Nacional > Sicariato

El Oreja Donato y la trama que terminó con el asesinato de la madre de su hijo

Las mujeres, de 20 y 24 años, iban a trabajar cuando fueron atacadas a las cinco de la mañana

Tiempo de lectura: -'

12 de octubre de 2018 a las 09:39

La Justicia envió a prisión preventiva por 180 días a dos jóvenes de 16 y 18 años por el asesinato a una mujer de 20 este miércoles a las cinco de la mañana, en los alrededores del estadio Luis Tróccoli, en el barrio de El Tobogán. La mujer estaba yendo a trabajar y caminaba junto a una amiga, de 24 años, que se salvó de milagro: una de las balas se incrustó en su frente pero no entró en el cráneo. 

El fiscal de Homicidios, Juan Gómez, acusó al joven –que fue recluido en el Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescentes la espera del juicio oral– de dos delitos de homicidio, uno consumado y otro en grado de tentativa, y a su compañera como coautora de los mismos cargos, según informó Subrayado y confirmó El Observador.

El menor declaró este jueves en el juzgado que un recluso internado en la cárcel Santiago Vázquez (ex Comcar) lo había amenazado para que cometiera ese asesinato. El fiscal le preguntó al menor si le había contado a alguien que estaba bajo amenaza, pero el joven dijo que no.

Según la versión de los imputados, la coautora del homicidio conocía a la víctima porque ambas tuvieron una relación con Javier Chagas León, conocido como el Oreja Donato. Las dos mujeres tuvieron un hijo con el delincuente, hoy preso en Brasil, y requerido por la Justicia uruguaya por varios crímenes.

Se lo investiga por el asesinato a una pareja de paraguayos, Ramón Agustín Quevedo Arce (40) y Claudia Rossana Guerrero Camacho (45), quienes circulaban por la avenida Giannattasio una medianoche de un sábado de febrero de 2016: fueron acribillados a balazos y Quevedo –un conocido narcotraficante en Paraguay–, que era quien iba al volante, perdió el control del vehículo y atropelló a una adolescente de 16 años que se dirigía a un toque en Solymar.

Donato también es investigado por otro doble homicidio: un hombre de 25 años y un bebé de poco más de 12 meses, que murieron en Casabó en el transcurso de un tiroteo el sábado anterior al asesinato de los paraguayos. La víctima estaba sentada con otro hombre cuando llegaron dos delincuentes en una moto. Dispararon 12 veces contra uno de ellos, que murió en el acto. Una bala ingresó en el cuerpo del bebé, que falleció horas después en el hospital Pereira Rossell. Las balas también impactaron contra el tío del joven que estaba con ellos, de 40 años, pero no lo mataron.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.