridad" envió un informe sobre "la pertinencia de la apertura de una segunda representación diplomática" en ese país.

Moerzinger escribió que le constaba que ese informe "no fue compartido" por las autoridades "incluyendo los funcionarios directamente involucrados". Pero que, sin embargo, "se continuó con el trámite respectivo, que no resultó exitoso y que despertó" el interés de la prensa local "por sus especiales características".

¿Por qué Moerzinger hablaba de "funcionarios directamente involucrados" y de "especiales características"?

Algunos creían que la intención de la Cancillería con la apertura de la segunda embajada era darle un lugar de trabajo en los Países Bajos a Laura Dupuy, una diplomática de carrera quien fue directora general para asuntos Técnico-Administrativos del ministerio (número cuatro en la jerarquía). La embajadora Dupuy está casada con el embajador Ricardo Nario, otro funcionario de carrera y exdirector de Asuntos Económicos de la cancillería. Ellos son los funcionarios involucrados y esa es la "característica especial" del caso.

Nario fue designado como embajador de Uruguay en los Países Bajos y ambos tenían la ilusión de continuar sus carreras en un lugar que les permitiera mantener la convivencia familiar. Sin embargo, las normas que regula al servicio exterior no permiten que una pareja cumpla funciones en la misma representación diplomática. Y, por esta razón, pidieron una solución que contemplara su situación.

Moerzinger escribió que le consta que su informe no fue compartido por Nario y Dupuy porque experimentó la ira de uno de ellos en carne propia.

Moerzinger y Nario se cruzaron en el sexto piso de la cancillería cuando el primero volvió de su destino –abril de 2017- y aún cuando el segundo aún no se había ido –junio de 2017-. En un pequeño corredor que da a la puerta del despacho del director general y a metros del despacho del ministro, Nario lo increpó por el contenido de su informe, que era desfavorable a sus intereses. Según supo El Observador el intercambio fue muy violento en palabras, con amenazas de parte de Nario y estuvo al borde de irse a las manos. Varios funcionarios presenciaron el hecho pero el agresor no fue sancionado.

Eventualmente Nario viajó a su nuevo destino y con la negativa –en este caso del presidente de la República, Tabaré Vázquez- de abrir la segunda embajada, según consignó Búsqueda en mayo de 2017.

Otra oportunidad

La pareja se fue a Holanda y Dupuy lo hizo en un régimen de licencia sin goce de sueldo, lo cual está previsto en la cancillería. Sin embargo, ahora tendrá la posibilidad de continuar su carrera a pocos kilómetros de su esposo –tal como lo hicieron antes en Suiza- cuando Nario era el embajador en Berna y Dupuy estaba en Ginebra.

Una resolución del 11 de junio de 2018 firmada por el presidente establece que vista la voluntad de los gobiernos de Uruguay y Países Bajos de "desarrollar aún más las relaciones de amistad" se dispuso la apertura de un consulado general en la ciudad de Rotterdam. Esa ciudad está a 25 kilómetros de La Haya, donde trabaja su esposo.

Si bien Dupuy aún no fue designada oficialmente como cónsul en Rotterdam, fuentes diplomáticas dijeron a El Observador que el espacio está reservado para ella. De esta manera, el ministerio podría darle funciones diplomáticas en el mismo país donde trabaja su esposo con bases legales.

La decisión de la cancillería de abrir en Rotterdam va contra la política de esta administración de focalizarse en el desarrollo de los vínculos en el continente asiático. De hecho, el mismo día que se publicó la resolución de la apertura de este consulado se resolvió la apertura de un consulado de distrito en Ulán Bator, capital de Mongolia. Europa es el segundo continente donde Uruguay tiene la mayor representación diplomática, después de las Américas. Atrás vienen Asia y África. Por eso el gobierno había apostado a fortalecer su presencia en Asia con la apertura y reapertura de embajadas y consulados tanto en el Golfo arábigo como en el Pacífico.

Lea también: Cancillería trabaja en el rediseño del servicio exterior

Por otro lado, desde la cancillería se argumenta que Rotterdam es un lugar estratégico y que su puerto oficia como puerta de entrada de productos uruguayos a Europa. De todas maneras, también es verdad que los consulados ya no tienen la misma importancia desde el punto de vista comercial que tuvieron otrora.

Luego de las notas publicadas por Búsqueda y tras una editorial del semanario, Dupuy escribió una carta a esa publicación en la que procura hacer "aclaraciones". Tras repasar parte de su carrera profesional, se dedica al tema de fondo.

La diplomática afirmó que las distintas administraciones "intentan en la medida de los posible" asignar a las "parejas" del Servicio Exterior en la misma ciudad o país. "De hecho, actualmente es el caso de otros dos matrimonios. En nuestro caso concreto, lo única llamativo y causante evidentemente de envidia es que ambos hemos llegado –por concurso de oposición y méritos- a ser embajadores", escribió.

Dupuy afirma que tuenen un hijo menor de edad y reivindica su derecho a ejercer su profesión y al trabajo, al tiempo que niega que se hubiera planteado "abrir una nueva embajada en los Países Bajo, con todo lo que ello implicaría de recursos materiales, sino asignar un recurso humano extra" que estuviera dedicado a los temas multilaterales que se abordan en La Haya.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...