Cargando...

Mundo > Medio Oriente

El movimiento palestino Hamas reanuda sus relaciones con Siria después de una década

Tras diez años de separación y presionado por el creciente número de países árabes que normalizan sus vínculos con Israel, Hamas se apoya nuevamente en Siria y sus aliados

Tiempo de lectura: -'

26 de septiembre de 2022 a las 05:02

Hamas, el movimiento que controla el gobierno de la franja de Gaza, ha dado un giro en su política hacia la República Árabe Siria después de 10 años de haberse distanciado de ella.

En efecto, hacia 2012, Hamas apoyó públicamente un levantamiento popular contra el presidente sirio Bashar al-Assad, declarando por boca de uno de sus dirigentes, Ismael Haniya, que “saludaba las naciones protagonistas de la ‘primavera árabe’ y al heroico pueblo sirio que lucha por libertad, democracia y reformas”.

La ruptura total se produjo cuanto Hamas rechazó la presión de Assad para apoyar su gobierno y optó por apoyar a la oposición, lo que motivó su expulsión del territorio sirio y su instalación en Qatar.

Siria tuvo siempre fuertes relaciones con el movimiento palestino para el que representó un refugio seguro a principios de 2.000 y el lugar de residencia de al menos 500.000 palestinos

La noticia de la recomposición de los lazos que unían a Hamas con Damasco ha causado revuelo en el mundo árabe, aunque no sorpresa ya que la decisión de Hamas, según los analistas, refleja el apoyo actual de su aliado Irán (junto a Hezbollah del Libano) y de la propia Siria en su lucha contra Israel.

Charles Lister, académico del Instituto de Medio Oriente, un centro cultural y de investigación independiente de Washington D. C., estima que, pese a haber estado alejado de Siria, Hamas nunca rompió totalmente con Assad, lo que le permite ahora retomar los vínculos plenamente.

“La existencia de Hamas está definida por su lucha contra Israel, y para sostener esa lucha necesita no solamente el apoyo estratégico de Irán sino el de Siria también”, le dijo Lister a Al Jazeera.

Un alto dirigente de Hamas, Basseim Naim, le dijo a Al Jazeera que, pese al aparente congelamiento de las relaciones, ambas partes mantuvieron siempre conversaciones ya que Hamas “nunca había decidido cortar los lazos con Siria”.

Este mes, el movimiento declaró que estaba agradecido a Siria por haber abrazado la causa del pueblo palestino y su resistencia por varios años. Y agregó que Hamas apoyaba a Siria frente a la “brutal agresión” del que era objeto, aludiendo a la escalada en los ataques de Israel sobre territorio, especialmente por el bombardeo del aeropuerto internacional de Damasco.

Naim, que dirige el consejo de política y relaciones exteriores de Hamas, afirmó que “la base de nuestro compromiso en la región es la continuidad de la causa palestina y necesitamos el apoyo de los países y pueblos árabes y musulmanes”.

“La única relación que rechazamos es con la ocupación israelí y ya que algunos países árabes han elegido normalizar sus relaciones con Israel, es lógico que nos pongamos al lado de los que han elegido la resistencia contra el enemigo sionista”, agregó Naim.

Naim se refería a Emiratos Árabes Unidos, Baharein, Sudan y Marruecos que normalizaron sus relaciones con Tel Aviv en 2020 con la mediación de Estados Unidos.

Teheran y Hezbollah, por cuerda separada, han alabado el retorno de Hamas y el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Nasser Kanani, dijo en conferencia de prensa que la reanudación de los vínculos era en interés del pueblo palestino y fortalecía la lucha contra Israel.

La maniobra de Hamas consistiría no sólo en la restauración de los vínculos con Siria sino en la restauración del “eje de la resistencia” que incluye a Irán y Hezbolllah, según el análisis de Somdeep Sen, profesor asociado en el desarrollo de Estudios Internacionales de la Universidad de Roskilde en Dinamarca, quien estima también que en la medida en que Turquía y varios países árabes normalizan relaciones con Israel, a la resistencia palestina le quedan pocas opciones en términos de alianzas en la región.

Para el analista sirio Karam Shaar, es el aislamiento en el que estaba quedando Hamas lo que motivó su cercanía con Irán que a su vez lo presionó para que recompusiera sus vínculos con Siria.

Pero el realineamiento de Hamas con Irán y Siria pone podría poner en riesgo sus vínculos con Qatar, su principal apoyo en los años de separación con Siria.

Doha no sólo acogió a los líderes de Hamas cuando se retiraron de Siria en 2012, sino que entregó a los palestinos millones de dólares en ayuda a los palestinos de Gaza.

Este apoyo implicó que Hamas comenzó a depender cada vez más de Qatar para mantener la construcción de viviendas, los sistemas educativos, y el abastecimiento de materiales y combustibles en la sitiada franja de Gaza.

Lo más intrigante de la dinámica en la relación entre Hamas y Qatar reside en que Doha es el gobierno de la región más determinado en impedir la estabilización del régimen de Assad, le dijo Liste a Al Jazeera. Y agregó que “el tiempo dirá si Doha puede continuar compatibilizando estos dos círculos contradictorios”.

El profesor Sen estima que, dado que muchas voces árabes y sirias en las redes sociales han condenado el regreso de Hamas a Siria, la reputación del movimiento podría resentirse y motivar la pérdida de apoyo en el mundo árabe.

 

 

 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...